Prevención del Bullying: 10 consejos para prevenir el Acoso Escolar

El acoso escolar o Bullying es un tipo de violencia psicológica y/o física que se produce en el ámbito escolar entre menores de edad. Veamos cómo prevenir este acoso en el aula por parte de profesores y padres.

consejos-para-prevenir-acoso-escolar

El acoso escolar es un tipo de maltrato tanto físico como psicológico que sucede en el colegio y en el que se ven implicados dos o más alumnos de la escuela. Las consecuencias que comporta el acoso escolar son muy graves pudiendo derivar en hechos fatales como es el suicidio.

Por este motivo no debemos minusvalorar las preocupaciones que nos expresen nuestros alumnos o nuestros hijos, ya que actuar de manera preventiva puede evitar la aparición de afecciones peores, la conducta de acoso tiende a perdurar en el tiempo si no se actúa, incrementando cada vez más la gravedad de los actos.

Existen estrategias que podemos realizar para fomentar una buena relación entre compañeros, así como con los padres y los profesores, que los niños muestren confianza y se sientan apoyados. Del mismo modo, procuraremos trabajar un buen nivel de autoestima en los niños y adolescentes así como una buena regulación emocional. En este artículo hablaremos del acoso escolar, presentando algunos consejos que pueden ser útiles para prevenir la aparición de este tipo de maltrato.

¿Qué es el Bullying?

El acoso escolar, también conocido como bullying, es un tipo de maltrato, de violencia, que se realiza en el ámbito escolar entre compañeros. El maltrato puede ser tanto físico como psicológico y tiende a presentarse en las aulas o en el patio aunque también puede seguir y expandirse fuera del entorno del colegio, por ejemplo en las redes sociales.

El acoso puede realizarse por un o más sujetos hacía una o más víctimas, quienes se encuentran en inferioridad o desigualdad de condiciones. Asimismo la conducta violenta se realiza de forma reiterada, es decir, es continuada en el tiempo y la mayoría de ocasiones tiende ir a peor, incrementando el grado de crueldad y la gravedad de la acción.

¿Cómo puede prevenirse el acoso en el aula?

De este modo, dadas las consecuencias terribles que comporta es fundamental prevenir y erradicar cualquier tipo de acoso escolar. Debemos concienciar a los alumnos de la gravedad del acoso, del dolor que genera y de los terribles resultados que puede producir como es el suicidio. El objetivo debe ser educar para que no se ejerza acoso y actuar y denunciar el acoso cuando sean conocedores que este está teniendo lugar.

Tenemos que transmitir a los sujetos que sin víctimas de acoso, la mejor opción para frenar la conducta de maltrato es comunicarlo a una persona adulta, como puede ser un profesor o los padres. A continuación te citamos algunos consejos para prevenir la aparición de acoso escolar.

1. Estar atento de posibles cambios

La conducta de acoso pese a producirse en la escuela suele presentarse cuando ningún adulto o profesor está delante. Por este motivo frecuentemente no la observamos de forma directa pero sí podremos percibir las consecuencias que esta genera. Como ya hemos mencionado el acoso comporta malestar en la víctima que se expresa externamente como cambios en la conducta, en su estado de ánimo, en su rendimiento escolar.

Así pues, es fundamental que los mayores estemos atentos de cómo evolucionan y progresan los niños o adolescentes para detectar cualquier cambio en su comportamiento que nos pueda indicar que algo no va bien y debemos indagar cuál es la causa.

prevencion-bullying

2. Educar en el no acoso

Como ya avanzamos un punto muy importante es educar y hablar del tema en el aula. Hablar de un tema no hace que este suceda, es decir, informar del acoso en el aula no incita a realizar comportamientos violentos, sino todo lo contrario puede prevenir su aparición ya que formamos en la no realización de estos actos y enseñamos también el modo de proceder si somos víctimas o testigos de acoso. Comunicaremos también que siempre hay solución y que pueden recibir ayuda.

Debemos explicar qué es el acoso y las consecuencias terribles que comporta, ya que pese a ser niños pueden comprender la gravedad de la situación, utilizando siempre un modo de transmitir acorde a sus edades.

3. No subestimar a los niños

Suele suceder que cuando nos hacemos mayores olvidemos como nos sentíamos o las preocupaciones que teníamos de pequeños y que cuando un niño o adolescente nos expresa alguna preocupación, problema o malestar puede que restemos importancia, pensando que es cosa de niños y que se les pasará enseguida.

Pero contrariamente esta información que nos comunica el niño debemos tenerla en cuenta, e indagar más sobre el hecho y cómo se siente el niño. Ya que si ignoramos la cuestión estamos transmitiendo al niño que no nos importa cómo se siente, consiguiendo que no nos vuelva a contar nada en el futuro, al mismo tiempo que estamos pasando por alto una posible situación de acoso que podríamos prevenir o en la que podríamos intervenir.

Toda información que nos expresa un niño o adolescente es importante y más si se muestra preocupado o con malestar. No debemos normalizar el acoso o la violencia entre niños ya que son igual de graves y crueles y no son “cosas de crios”.

4. Actuar ante la mínima sospecha

Ante la mínima sospecha o indicador de posible acoso debemos indagar y actuar si fuera necesario. En estas circunstancias, ante la duda, es mejor actuar e informarnos de qué está sucediendo, y no restarle importancia, pues las consecuencias por no hacer nada son realmente graves y mucho peor que actuar preventivamente.

5. Comunicación familia-escuela

Es importante que el colegio trabaje de manera conjunta con la familia para la adecuada educación del niño. La comunicación entre padres y profesores es fundamental para detectar posibles cambios en la conducta del niño y conocer toda la información vinculada a él en los distintos contextos.

Asimismo, si detectamos una situación de acoso es necesario informar a las familias tanto de la víctima como del agresor. Como es lógico sus padres deben ser los primeros en conocer lo que está sucediendo para poder empezar a trabajar de manera conjunta. De igual forma es útil proporcionar a los padres la información pertinente sobre acoso, para que sepan qué implica y cuáles son los mejores modos de actuación.

como-prevenir-acoso-escolar

6. Trabajo de habilidades en el aula

Trabajar habilidades positivas en el aula como puede ser la empatía, el respeto, la asertividad, etc, es importante. A veces nos centramos solo en el conocimiento académico, olvidando otro tipo de formación que también es importante como el entrenamiento en buenas conductas, para favorecer que la dinámica del grupo clase sea mejor, haya menos conflictos. Del mismo modo, con el aprendizaje de estas habilidades se verán beneficiados otros ámbitos en la vida de los niños.

Sobre todo en niños, es necesario repetir y mantener presente los distintos conocimientos que queremos que adquieran, puesto que si solo los tratamos una vez, de manera puntual, es menos probable que aprendan la información.

7. Trabajar una buena comunicación

Trabajar y entrenar cómo comunicarnos de forma adecuada es fundamental para lograr una mejor relación entre los compañeros de clase. Comunicarnos no siempre es fácil y más hacerlo de manera adecuada. Hay niños que desarrollan modos incorrectos, como conductas agresivas para comunicar su malestar o niños que al no saber como exteriorizar lo que siente se lo quedan para ellos, repercutiendo así que podamos actuar si fuera necesario.

8. Trabajo de las emociones

Identificar y darle nombre a las distintas emociones que nos pueden suceder no es fácil y más si el sujeto es menor de edad. Por esta razón es tan importante trabajar el conocimiento de las distintas emociones tanto en casa como en la escuela, para que aprendan a identificarlas, dar nombre a cómo se sienten y puedan expresarla de forma correcta para así poder controlarlas y que no suceda al contrario, que las emociones los controlen a ellos.

9. Establece una relación de confianza

Mantener una relación de confianza con el menor tanto en el colegio como en casa es fundamental para que pueda expresarnos cómo se siente o qué le preocupa. Para trabajar la confianza es necesario que el niño o adolescente perciba que le escuchamos, que nos interesamos por lo que le sucede y que le damos importancia a las cosas que nos comunica. Este aprendizaje debemos hacerlo desde bien pequeños para que sea más fácil establecer este vínculo de confianza.

Si el niño siente que no le damos valor a las cosas que nos cuenta y que no actuamos para intentar ayudarlo, será imposible establecer una relación de confianza y por tanto será muy difícil que nos cuente los problemas que puede tener ya que no verá en nosotros un apoyo.

10. Trabajar la autoestima

Niveles adecuados de autoestima, entendida como el sentimiento que tenemos hacia nosotros mismo, la valoración que hacemos de nosotros, son fundamentales para el buen funcionamiento del sujeto. Vinculado con el acoso, las afectaciones en la autoestima se pueden observar tanto en la víctima, que puede mostrar bajos niveles desde el inicio o verse reducidos por culpa del acoso, como en los agresores, ya que en muchas ocasiones la conducta violenta se realiza como modo de expresión, de desahogo del propio malestar.

Así pues, será imprescindible trabajar la autoestima, reforzando una buena valoración de uno mismo y establecer un buen nivel de esta habilidad que se mantenga pese a que las condiciones del entorno no acompañen.

prevencion-acoso-escolar
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies