Las 6 diferencias entre Adicción y Vicio (explicadas)

Las adicciones son trastornos cerebrales basadas en la dependencia a una sustancia, emoción o conducta. Pero es un error usar este término como sinónimo de vicio, pues apelan a realidades distintas.

diferencias-adiccion-vicio

Adicción y vicio son términos que se pueden confundir pero debemos tener presente que las adicciones se consideran un trastorno mental y los vicios, no. Entendemos por adicción la realización de una conducta peligrosa o consumo de sustancia de manera repetida y por vicio la presencia de una conducta de forma habitual que es considerada inmoral por la sociedad.

Vemos así como en el caso del vicio su valoración depende de qué entendamos por bueno y malo, en cambio en la adicción evaluamos como la conducta repercute en la vida de la persona. Así pues, será fundamental intervenir en el caso de las adicciones para que el sujeto recupere su funcionalidad y en el caso de los vicios, aunque no se consideran trastornos, también podemos trabajar para que estos disminuyan y no afecten a nuestras relaciones sociales. En este artículo te definimos los conceptos de adicción y vicio y te planteamos las principales diferencias que se dan entre ellos dos.

¿Qué es una adicción? ¿Y un vicio?

Se entiende por adicción la repetición habitual de una conducta peligrosa o el consumo de sustancias, comúnmente drogas, que generan una gran dependencia tanto psicológica como fisiológica y no es fácil prescindir de ellas. De este modo, las características más destacables son el consumo abusivo y la realización compulsiva de la conducta.

Los aspectos más relevantes de la conducta adictiva son los siguientes: aparece un fuerte deseo para efectuar la conducta, la capacidad para controlar y disminuir la conducta está deteriorada, cuando el sujeto tiene dificultades o se le prohíbe realizar la conducta aparece en él un gran malestar o ansiedad y sigue ejecutando la conducta pese a saber y comprobar que esta genera consecuencias negativas y peligrosas. Como ejemplo de adicción podemos citar las drogas o fármacos, a las compras, al sexo, a la comida, al juego, a las tecnologías… Conductas que si hacemos en exceso altera nuestra vida.

El vicio se define como un hábito, como una conducta repetitiva, de efectuar algo mal hecho, que se considera perjudicial o peligroso para uno o para los demás y que es inmoral, es decir, que es una conducta contraria a las creencias o valores de la sociedad.

Como ejemplos de vicio se consideran las conductas que la sociedad considera negativas y quepresentan también influencia de la cultura y de la religión. Estas pueden ser la arrogancia, la avaricia, la gula, la lujuria, la pereza, la vanidad, la cobardía o la crueldad.

que-es-adiccion

Vicio y adicción: ¿en qué se diferencian?

Ahora que conocemos mejor como se define cada concepto y cuáles son sus principales características, pasaremos a presentar las principales diferencias para distinguir mejor los términos y así saber cuál usar en cada momento.

1. Gravedad de la acción

Una de las principales diferencias es la consideración o no de trastorno mental. Entendemos por trastorno un estado donde se encuentra afectada la funcionalidad del individuo, dicho de otro modo, son alteraciones que repercuten en la vida del individuo y producen afectación en su actividad normal y/o malestar.

Así pues, la adicción es definida como un trastorno mental que puede repercutir gravemente en la salud física, psicológica, en las relaciones sociales y en el ámbito laboral del sujeto. En cambio, el vicio es una acción valorada negativamente pero no se considera como tal un trastorno. Aún así no debemos restar importancia a la conducta viciosa, ya que puede derivar en una alteración mayor.

Si colocamos los dos términos en una recta, en una misma dimensión, la adicción la situamos como más grave que el vicio, pero si este no se controla puede acabar afectando la vida cotidiana de la persona y por tanto considerándose también un trastorno.

2. Ámbitos afectados

En el caso de las adicciones es habitual que primero se altera la parte más orgánica, afectando luego al funcionamiento personal y las relaciones sociales, en cambio los vicios afectan sobretodo el ámbito social, de las relaciones, ya que la percepción de un comportamiento considerado inmoral genera un rechazo por parte de la gente que nos rodea.

adiccion-drogas

3. Influencia social

Como hemos visto en la definición de vicio, este se considera una mala conducta teniendo en cuenta la moral, qué está bien y qué mal, y el aprendizaje que obtenemos de la sociedad donde vivimos.

De este modo, a pesar de que las conductas adictivas también tienen una valoración negativa por parte de la sociedad, estas no están tan vinculadas con la moralidad, se refieren a actividades como fumar y no tanto a características de la propia persona de su identidad como sería el egocentrismo, egoísmo, dula o avaricia.

4. Efectuar un diagnóstico

Relacionado con lo presentado hasta el momento, la consideración de una de ellas como trastorno mental hace que solo podamos hacer diagnóstico de la adicción. Los principales manuales diagnósticos como son el realizado por la Asociación Americana de Psiquiatría, el DSM y el presentado por la Organización Mundial de la Salud, a nivel Europeo, la CIE, clasifican la adicción como un trastorno, otorgándole un capítulo a esta afectación.

El DSM 5, que es la versión más reciente, consta de un capítulo denominado “ Trastornos relacionados con sustancias y otras adicciones”, dentro de este encontramos la adicción a distintas drogas clasificadas estas según se afectación al sistema nervioso central: las depresoras como el alcohol, los opiáceos o los tranquilizantes; las estimulantes como la cocaína, la anfetamina o el tabaco y las perturbadores como los alucinógenos. A parte la tercera edición de este manual introdujo el juego patológico como otro posible diagnóstico.

Asimismo, la definición de adicción necesita de características más concretas que el vicio como por ejemplo una duración determinada y cumplir un número mínimo de síntomas. El DSM5 permite diagnosticar trastorno por consumo de sustancias si se muestra un patrón desadaptativo de comportamiento vinculado a una sustancia durante mínimo 12 meses expresado por dos o más síntomas, como pueden ser: deseo persistente de consumo, pérdida de mucho tiempo consumiendo, afectación de las obligaciones diarias o seguir tomando pese a la peligrosidad que comporta.

Del mismo modo también permite diagnosticar trastornos inducidos por sustancias como la intoxicación que se define como un síndrome reversible específico de una sustancia debido a su ingesta o la abstinencia considerada un síndrome específico como consecuencia del cese o reducción del consumo prolongado o en grandes cantidades. Los síntomas de estos síndromes variarán según el tipo de droga.

Por otro lado, el juego patológico se define como un comportamiento de juego desadaptativo y persistente junto con deterioro y estrés, siendo necesario que se cumplan mínimo 4 síntomas y durar al menos 12 meses.

adiccion-vicio

5. Comorbilidad con otros trastornos

Dada la mayor gravedad de la adicción es frecuente que se presente junto a otro trastorno mental, en comparación con el vicio que se presenta en población general, es decir, sin ninguna afectación psicológica.

Denominamos trastorno dual la presencia en un mismo sujeto de una patología psiquiátrica y algún tipo de dependencia. Son distintas las causas relacionadas con esta alteración, pudiendo presentarse antes el trastorno por sustancia o el trastorno mental. La adicción a sustancias se observa más en población clínica, con patología, siendo los trastornos de personalidad los que muestran mayor comorbilidad seguidos de los trastornos afectivos y los psicóticos.

Apuntar también que estos pacientes con doble patología presentan mayor gravedad con un mayor número de ingresos, más visitas a urgencias y un peor seguimiento del tratamiento. Será pertinente un tratamiento integrado de las dos patologías, con un programa unificado.

6. Necesidad de tratamiento

La consideración de la adicción como un trastorno hace explícita la necesidad de tratamiento. Se han planteado distintas intervenciones adaptadas a las afectaciones de cada droga, se han utilizado tanto fármacos para disminuir la dependencia y mejorar la sensación de abstinencia como terapia psicológica.

En referencia a la psicoterapia, las intervenciones que mejor resultado han mostrado son las conductuales como la aproximación al refuerzo comunitario, donde se intenta aumentar el comportamiento funcional, el manejo de contingencias, el aprendizaje de habilidades sociales o la prevención de recaídas. Vemos como el principal propósito es disminuir la conducta adictiva y aumentar la aparición de un comportamiento más adecuado que permita mayor adaptación social.

El juego patológico también requerirá un tratamiento conductual de exposición y control de estímulos, así como un entrenamiento en solución de problemas utilizando técnicas de relajación y la práctica de modificación de creencias disfuncionales o irracionales mediante la reestructuración cognitiva.

Contrariamente, el vicio no tiene ninguna terapia específica o eficaz al no considerarse este un trastorno, aunque como ya apuntamos este hecho no le debe restar importancia y es recomendable realizar una intervención para prevenir que este puede desarrollar una futura patología. Como con cualquier conducta que queramos modificar primero es necesario ser consciente de ella y aceptar que queremos mejorar, ser el propio individuo quien tome la decisión de cambio es fundamental para que este sea satisfactorio.

Una vez fijado el comportamiento que queremos modificar planearemos qué cambios es mi rutina puedo realizar para sustituir esta conducta y que sea más difícil que aparezca. Te puede ayudar comunicar tus avances a tu entorno ya que así te motivará a seguir, siendo también útil premiar y reconocer tus logros por pequeños que sean.

tratamiento-adiccion
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies