Entrevista Psicológica: ¿qué es y cómo nos ayuda?

La entrevista psicológica es una técnica que permite recabar información acerca del paciente con el fin de lograr distintos objetivos, como por ejemplo realizar un diagnóstico o hacer un seguimiento durante el tratamiento.

entrevista-psicologica

Con frecuencia existe mucha confusión acerca de la forma de trabajar de los psicólogos y las herramientas que estos profesionales utilizan. Una de las más empleadas es la entrevista psicológica, que consiste en una especie de conversación mantenida entre el profesional y su paciente.

En términos generales, una entrevista se puede definir como un diálogo entre dos o más personas. Por un lado, el entrevistador, que formula las preguntas. Por otro lado, el entrevistado, que es quien debe responder. Debido a su versatilidad, la entrevista se utiliza no sólo en el campo de la psicología clínica y sanitaria, sino también en periodismo o en los procesos de selección de personal.

En cualquier caso, la entrevista nunca es casual, sino que se realiza siempre de acuerdo con un interés u objetivo determinado en el que entran en juego las expectativas e intereses de ambas partes. Particularmente, la entrevista psicológica es una de las técnicas de evaluación más utilizadas en psicología, especialmente en el ámbito clínico.

Esta permite recabar información sobre el paciente y conseguir así distintos objetivos, como conocer su demanda, comprender el por qué de su comportamiento, realizar un diagnóstico o hacer un seguimiento. En este artículo vamos a hablar acerca de este tipo de entrevista, qué es y cómo puede ser de ayuda.

¿Qué es la entrevista psicológica?

En una entrevista psicológica se produce una relación entre dos o más personas, donde una de ellas es un profesional de la psicología capacitado para realizar preguntas y recabar información sobre la cual tomará decisiones relevantes. En el curso de este tipo de entrevista el paciente presenta una demanda con el fin de que el profesional pueda ayudarle a resolver su problema.

La ventaja de la entrevista es que es una técnica muy versátil que puede realizarse con un grado variable de flexibilidad, permitiendo acceder a contenidos no observables de la persona. Las preguntas que se realizan en ella también variarán dependiendo del objetivo principal que se persigue y los datos que se deseen conocer. Por ejemplo, hay preguntas abiertas que permiten al paciente extenderse sobre un tema en particular, mientras que las cerradas solo dan cabida a respuestas breves y concretas para matizar y aclarar puntos determinados concretos de la conversación.

Como venimos comentando, la entrevista permite lograr una serie de objetivos, entre los cuales destacan lo siguientes: Crear un entorno acogedor y propicio para que el paciente se sienta cómodo para comunicarse de forma fluida. Observar la conducta del paciente en su conjunto, atendiendo no sólo al contenido verbal, sino también a señales no verbales como los gestos, el tono de voz, la postura corporal, etc.

Poner en práctica la escucha activa, por la cual el terapeuta trata de comprender no sólo el mensaje literal del paciente, sino también los contenidos menos evidentes como son sus sentimientos, pensamientos o deseos subyacentes. Para ello, el psicólogo tratará de brindar feedback mediante elementos como las paráfrasis, los reflejos o los resúmenes. Además, es esencial que el profesional no interrumpa a su paciente, que le escuche sin juzgar o contraargumentar y manteniendo su atención en todo momento evitando distracciones.

Estimular la expresión verbal. En la línea de lo anterior, si el terapeuta es capaz de llevar a cabo la escucha activa esto contribuirá a que su paciente se sienta cómodo para extenderse y profundizar en sus respuestas. Definir el problema de manera operativa, de manera que el motivo central de consulta quede bien delimitado.

Realizar un primer análisis funcional de la conducta, esbozando posibles antecedentes y consecuentes que puedan estar influyendo en la conducta problema. Conocer soluciones intentadas por parte del sujeto con anterioridad. Elaborar un plan de evaluación psicológica. La entrevista permite hacer una primera toma de contacto y recabar información, aunque en algunos aspectos será necesario profundizar recurriendo a otro tipo de técnicas más específicas.

que-es-entrevista-psicologica

¿Qué tipos de entrevistas psicológicas existen?

Aunque hemos hablado de la entrevista psicológica en términos generales, lo cierto es que existen distintos tipos dependiendo de sus características.

1. Según su estructura

Como ya hemos comentado anteriormente, las entrevistas pueden ser muy versátiles, ya que puede variar su grado de estructuración dependiendo del objetivo que se persiga y del estilo del terapeuta. Las entrevistas estructuradas son aquellas en las que las preguntas están fijadas a priori, de manera que el terapeuta es altamente directivo para que el paciente no se salga del guión establecido.

Por el contrario, las entrevistas semi-estructuradas son aquellas en las que el psicólogo sigue un cierto hilo conductor, aunque es flexible y permite al paciente que se extienda en los puntos de mayor relevancia, alternando el orden de las preguntas si fuese preciso.

2. Según el número de personas

En función del número de personas, podemos diferenciar las entrevistas individuales de las grupales. En las primeras la comunicación se da sólo entre el terapeuta y un único paciente, mientras que en las segundas hay varios pacientes a entrevistar.

3. Momento de realización

De acuerdo con su temporalidad, las entrevistas pueden cobrar diferentes formas. Esta técnica se puede aplicar en las distintas fases del proceso terapéutico, y en función de ello podemos encontrar:

  • Entrevista inicial: es aquella que se produce en el primer encuentro que se establece entre el psicólogo y su paciente. El objetivo de la misma es obtener datos básicos del paciente y concretar el motivo de consulta.

  • Entrevista complementaria: Esta permite recopilar datos adicionales que, si bien no son centrales, son de gran valor para realizar el diagnóstico y elaborar el plan de tratamiento.

  • Entrevista de devolución: En esta entrevista el psicólogo expresa sus impresiones al paciente, le indica su diagnóstico y le brinda una hipótesis de origen y mantenimiento de su problema. Además, en esta entrevista también comentará el plan de tratamiento a seguir para resolverlo.

4. Entrevista de alta

Esta entrevista es aquella que se realiza cuando el proceso terapéutico ya ha culminado. Permite al psicólogo cerrar el tratamiento de manera oficial, por lo que constituye el último encuentro entre el psicólogo y el paciente.

entrevista-psicoterapia

Etapas de la entrevista psicológica

Durante el desarrollo de las entrevistas psicológicas se pueden considerar tres grandes etapas: la pre-entrevista, la entrevista en sí misma y la post-entrevista. Cada una de esas etapas implica tareas distintas y tendrá unas características particulares.

1. Pre-entrevista

Antes de que el psicólogo atienda directamente a su paciente, es habitual que previamente otro profesional, generalmente el que gestiona la recepción del centro, reciba la consulta del paciente por teléfono. En ese momento no se da una entrevista propiamente dicha, sino que se toman algunos datos básicos que se trasladarán al psicólogo (nombre, motivo de consulta, edad, datos de contacto…).

2. Entrevista

Dentro de la propia entrevista se pueden diferenciar diferentes subetapas. En primer lugar, se produce un primer acercamiento en el que terapeuta y paciente se conocen. Se produce un primer saludo, que si el terapeuta es habilidoso será cálido gracias al uso del componente no verbal. En este punto el psicólogo parte de los datos que tiene fruto de la pre-entrevista para arrancar la entrevista y comenzar a evaluar la demanda.

En segundo lugar, se produce la exploración que permitirá clarificar el problema. Esta constituye el cuerpo central de la entrevista, donde se tratará de analizar el motivo de consulta, elaborar hipótesis, analizar antecedentes y consecuentes y explorar soluciones previamente intentadas. Lo ideal es que la duración de esta fase ronde los tres cuartos de hora y que sea finalizada con una recapitulación de todo lo comentado.

La fase final de la entrevista se conoce como fase de despedida, y en ella se aclara cómo se procederá en las siguiente sesiones y se concreta la próxima cita. Dependiendo del tipo de paciente, será más o menos complicado cerrar la sesión.

3. Post-Entrevista

En esta fase el psicólogo debe hacer un trabajo individual una vez que su paciente se haya ido. Deberá organizar las anotaciones que ha tomado, trazar hipótesis respecto a lo que puede estar sucediendo y plasmar por escrito sus impresiones. De la misma manera, deberá organizar la siguiente sesión.

fases-entrevista-psicologica

Conclusiones

En este artículo hemos hablado sobre la entrevista psicológica. Esta constituye una de las técnicas más utilizadas en psicología, debido a su gran versatilidad y a la gran cantidad de información que permite obtener. Aunque la entrevista se utiliza en muy diversos campos, como el periodismo o la selección de personal en las empresas, lo cierto es que en psicología esta es muy relevante, especialmente en el campo clínico y sanitario.

En la entrevista psicológica el terapeuta y su paciente interactúan, de manera que el profesional emplea sus habilidades y conocimientos para realizar preguntas y recabar información acerca de la demanda de quien ha acudido a él.

La entrevista puede variar en su grado de estructuración, que será mayor o menor en función del objetivo perseguido y el estilo del terapeuta. Añadido a esto, esta técnica se puede aplicar en muchos puntos diferentes del proceso terapéutico. En los momentos iniciales permite conocer la demanda central y elaborar una visión global del problema, pero también es de gran utilidad para comunicar al paciente las impresiones clínicas, hacer seguimiento y cerrar la terapia de manera adecuada.

Para realizar una buena entrevista el terapeuta deberá poner en marcha numerosas habilidades, cuidando su comunicación verbal y no verbal. En este sentido, es especialmente importante la escucha activa, que permite estimular la expresión del paciente y comprender no sólo el mensaje literal que transmite sino también los sentimientos subyacentes.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies