Los 8 efectos psicológicos de la Pandemia: ¿qué consecuencias tiene en la salud mental?

La Pandemia de COVID-19 ha sido uno de los mayores desastres que ha afrontado la humanidad en los últimos tiempos. Y aunque no hayamos pensado en ella, la salud emocional ha sido una de las grandes castigadas de esta pandemia.

efectos-psicologicos-pandemia

La pandemia de la Covid 19 ha comportado distintas afectaciones tanto a nivel físico como psicológico, repercutiendo a nivel mundial. Se calcula que los problemas de salud mental han aumentado considerablemente y puede ser que estos sigan incrementándose, ya que aún no son visibles todas las afectaciones que se han producido. Vemos pues un aumento de la ansiedad, del estrés, de la incertidumbre, una sensación de pérdida de control, dificultades para dormir, síntomas depresivos, agotamiento social y aislamiento social.

Es por esta razón que es importante actuar de manera preventiva, realizar actividades que nos pueden ayudar a despejarnos a desconectar, intentar mantener una rutina, no perder el contacto con los demás, es decir, intentar adaptarnos lo mejor posible a la nueva vida intentando que nuestra vida anterior se vea lo menos afectada, teniendo en cuenta siempre cómo proceder de manera segura. En este artículo te presentamos las distintas afectaciones psicológicas que se han observado con motivo de la pandemia y como intentar hacerles frente.

¿Qué consecuencias psicológicas ha tenido la pandemia de COVID-19?

Es obvio que la pandemia de la Covid 19 ha comportado graves problemas de salud física, quedando secuelas en los enfermos e incluso pudiendo suponer su muerte. Pero estas consecuencias físicas no son las únicas que aparecen sinó que también observamos afecciones y alteraciones psicológicas dada la situación que estamos viviendo.

Normalmente las afectaciones de salud mental tardan más en ser visibles, con esto queremos decir que puede que actualmente no podamos percibir toda la repercusión psicológica que ha comportado esta pandemia y este cambio de vida en la población mundial.

La pandemia ha generado alteraciones y cambios tanto en macro o como microescala, ha supuesto afectaciones en el sistema sanitario, en el económico, en el político y, en definitiva, en todos los ámbitos que constituyen la vida del individuo o repercuten en ella. El coronavirus no entiende de poder, dinero, clase social, no diferencia entre individuos y todos tenemos el mismo riesgo de contagiarnos y sufrir sus consecuencias.

Tal es el impacto, que se calcula que ha incrementado un 40% los problemas de salud mental con respecto a antes del virus. Como hemos apuntado puede que todas estas afectaciones aún no sean visibles, presentándose actualmente de manera incipiente, por este motivo es importante actuar de manera preventiva, lo antes posible para evitar que las consecuencias y alteraciones mentales sean más graves.

Son muchos los cambios a nivel personal que han surgido: pérdida de empleo, aislamiento social, cambio de las condiciones de trabajo, dificultad para disfrutar del ocio, restricciones de horario, de circulación, etc, entre muchas otras que han aparecido de repente y hemos tenido que aceptar y adaptar sin estar preparados o saber cómo hacerlo. Veamos, pues, qué cambios ha ocasionado la pandemia y cómo estos han influido o pueden influir a la salud mental de las personas.

1. Estrés y ansiedad

Como hemos apuntado, el virus llegó de repente, provocando un cambio en nuestra vida y una sensación de pérdida de control, creándose una situación de incertidumbre de no saber cómo evolucionará, que cambios más comportará y cómo puede seguir afectando a nuestra vida. Esta sensación de incertidumbre genera en nosotros ansiedad, el no saber, el no poder predecir lo que pasará hace que en muchas ocasiones nos imaginemos lo peor y por tanto nuestro estado sea de constante preocupación.

Veremos como la ansiedad tiende a retroalimentarse, esto quiere decir que la preocupación comporta más preocupación, pudiendo al final generar un trastorno de ansiedad de distinto tipo, ya sea alguna variante de fobia específica, trastorno de pánico o trastorno de ansiedad generalizada.

Del mismo modo, si nos ha tocado vivir una situación traumática como la pérdida de un familiar o hemos tenido la enfermedad con graves síntomas es probable que desarrollemos estrés postraumático, pudiendo derivar, si no se hace intervención y se trata, en un trastorno de estrés postraumático que repercuta en la funcionalidad del individuo.

ansiedad-pandemia

2. Miedo al contagio

Es normal que con toda la información que recibimos constantemente de cómo puede afectar este virus, de los números de gente contagiada y de personas ingresadas, nos preocupemos y tomemos medidas para no contagiarnos, siendo esta una conducta responsable. Pero el problema viene cuando este miedo empieza a afectar a la funcionalidad del sujeto en su vida, dejando de hacer cosas, no saliendo de casa o teniendo un miedo que le genere un intenso malestar.

3. Aislamiento social

Una de las medidas para prevenir el contagio es aislarse o hacer cuarenta, son medidas necesarias y que evitan así la propagación del virus, pero comportan repercusiones no tan positivas como es perder el contacto con otras personas, perder las relaciones sociales. Asimismo, las personas mayores, que forman parte de la población de riesgo, han visto en aumento el aislamiento social, teniéndose que quedar en ocasiones solos en casa perdiendo el contacto con los demás.

No olvidemos que somos seres sociales y que por tanto cuando pasemos periodos sin contacto o con contacto mínimo repercuta este hecho en nuestro estado, en nuestra salud mental.

4. No tenemos posibilidad de despedirnos

El proceso de duelo es muy importante para poder afrontar y superar bien la pérdida. La situación que hemos vivido con la pandemia, a parte de conllevar pérdidas repentinas y que no esperábamos, en ocasiones tampoco nos ha permitido despedirnos de la persona, alterando de este modo el proceso de duelo.

5. Síntomas depresivos

Otra afectación psicológica que también se ha observado es la aparición de síntomas depresivos, como apatía, que comporta falta de motivación, anhedonia, que genera una incapacidad para sentir placer; o abulia, que se define como una falta de voluntad o pérdida de energía.

Los factores de riesgo que se han vinculado más con poder desarrollar síntomas depresivos son: ser mujer joven de menos de 40 años, ser estudiante, vivir en la ciudad, tener un bajo nivel educativo, estar solo, no tener hijo, con un mal estado de salud física y psicológica, estar en paro, tener una alta exposición a información sobre la pandemia y haber pasado por un largo periodo de confinamiento.

salud-mental-pandemia

6. Afectaciones del sueño

El estado de incertidumbre, preocupación, así como todas las afectaciones antes nombradas también pueden repercutir en el sueño y descanso del sujeto. Así podemos observar insomnio que se describe como una dificultad para dormir, ya sea para iniciar el sueño, para mantenerlo o para volvernos a dormir cuando nos despertamos a media noche.

7. Sobrecarga laboral

La pandemia también a comportado que aumente el teletrabajo, es decir, trabajar desde casa. Este método hace que sea más difícil separar el trabajo de la vida en el hogar y que sea más fácil no mantener el horario de trabajo y dedicarle más horas, pudiendo aparecer así una sobrecarga laboral, hecho que también se conoce como burnout. Del mismo modo, el agotamiento mental que comporta esta sobrecarga también aumenta la posibilidad de desarrollar afecciones de ansiedad, depresión o insomnia.

8. Miedo a salir de casa

Relacionado con el miedo a contagiarse también aparece un miedo a salir de casa. Hay personas que después de un periodo largo sin salir de su hogar muestran dificultades para volver a salir. Este es un síntoma vinculado con una afección de ansiedad que se denomina agorafobia, esta patología consiste en un miedo a permanecer en espacios cerrados, fuera de casa, donde la posibilidad de escapar o recibir ayuda si se tiene un ataque de ansiedad es difícil.

Si el sujeto ya presentaba una predisposición a esta conducta de miedo al exterior es muy probable que el confinamiento en casa, alimente este miedo y refuerce el hecho no querer salir de casa.

miedo-salir-casa

¿Cómo afrontar estas alteraciones?

De este modo, ahora que ya conocemos las distintas afecciones que puede comportar la pandemia es importante prevenir y cuidarnos tanto física como mentalmente. Se recomienda mantenernos activos siempre que sea posible, intentar mantener una rutina, ya que esta ayuda a tener estabilidad y tranquilidad, practicar deporte puesto que esta actividad nos permite desconectar, despejarnos y no estar pendiente de nuestras preocupaciones o miedos.

Dada la importancia de mantener el contacto social intentaremos, en la medida de lo posible, no aislarnos socialmente, seguir en contacto con nuestras amistades, con nuestra familia, sobre todo si vivimos solos. Podemos aprovechar la tecnología que nos permite estar conectados aunque estemos en distintos lugares. Asimismo interactuar con los demás nos permite expresar cómo nos sentimos, nuestras preocupaciones, compartir también pensamientos, viendo así que no somos los únicos afectados y poder tener un apoyo en el otro.

También es importante estar informado de las novedades que aparecen de la Covid 19 pero sin que esto suponga una obsesión, es decir, que no pase a ser el tema o nuestro pensamiento central ya que esto solo hará que nos sintamos peor pudiendo verse así afectada nuestra salud mental.

Por último añadir que en caso que nos notemos sobrepasados, que ya no podemos controlar nuestro estado y sentimos un malestar constante es recomendable que busques ayuda profesional puesto que, como mencionamos antes, hacer una intervención temprana evitará posibles complicaciones o la evolución de los síntomas hacia un trastorno.

psicologia-pandemia
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies