¿Cómo dejar una relación sin hacer daño? 8 claves (consejos) para no lastimar a la pareja

Dejar una relación es una decisión muy difícil de tomar, aunque hay veces en las que la ruptura es la única solución para una pareja. No obstante, es esencial gestionar la situación sin dañar a la otra persona.

como-dejar-relacion-sin-hacer-daño

Siempre que iniciamos una relación de pareja el amor y la ilusión nos dan la certeza de que estaremos siempre con esa persona. Aunque por supuesto esta creencia a veces se cumple, lo cierto es que en otras ocasiones la relación se ve perjudicada por diversos factores, lo que conduce a la ruptura entre ambos.

Cuando el amor termina: ¿cómo lo podemos gestionar?

Finalizar una relación sentimental es una de las decisiones más dolorosas que se pueden tomar. No resulta fácil separarse de alguien por el que se han tenido sentimientos muy intensos y que ha sido un compañero de vida y experiencias. Debido a lo complejo que resulta dar este paso, es natural que pase un tiempo más o menos prolongado de dudas e incertidumbre, en el que no se sabe con seguridad cuál será el desenlace de la situación. No podemos olvidar que las crisis son algo normal en todas las parejas, pero dependiendo de cada caso estás podrán resolverse o no.

No tiene sentido mantener en el tiempo el vínculo de pareja si este ya no reporta felicidad y bienestar, al menos, a uno de los dos. Dejar una relación cuando ésta ha dejado de funcionar no te hace una peor persona, pues lo que marcará la diferencia es el cómo lo hagas. Si te encuentras en un escenario como este y te estás replanteando poner punto y final a tu relación, es importante saber gestionar la situación de manera que se dañe al otro lo menos posible.

La forma en la que cierres ese capítulo de tu vida influirá mucho en cómo ambos os recupereis tras la separación y en el recuerdo que quede una vez hayáis terminado. Al fin y al cabo, que el amor haya terminado no significa que ya no deba existir respeto, empatía y afecto hacia el otro. Debido a la importancia que tiene dejar una relación sin herir a la otra persona, en este artículo vamos a conocer algunas pautas interesantes para conseguirlo.

terminar-relacion

¿Cómo puedo terminar con mi pareja sin hacerle sufrir?

Como venimos comentando, dejar una relación puede ser una decisión muy difícil de tomar. Sin embargo, hay veces en las que la ruptura es la única solución para una pareja. Además, aunque a corto plazo la separación sea muy dura, a largo plazo será beneficiosa porque permitirá a ambos rehacer vuestras respectivas vidas y ser de nuevo felices.

Antes de conocer las claves para finalizar tu relación de la forma menos dañina posible, es fundamental que estés seguro del paso que vas a dar. En caso de que tengas dudas, es necesario que te tomes un tiempo para reflexionar y plantearte cuestiones que, quizá, nunca antes habías sopesado. Aunque a veces no es fácil, debes ser honesto contigo mismo para saber con seguridad qué quieres. Por ejemplo:

  • Piensa si la relación que tienes en la actualidad se ajusta a lo que tu quieres realmente. ¿Encaja lo que tienes con lo que esperas de una relación de pareja?
  • Plantéate si estás realmente enamorado o, por el contrario, estás buscando evitar la soledad o llenar vacíos.
  • Reflexiona acerca de si tu pareja y tú ponéis de vuestra parte y os dáis lo que ambos necesitáis.
  • Valora si es posible buscar otras alternativas para resolver la situación o, por el contrario, ya has explotado todas las opciones posibles.
  • Piensa si existe una tercera persona por la que estás experimentando sentimientos.

Si una vez valorados estos puntos concluyes que la única opción posible es la ruptura, entonces debes armarte de fuerza para dar el paso y adaptarte a la situación posterior a la separación, que a largo plazo será beneficiosa para ti y la otra persona. Con el fin de evitar herir a tu pareja, aquí te dejamos algunas claves que te pueden ayudar.

1. Encuentra el momento

En primer lugar, es importante recalcar que no existe el momento ideal para terminar una relación. Muchas personas posponen continuamente la ruptura porque ningún momento les resulta óptimo. Aunque esto es un error, también cabe decir que hablar de una cuestión tan delicada requiere elegir un momento mínimamente oportuno.

Por este motivo, es recomendable que comuniques tu decisión a tu pareja en una situación en la que ambos estéis calmados y tranquilos. Sacar el tema en medio de una discusión o de un estado de agitación emocional solo servirá para empeorar las cosas.

cortar-relacion-sin-hacer-daño

2. Busca un lugar tranquilo

Elegir el momento adecuado es importante, pero también lo es el lugar. Procura hablar con tu pareja en un entorno tranquilo, sin distractores, donde podáis estar solos y no rodeados de otras personas. Aunque pueda parecer muy evidente, estos detalles pueden cambiar notablemente la disposición de la otra persona para hablar.

2. Sé honesto

Es importante que seas honesto con tu pareja, es decir, que no le mientas ni le ocultes información. Evita dar rodeos y decir medias verdades, pues esto confundirá a tu pareja y le hará sufrir más aún.

3. No envíes mensajes ambiguos

En los momentos de nervios y tensión podemos tratar de utilizar eufemismos para no decir las cosas tal y como son por miedo a cómo pueda reaccionar la otra persona. Sin embargo, esto puede hacer que el mensaje no sea claro y tu pareja no entienda bien qué sucede. De igual forma, es fundamental que no des falsas esperanzas.

Si deseas finalizar tu relación definitivamente, no dejes la puerta abierta a reconciliaciones, ya que esto impedirá al otro cerrar el capítulo, elaborar su propio duelo y rehacer su vida. En este sentido, tampoco es recomendable mantener el contacto después de haber roto, ya que seguir compartiendo pensamientos, experiencias y sentimientos puede ser contraproducente.

4. Menciona aspectos positivos de la relación

Que la relación se haya terminado no invalida todas las vivencias que ambos habéis compartido. Por este motivo, al terminar con tu pareja también es importante que señales todo lo positivo que el vínculo entre ambos te ha dado. Habitualmente, la persona que da el paso de finalizar la relación es vista como alguien malo y frío, pero esto no tiene por qué ser así.

Como ya comentamos, la separación es a veces lo mejor para ambos y lo importante es saber cómo gestionarla para herir lo mínimo posible al otro. Romper con tu pareja no te hace peor persona, pero herirle a propósito sí. Por ello, recalcar esa parte positiva es importante para que el otro no se sienta avasallado.

dejar-relacion-sin-hacer-daño

5. Da la cara

En la actualidad es, por desgracia, muy habitual que uno de los dos rompa con el otro mediante teléfono o redes sociales. Aunque las tecnologías nos ayudan a comunicarnos, hay ciertas conversaciones que deben realizarse cara a cara. Comunicar a tu pareja que quieres finalizar la relación es una de ellas.

De lo contrario, finalizarás la relación de forma fría y poco respetuosa con la persona con la que has compartido sentimientos y muchas vivencias. Aunque el amor se haya acabado, no olvides que el otro merece no ser herido y tratado con todo el respeto. Piensa si no cómo te podrías sentir si tu pareja rompiera contigo de esa forma… Sufriríras mucho, ¿verdad?

Si te agobia no poder expresarte correctamente con la otra persona, puedes quedar con ella y transmitirle lo que quieres decir mediante una carta. De esta manera, podrás plasmar lo que quieres decir de manera organizada sin renunciar a dedicar un tiempo y espacio a la otra persona.

6. Asume tu responsabilidad

Cuando el amor se acaba tendemos a percibir de forma más acusada los defectos del otro y ensalzamos todo aquello que no nos gusta o ha hecho mal. Sin embargo, no podemos olvidar que una pareja se conforma por dos personas, por lo que ambos sois igualmente responsables del curso de la relación. Por ello, si decides terminar con la otra persona, no le eches la culpa ni le hagas responsable de todo lo malo que os ha sucedido. Las relaciones pueden complicarse por muchos motivos y los dos podéis cometer errores, por lo que la mejor actitud es la de reconocer con humildad tu parte de responsabilidad.

7. Tomaros un respiro

Las rupturas son muy difíciles y generan un torbellino de emociones. A veces, aún siguiendo todas estas indicaciones, tu pareja puede mostrarse grosera o puede herirte. Si la situación se sale de lo normal y esto ocurre, no entres a discutir. Es mejor proponer unos minutos para retomar la calma. Podéis dar un paseo o separaros durante un rato hasta que la situación vuelva a estar tranquila.

8. Darse un tiempo

Muchas parejas recurren, antes de la ruptura definitiva, a darse un tiempo. Es decir, se separan para pensar acerca de su relación y ver si quieren o no continuar juntos. Aunque esto es más que habitual, lo cierto es que puede ser problemático. Cuando una pareja se separa temporalmente y deja de convivir, esto puede deteriorar aún más el vínculo, haciendo bajar la motivación por arreglar las cosas entre ambos.

Además, esto también puede favorecer que cada uno conozca a otras personas y pueda aparecer un tercero en la ecuación. Por ello, si la relación está muy deteriorada, lo mejor es romper de forma definitiva. Si aún conserváis esperanza por resolver los problemas entre ambos, continuad juntos y buscad ayuda si es necesario. Por ejemplo, la terapia de pareja puede ser una opción muy interesante.

dejar-pareja-sin-hacer-daño
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies