Las 5 diferencias entre Bullying y Mobbing (explicadas)

Dos de las formas de acoso que, por desgracia, son más comunes. El bullying ocurre en un contexto académico y el mobbing, en un entorno laboral. Veamos las principales diferencias entre estos conceptos.

Diferencias bullying mobbing

Por desgracia, el acoso sigue siendo una realidad en las sociedades de los países más avanzados. Y es que todos hemos sufrido algún tipo de acoso en nuestras propias carnes o, al menos hemos visto cómo alguien de nuestro círculo cercano lo sufría. Y es que hay veces que algunas personas, movidas por la maldad, acosan a otras personas que se convierten en víctimas de esta forma de acechamiento.

Acosar significa acechar a una persona reiteradamente atentando contra su libertad individual como persona y alterando de forma más o menos grave su normal desarrollo en el día a día. El acoso se fundamenta en actitudes tóxicas y conductas dañinas presentadas por el acosador para ejercer un control sobre su víctima o víctimas.

Ahora bien, también sabemos que el acoso puede tomar muchas formas distintas: acoso sexual, acoso físico, acoso psicológico, ciberacoso, acoso racial, acoso inmobiliario, acoso policial, acoso de poder, etc. Pero, seguramente, las dos formas de acoso que, desgraciadamente, son más famosas por su alta presencia en la sociedad son el bullying y el mobbing.

Estas dos formas de acoso, si bien tienen algunos puntos en común y pese a que solamos confundirlas, ocurren en contextos muy distintos. Y es que en resumidas cuentas, el bullying es el acoso escolar; y el mobbing, el acoso laboral. Pero como esta diferenciación encierra muchos más matices, en el artículo de hoy vamos a diseccionar la naturaleza de ambos términos y a presentar, en forma de puntos clave, las principales diferencias entre el bullying y el mobbing.

¿Qué es el bullying? ¿Y el mobbing?

Antes de entrar en profundidad y analizar las diferencias entre ambas formas de acoso, es muy interesante e importante que nos pongamos en contexto y entendamos, individualmente, en qué consiste cada una de ellas. Por ello, a continuación vamos a definir exactamente qué es el bullying y qué es el mobbing. Empecemos.

Bullying: ¿qué es?

El bullying es toda aquella forma de acoso que ocurre en el contexto de un centro educativo. Así pues, siendo conocido también como acoso escolar, tiene lugar en las escuelas, institutos y, en menor medida, las universidades. Se trata de cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico que sucede entre estudiantes y alumnos de un mismo centro.

Para que pueda considerarse bullying, un acosador (o lo que es peor y más frecuente, un grupo de acosadores) empiezan a acechar, hostigar y maltratar psicológica y/o físicamente a una víctima que es interpretada por él o ellos como una “presa fácil”. El bullying es una forma de violencia escolar que se basa en estas conductas de acoso reiteradas con el fin de intimidar a la víctima.

Estamos ante una verdadera problemática social, pues las estadísticas demuestran que 1 de cada 3 estudiantes sufren o sufrirán acoso escolar a lo largo de su vida académica. Y estas cifras ya de por sí espantosas se convierten en algo horrible cuando descubrimos que, cada año en el mundo, unos 200.000 niños y jóvenes se suicidan a causa de sufrir este bullying.

Por regla general, el perfil de víctima más común (aunque la diferencia es ligera) es el de niñas en proceso de entrada a la adolescencia. Pero sea como sea, los acosadores suelen buscar víctimas que presenten alguna diversidad funcional (como autismo o síndrome de Down), que sean físicamente débiles, que tengan pocos amigos, que pertenezcan a una minoría étnica, religiosa o de orientación sexual, que sean introvertidos, etc. Perfiles que saben que serán sencillos de humillar, desmoralizar, aislar y obligar a ser obedientes.

El bullying puede ocurrir tanto en el aula como los espacios vinculados al centro educativo (especialmente en el patio de la escuela), así como en, como es desgraciadamente habitual hoy en día, las redes sociales, constituyendo lo que se conoce como ciberbullying. Sea como sea, este acoso escolar es tremendamente destructivo para la víctima, que vive aterrorizada con la idea de acudir a la escuela y que puede quedar con secuelas psicológicas para toda la vida.

Bullying

Mobbing: ¿qué es?

El mobbing es toda aquella forma de acoso que ocurre en el contexto de un lugar de trabajo. Así pues, siendo conocido también como acoso laboral, tiene lugar dentro de las empresas y en cualquier lugar en el que una persona que desarrolla su actividad profesional está en contacto con otros trabajadores. Es, en resumidas cuentas, el acoso que podemos sufrir en nuestro puesto de trabajo.

Este mobbing, tremendamente destructivo tanto para la víctima como para la productividad de la empresa, consiste en acechar a una persona en su entorno de trabajo. El acosador (o grupo de acosadores) desprecia, desanima, ejerce una injustificada violencia psicológica y produce miedo sobre un empleado dentro o fuera del trabajo, con conductas de acoso que suceden durante un tiempo prolongado.

Estamos ante una realidad que, de acuerdo a cifras oficiales de la Unión Europea, afecta al 9% de la población activa en mayor o menor medida. Es decir, prácticamente 1 de cada 10 trabajadores sufre acoso laboral o mobbing, siendo víctimas de acechamientos reiterados y de conductas tóxicas a lo largo de su jornada laboral.

Dependiendo de quién ejerza este acoso y sobre qué victima lo haga, el mobbing puede ser horizontal (entre compañeros de trabajo, es decir, entre empleados que ocupan un mismo rango jerárquico en la empresa), vertical ascendente (los subordinados atacan psicológicamente a un superior) o vertical descendente (un superior acosa a uno o varios de sus subordinados). Como vemos, puede ocurrir en cualquier estrato de una empresa.

Las causas detrás de este mobbing son muy variadas. Pueden ir desde estrategias de la empresa para que un empleado abandone por “voluntad propia” el puesto de trabajo (y así no tener que pagar una indemnización), conflictos personales entre empleados, como acción para incrementar la productividad de un equipo a través del miedo, como “castigo ejemplar” para castigar comportamientos, con motivo de una discriminación (por sexo, etnia, religión, edad…), como muestra de superioridad, etc. Sea como sea, basta con quedarnos con la idea de que el mobbing es el acoso que tiene lugar en el contexto laboral.

Mobbing

¿En qué se diferencian el bullying y el mobbing?

Después de haber definido ambas formas de acoso, seguro que las diferencias entre bullying y mobbing han quedado más que claras. Aun así, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información con un carácter más visual, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre mobbing y bullying en forma de puntos clave. Empecemos.

1. El bullying es acoso escolar; el mobbing, acoso laboral

La diferencia clave y, sin duda, aquella con la que debes quedarte. El bullying es una forma de acoso que tiene lugar en el contexto del ambiente académico, por lo que ocurre dentro de las escuelas, institutos e incluso universidades. Es una forma de acoso escolar en la que uno o varios acosadores acechan a una víctima dentro del aula o en los anexos del centro, como por ejemplo el patio de la escuela.

El mobbing, en cambio, es una forma de acoso que tiene lugar en el contexto del ambiente profesional. Y es que se trata de un acoso laboral en el que los compañeros, subordinados o superiores de una víctima ejercen un hostigamiento psicológico sobre la misma. Este acoso sobre trabajadores ocurre tanto dentro del puesto de trabajo como fuera.

2. El bullying es más frecuente que el mobbing

Ambas formas de acoso son preocupantemente frecuentes, pero lo cierto es que las estadísticas señalan que el acoso escolar es más común que el acoso laboral. Y es que mientras que 1 de cada 10 trabajadores sufre o sufrirá mobbing (que obviamente es muchísimo), se estima que 1 de cada 3 niños y jóvenes sufren bullying a lo largo de su vida académica.

3. La víctima del bullying siempre es alguien percibido como débil; en el mobbing, suele ser lo contrario

El perfil de la víctima del acoso escolar es siempre el de un niño o niña (más frecuentemente) que es percibida por los acosadores como alguien débil, ya sea porque presenta alguna diversidad funcional, es muy introvertida, pertenece a una minoría, suele estar sola o porque tiene gustos que se salen de la media. El que ejerce el bullying siempre va a ir a por una “presa fácil” sobre la que pueda ejercer fácilmente su superioridad física. Pero, eso sí, estos “valientes” normalmente hacen bullying en grupo.

En el mobbing, el perfil de la víctima suele ser todo lo contrario. A excepción de algunos casos, el acoso laboral es sufrido precisamente por los mejores empleados. Aquellos más trabajadores y talentosos. Terminan siendo el foco de las envidias o percibidos como amenazas, algo que dispara el acoso laboral para conseguir que abandonen la empresa.

Mobbing empleado

4. El bullying se da entre compañeros; el mobbing, no siempre

El bullying siempre ocurre entre compañeros, ya sean de la misma clase o de otra. Pero, al final, el acoso escolar se da en un mismo rango jerárquico: el de los alumnos. En el caso del mobbing, la cosa es distinta. Y es que si bien se puede dar entre compañeros (mobbing horizontal), también puede darse entre distintos rangos jerárquicos. Es así como tenemos el mobbing vertical ascendente (los subordinados atacan psicológicamente a un superior) y el vertical descendente (un superior acosa a sus subordinados).

5. El bullying sucede dentro de la escuela; el mobbing, no siempre ocurre dentro del trabajo

Dejando al lado el ciberbullying, el acoso escolar sucede siempre dentro de la escuela, ya sea en las aulas o en el patio. Pero estas conductas de acoso no continúan después del horario escolar, pues cada niño, cuando ya está con sus padres, hace ver que no ha sucedido nada. Tanto el acosador como la víctima. En cambio, el mobbing sigue ocurriendo después del horario de trabajo, con actitudes tóxicas como hacer el vacío, no invitar a reuniones, hostigar fuera del puesto, etc.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies