Pirámide de Maslow: qué es y sus 5 niveles

La pirámide de Maslow es un modelo clásico en psicología que representa las necesidades humanas en un orden jerárquico. Así, necesitamos garantizar la supervivencia para poder plantearnos cuestiones superiores.

piramide-maslow

En psicología existen infinidad de modelos y teorías diferentes que tratan de explicar el comportamiento humano. Sin embargo, algunos de ellos se han convertido en clásicos imprescindibles. Un ejemplo lo encontramos en la famosa pirámide de Maslow, un modelo teórico en el que el psicólogo Abraham Maslow trata de explicar las necesidades y motivaciones del ser humano en un orden jerárquico.

Cuando Maslow ideó este modelo a mediados del pasado siglo, la tendencia general en psicología era la de estudiar lo patológico o problemático del ser humano. Desde las escuelas del conductismo o el psicoanálisis se consideraba al ser humano como un ente pasivo y sujeto a las influencias externas del ambiente. Sin embargo, la visión de Maslow era contraria a todo esto, pues él apostó por estudiar la motivación y necesidades de las personas.

Quería conocer qué hacía que la gente fuera feliz y se sintiera realizada. Su premisa central era que los individuos debían cubrir sus necesidades más básicas antes de poder aspirar a deseos más elevados. Tiempo después de que Maslow propusiera su modelo, este empezó a representarse gráficamente a modo de pirámide. Así, es necesario que las necesidades esenciales de la base estén satisfechas para poder ascender hacia la cima. En este artículo hablaremos sobre la pirámide de Maslow y los niveles que esta contiene.

¿Qué es la pirámide de Maslow?

Maslow considera que la motivación es el impulso que lleva a las personas a satisfacer sus necesidades. Sin embargo, no todas las necesidades son iguales, ya que algunas son más importantes para sobrevivir que otras. Por ello, estas son cubiertas siguiendo un orden jerárquico. Así, el modelo de Maslow parte de la idea de que el ser humano debe tener satisfechas sus necesidades primarias para poder plantearse otras de tipo superior. Así, la pirámide consta de cinco niveles:

  • Fisiología
  • Seguridad
  • Afiliación
  • Reconocimiento
  • Autorrealización

Este orden tiene un sentido, y es que difícilmente podremos preocuparnos de la realización personal si no tenemos cubiertas nuestras necesidades de alimentación, sueño, seguridad, etc. Sólo cuando estos aspectos están satisfechos cobra sentido la motivación hacia metas más elevadas.

niveles-piramide-maslow

Los niveles de la pirámide de Maslow

Maslow diferenciaba claramente las necesidades básicas de aquellas más complejas. Para él, las primeras eran las llamadas deficitarias, dado que un déficit en ellas nos impide poder avanzar en la escalada de la pirámide (seguridad, fisiológicas…). Las superiores eran las que Maslow denomina necesidades de desarrollo del ser, pues tienen que ver con la realización profunda de los individuos. En el primer caso el objetivo central es la supervivencia, mientras que en el segundo se trata de crecer personalmente y alcanzar un estado de plenitud. A continuación, vamos a comentar en detalle los diversos niveles que componen la pirámide.

1. Necesidades fisiológicas

Como venimos comentando, estas necesidades están relacionadas con nuestra capacidad para sobrevivir. Se trata de las más básicas que tenemos los seres humanos, como por ejemplo comer, dormir, beber, respirar, sentirnos seguros y tener relaciones sexuales. Aunque muchas veces podemos darlas por hecho, lo cierto es que si estas fallan es imposible que podamos centrarnos en algo más.

Necesitamos que nuestro cuerpo funcione y esté saludable para poder crecer como personas y sentirnos realizados. Nuestro organismo siempre buscará su homeostasis y evitará desperdiciar energía en cuestiones superiores si la propia integridad física está en juego. Cuando estamos hambrientos o sufrimos otros déficits básicos nos aplanamos emocionalmente y tenemos problemas para pensar, razonar y hacer otra cosa que no sea buscar alimento.

2. Necesidades de seguridad

Una vez que nuestras necesidades básicas están cubiertas, es momento de centrarnos en nuestra seguridad. Estas necesidades tienen que ver con el sentimiento de sentir que estamos protegidos, en un escenario estable y predecible. Para ello, requerimos tener unas condiciones de vida aceptables, en las que podamos disponer de seguridad física, un empleo, ingresos y recursos económicos, una familia que nos proporcione apoyo y refugio, etc.

3. Necesidades de afiliación

Siguiendo la lógica de la jerarquía, estas necesidades sólo se pueden satisfacer cuando tenemos cubiertas las anteriores. En este caso, la afiliación tiene que ver con sentir que nuestras necesidades de afecto y relaciones sociales están siendo satisfechas. Los humanos somos seres sociales por naturaleza y necesitamos tener contacto con otras personas para estar bien.

No podemos vivir una vida plena en soledad, se hace imprescindible contar con vínculos afectivos que nos nutran el alma y nos hagan sentir arropados. Estas necesidades son la motivación que nos impulsa a formar lazos con los demás, tener pareja y familia, participar en la comunidad o en actividades junto a otras personas. Nuestro bienestar psicológico depende enormemente de ese sentimiento de pertenencia al grupo, ya que esto nos da una base segura para explorar el mundo y nos transmite seguridad para seguir avanzando en la pirámide.

4. Necesidades de reconocimiento

Una vez que las anteriores necesidades se encuentran adecuadamente cubiertas, surge en nosotros la necesidad de contar con la valoración y el reconocimiento de los demás. Esto es clave para nuestra autoestima, pues necesitamos sentir que los otros nos aceptan y respetan. Las personas que llegan a este nivel ganan seguridad en sí mismas al percibirse como individuos con valor.

De la misma manera, quienes no logran sentirse reconocidos pueden percibirse como inferiores al resto. Aunque al principio tratamos de buscar la atención y reputación frente a los demás, lo cierto es que luego tendemos a ascender hacia un reconocimiento más profundo: aquel que procede de nosotros mismos. Una vez que nos sentimos estimados por los otros, interiorizamos la idea de que somos válidos y competentes, nos sentimos seguros de nosotros mismos.

5. Necesidades de autorrealización

Este conjunto de necesidades constituyen la cima de la pirámide. En este punto, las personas ya hemos visto satisfechas todas las necesidades anteriores, por lo que podemos enfocarnos en la búsqueda de nuestro desarrollo espiritual, moral, etc. En este punto llegamos a un nivel mayor de abstracción, pues no se trata de un hito alcanzable de la noche a la mañana. Sentirnos plenos y realizados tiene que ver con un proceso largo en el tiempo, donde progresivamente vamos construyendo la persona que queremos ser, identificamos nuestros valores y metas vitales.

Además, es importante señalar que la autorrealización puede significar cosas distintas para cada persona. No todos entendemos la vida desde una misma perspectiva, por lo que dos personas pueden alcanzar la cima de la pirámide por senderos diferentes. Este nivel de la pirámide de Maslow no ha estado exento de críticas, pues ponerlo a prueba es difícil debido a su ambigüedad y falta de precisión. Muchos autores consideran este tipo de necesidades como un concepto poco operativo, lo que dificulta su estudio desde una perspectiva científica.

que-es-piramide-maslow

Aspectos importantes de la pirámide de Maslow

Ahora que ya hemos visto qué es la pirámide de Maslow y qué niveles la componen, vamos a comentar algunas ideas clave relacionadas con este modelo de las necesidades humanas. Nuestro comportamiento está profundamente influido por la satisfacción de estas necesidades. Cuando tenemos déficits en alguna de ellas (especialmente en el caso de las más esenciales), toda nuestra conducta tiende a ir orientada a saciar dicha necesidad.

Aunque las necesidades fisiológicas aparecen de manera instintiva por la naturaleza de nuestro organismo, aquellas de tipo más superior y complejo tienden a construirse por iniciativa de la propia persona en relación con el entorno donde se encuentra. Las necesidades superiores pueden llegar a satisfacerse en cierta forma aunque las básicas no se encuentren plenamente cubiertas. No obstante, esto representa una excepción, pues lo habitual es que se siga la jerarquía que hemos comentado. Las necesidades de la pirámide son comunes a todos los individuos. Aunque pueden existir matices, podríamos afirmar que son universales.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado sobre la pirámide de Maslow. Este modelo teórico fue propuesto por el psicólogo Abraham Maslow a mediados del siglo pasado. En un momento en el que sólo se estudiaba el aspecto psicopatológico de los seres humanos, Maslow decidió profundizar sobre la felicidad y el crecimiento personal, lo que le llevó a crear un modelo en el que ordenó de manera jerárquica las necesidades y motivaciones de las personas. Esto se representa gráficamente en forma de pirámide, de manera que no podemos satisfacer las necesidades superiores si antes no hemos cubierto las más esenciales.

Maslow discrimina entre cinco niveles: necesidades fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento y de autorrealización. Así, todos necesitamos cubrir los posibles déficits en las necesidades ligadas con la supervivencia para poder plantearnos objetivos más vinculados con nuestro crecimiento y plenitud como personas. Las necesidades recogidas en la pirámide son universales y condicionan nuestro comportamiento.

Si bien en los niveles más bajos estamos dominados por los instintos del organismo, a medida que ascendemos la persona tiende a tener un rol más activo en la satisfacción de sus necesidades. El modelo de Maslow no ha estado exento de críticas. Una de las más importantes tiene que ver con la ambigüedad del concepto de autorrealización. Algunos autores consideran que se trata de un término poco operativo que no es posible investigar desde el punto de vista científico.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies