6 pautas (y consejos) para ayudar a una persona insegura

La inseguridad constante es un problema emocional que impide afrontar y disfrutar la vida. Ayudar a una persona insegura es todo un reto, pero algunas pautas pueden ayudar a que recupere su sentimiento de valía.

pautas-ayudar-persona-insegura

¿Quién no se ha sentido inseguro alguna vez? Todos atravesamos momentos en los que nos sentimos pequeños y vulnerables, especialmente cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles. Aunque esto es algo natural, lo cierto es que la inseguridad puede ser un auténtico problema cuando nos acompaña continuamente y forma parte de nuestra personalidad.

Es posible que cerca de ti tengas a un amigo o familiar que muestra este comportamiento habitualmente. Lógicamente, ver sufrir a alguien a quien queremos es muy doloroso y nuestro deseo es el de poder ayudarle para que se sienta mejor. Por eso, en este artículo vamos a darte algunas pautas que pueden ser clave para que ayudes a esa persona a recobrar la seguridad en sí misma.

¿Qué significa ser una persona insegura?

Cuando decimos que una persona es insegura hacemos referencia a que esta no se siente suficiente ni confía en sus capacidades para afrontar los desafíos que se le presentan. Dependiendo de cada individuo, la forma en la que esta inseguridad se manifiesta puede ser diferente. Aunque hay quienes tienden a aislarse o mostrarse cohibidos ante los demás, también es posible que la falta de confianza en uno mismo lleve a algunas personas a adoptar una actitud tóxica con los otros.

Muchas veces, intentar menoscabar la seguridad del resto puede ser una forma de compensar la ausencia de seguridad de uno mismo. Esto supone un doble problema, pues la persona no disfrutará de relaciones saludables con los demás y, además, tampoco resolverá su inseguridad. Sentir dudas acerca de nuestra capacidad es algo humano, especialmente cuando cometemos un error o sufrimos un fracaso. No obstante, cuando una persona disfruta de bienestar psicológico será capaz de integrar este sentimiento como una experiencia más, aceptando que la perfección no existe y que los errores son parte del camino del aprendizaje.

Sin embargo, las personas inseguras suelen vivir los errores como una auténtica amenaza que pone en duda toda su valía como persona. Por ello, viven con una visión de sí mismas muy negativa y sesgada y tratan de evitar a toda costa el juicio de los demás. Cuando una persona es insegura esta experimenta el sentimiento de insuficiente continuamente y no de manera puntual, por lo que la inseguridad se encuentra estrechamente relacionada con la baja autoestima. Por ello, las personas con este problema suelen sufrir mucho en su vida cotidiana, pues carecen de una base adecuada para lidiar con los vaivenes cotidianos, los conflictos y los obstáculos.

Ayudar a una persona insegura puede ser complicado, especialmente si no reconoce que sufre este problema. Esto puede hacer que se vuelvan bastante inaccesibles y que las personas alrededor sientan que no es posible brindarles apoyo. En los casos en los que la inseguridad se canaliza en forma de actitudes críticas y tóxicas hacia los otros, la distancia que la propia persona crea entre ella y el resto puede hacer particularmente difícil resolver el problema. No obstante, algunas pautas pueden ser útiles a la hora de intentar apoyar a esa persona cercana que se muestra insegura y que, aunque no lo exprese abiertamente, se siente terriblemente mal consigo misma. En general, serán claves ingredientes como la empatía o la paciencia, pues un cambio como este requerirá tiempo y esfuerzo.

que-es-inseguridad

Cómo ayudar a una persona insegura: 6 pautas

A continuación, vamos a comentar algunas pautas importantes que pueden ser útiles para ayudar a esa persona a ganar seguridad en sí misma.

1. Empatía

Es muy fácil juzgar el comportamiento de los demás desde nuestra perspectiva. Sin embargo, no todos partimos de la misma historia vital ni las mismas experiencias. Al fin y al cabo, es lo que hemos vivido lo que moldea como somos, y tratar de resolver la inseguridad de otra persona sin esforzarse por comprender el origen de este problema no dará ningún resultado.

Por ello, un primer paso para ayudar a esa persona es adoptar una actitud empática, por la que intentemos entender qué ha llevado a esa persona a estar en el punto actual. Acércate a ella y habla sobre su inseguridad sin juzgar o invalidar cómo se siente. Tampoco caigas en discursos vacíos ni le digas algo que ya sabe. Simplemente háblale con tacto, dile que estás ahí para ayudarle y escucharle si lo necesita. La inseguridad no es algo que se decida o se cambie cuando queremos, sino un sentimiento que interiorizamos como consecuencia de nuestra historia de vida.

2. Refuerza sus cualidades

Como podrás imaginar, las personas inseguras tienden a dirigirse a sí mismas con mucha dureza. Su voz interior es el más crítico juez y por ello siempre ensalzan sus defectos, dejando en un segundo plano sus cualidades. Por ello, las personas del entorno pueden ser un elemento clave para ayudar a poner en valor sus aspectos positivos, de forma que la persona comience a enfocarse en aquello que le gusta de ella y no en los aspectos que menos le agradan.

Hazle saber que, en la relación que mantenéis, ella te aporta muchas cosas buenas y que por eso la tienes cerca en tu vida. Señala esas cualidades que tiene y recalca que, dado que tu las considerabas evidentes, no creíste importante decírselas hasta ahora.

3. Acaba con el ideal de perfección

Las personas inseguras tienden a ser extremadamente perfeccionistas. No se consienten el más mínimo error y, cuando lo cometen, anulan todo lo que hicieron bien. Dado que la perfección absoluta es prácticamente inalcanzable, es común que vivan siempre frustradas, entrando en una espiral donde la inseguridad se retroalimenta de continuo.

Las personas cercanas pueden ayudar a romper con este ideal de perfección que no es realista, haciendo énfasis en que los errores son humanos y que no pasa nada por equivocarse. En lugar de buscar no tener errores o defectos, es mejor fomentar una visión realista de uno mismo, en el que conozcamos bien nuestras fortalezas así como nuestras debilidades. Tener una visión global y equilibrada de su persona le ayudará a no esforzarse por un objetivo que es imposible cumplir, lo que favorecerá la autoaceptación.

4. Chute de motivación

Si esa persona tiene planes o ideas en mente, esfuérzate por motivarla a que los lleve a cabo. Hazle saber que a veces las iniciativas pueden salir mal, pero ello no es necesariamente negativo, pues siempre se llevará un aprendizaje para el futuro. Indícale que confías en su capacidad y en su valor y que le apoyarás siempre que intente alcanzar alguna de sus metas. Aunque no lo creas, expresar estas palabras de aliento es un empujón que puede ayudar a esa persona a recibir el chute de motivación que necesita para dar pasos en la dirección que quiere.

5. Intenta conocer en qué puntos esa persona se siente insegura

Cuando una persona es insegura, ayudarla implica conocer qué es exactamente aquello que le produce malestar. Escucha de forma sincera e interésate por saber qué es lo que siente y por qué. Muchas veces, las personas inseguras crean escenarios en su mente que no suceden de verdad. Ellas mismas hacen suposiciones que muchas veces son erróneas, aunque ellas las asumen como ciertas.

Por ejemplo, pueden pensar que cuando caminan por la calle los demás les miran mal y piensan cosas sobre ellas. Esto, que en su cabeza resuena como una verdad absoluta, es un pensamiento desajustado que las personas del entorno pueden ayudarle a refutar. Trata de encontrar junto a ella esas ideas que no se sostienen por ningún sitio y desmóntalas.

6. Ármate de paciencia

Como ya adelantamos al principio, lograr que una persona insegura comience a ganar seguridad en sí misma puede ser todo un desafío. Aunque al principio no será fácil que esa persona ceda y salga de su postura, con el tiempo lo más probable es que acabe respondiendo con tu ayuda. Recuerda por qué estás intentando ayudar y piensa en si a ti te gustaría que la situación a la inversa fuese igual.

apoyar-persona-insegura

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de cómo ayudar a una persona insegura. La inseguridad es algo que todos sentimos en ciertos momentos de la vida. Cuando afrontamos un desafío, podemos pensar que la situación se nos queda grande y nos sentimos indefensos. Si bien esto es normal, la inseguridad puede ser un gran problema cuando es una constante en nuestra vida y forma parte de nuestra identidad como personas. Sentirse inseguro continuamente genera un enorme sufrimiento e impide disfrutar de la vida, por lo que muchas veces las personas del entorno deben actuar para ayudar a la persona que vive esta situación.

Algunas pautas que pueden servir para ayudar a alguien inseguro son adoptar una actitud empática, reforzar las cualidades de esa persona, acabar con un ideal de perfección alejado de la realidad, motivar a esa persona a que vaya a por sus metas, conocer los aspectos en los que siente más inseguridad y, sobre todo, armarse de paciencia. Recuperar la seguridad en uno mismo no es una tarea fácil. Además, muchas personas inseguras no reconocen el problema y se protegen de los demás con una actitud tóxica y dañina. Por ello, el cambio es progresivo y requiere tiempo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies