Los 20 tipos de Mentalidad (y sus características)

La mentalidad es el conjunto de creencias que conforman nuestro modo de pensar, nuestra configuración mental, nuestra manera de realizar juicios y nuestro patrón de conducta. Veamos cómo se clasifican.

tipos-mentalidad

La mente humana es un concepto de naturaleza abstracta que designa el conjunto de capacidades psicológicas, intelectuales y cognitivas que constituyen nuestra consciencia. Es un término que no hace referencia a una realidad física, sino a la parte abstracta de la realidad humana donde se desarrollan capacidades tales como el pensamiento, la inteligencia, la memoria, la percepción o la imaginación.

La mente emerge del cerebro, es decir, de nuestra naturaleza biológica. Nos hace ser quienes somos y, en este sentido, es la manifestación intelectual y cognitiva del órgano físico que representa el cerebro. Y es precisamente en este contexto, que de la mente en sí emerge otro concepto que ha sido de gran interés para el mundo tanto de la Psicología como de la Neurología. Estamos hablando de la mentalidad.

La mentalidad es el conjunto de creencias que conforman nuestra manera de pensar, nuestra configuración mental, nuestro modo de enjuiciar la realidad y nuestro patrón de conductas. Si la mente es la manifestación cognitiva del cerebro; la mentalidad es la manifestación palpable de dicha mente. Es la que determina cómo pensamos y actuamos.

Y como podemos deducir, el abanico de distintas mentalidades que podemos adaptar los seres humanos es tan inmenso como el campo de estudio del cerebro y la mente. Cada persona tiene una mentalidad única. Pero a pesar de ello, hemos desarrollado una clasificación de esta que, en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a explorar. Veamos, pues, qué clases de mentalidades existen.

¿Qué es la mentalidad y cómo se clasifica?

La mentalidad es el conjunto de creencias y disposiciones mentales que determinan nuestra forma de pensar, nuestro modo de realizar juicios sobre la realidad y nuestra manera de comportarnos y actuar ante las situaciones de la vida. Es una actitud mental que determina las respuestas internas y externas que vamos a dar ante aquello que nos ocurre.

Así pues, es obvio que nuestra mentalidad, es decir, nuestro modo de pensar y nuestra configuración mental, va a determinar cómo actuamos en la vida y cómo gestionamos, a nivel interno, las distintas situaciones con las que nos topamos. Porque la mentalidad es el modo cómo entendemos nuestra existencia.

Y es que cada uno de nosotros tenemos una serie de convicciones e ideas que constituyen nuestra visión general del mundo que nos rodea. Dichas ideas y convicciones son las que tejen nuestra mentalidad, que viene determinada por factores psicológicos, biológicos y genéticos a nivel individual, pero también por factores sociales, educativos y culturales a nivel colectivo.

Por todo ello, cada mentalidad es única. Pero, como hemos dicho, pese a ser algo subjetivo, a nivel psicológico se han descrito distintas clases de mentalidades que nos ayudan a agruparlas en familias más o menos delimitadas. Y esto es precisamente lo que vamos a explorar a continuación. Veamos cuáles son los principales tipos de mentalidades.

1. Mentalidad fija

La mentalidad fija es aquella que no evoluciona con el tiempo. La persona tiene unos patrones de pensamiento, unas creencias y unas formas de enjuiciar la realidad fijas, es decir, que no cambian a medida que experimentamos nuevas experiencias. Evidentemente, puede traernos problemas.

mentalidad-fija

2. Mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento es aquella que evoluciona con el tiempo. La persona va modificando sus patrones de pensamiento, sus creencias y sus formas de enjuiciar la realidad, aprendiendo de sus errores y adaptándose a un entorno cambiante. Esto es precisamente lo que nos lleva a crecer como personas. El deseo de ser mejores día a día a través de modificar nuestra mentalidad.

3. Mentalidad productiva

La mentalidad productiva es aquella propia de las personas que ven, en la productividad, el mecanismo para crecer como personas. Estos patrones de pensamiento nos llevan a querer aprovechar al máximo el tiempo y a ser eficaces en las tareas que hacemos. Siempre que dejemos tiempo para el ocio, es una mentalidad muy enriquecedora en el plano profesional.

4. Mentalidad a corto plazo

La mentalidad a corto plazo es aquella propia de las personas que solo se preocupan por el futuro más cercano. Las decisiones que se toman van en base a consecuencias a corto plazo, es decir, sin valorar qué nos puede deparar el futuro a largo plazo. Esta búsqueda de placer inmediato suele ser negativa para nuestras proyecciones futuras.

5. Mentalidad a largo plazo

La mentalidad a largo plazo es aquella propia de las personas que se preocupan más por el futuro lejano por el cercano. Presciden del placer a corto plazo sabiendo que el esfuerzo va a encontrar recompensa más adelante en el tiempo. Generalmente, esta mentalidad va más ligada al éxito en el plano tanto profesional como personal.

mentalidad-largo-plazo

6. Mentalidad de la ira

La mentalidad de la ira es aquella propia de las personas que, ante las inconveniencias de la vida, proyectan su frustración a través del enfado, ya sea hacia sí mismas, hacia los demás o ambas cosas. Aunque suelen ser personas muy ambiciosas y perfeccionistas, esta mentalidad suele llevar a hacer daño a las personas que nos rodean y a la incapacidad para controlar las emociones.

7. Mentalidad creativa

La mentalidad creativa es aquella propia de las personas que tienen una gran imaginación y que despliegan unos procesos mentales muy ligados a la creatividad. Esta mentalidad nos lleva a ser capaces de solucionar problemas que para otros no tienen solución y a desarrollar ideas novedosas. De ahí que sea muy beneficiosa en nuestra vida.

8. Mentalidad de la gratitud

La mentalidad de la gratitud es aquella propia de las personas que se muestran agradecidas de forma natural por todo aquello positivo que les ocurre. Son personas que aprecian lo que tienen, que se mantienen humildes siempre y que dan gracias a las personas de su alrededor simplemente por estar ahí. En el plano profesional y personal, es una mentalidad esencial.

9. Mentalidad de la confianza

La mentalidad de la confianza es aquella propia de las personas con una autoestima muy fuerte. De ahí que se una mentalidad muy ligada a la confianza en uno mismo, haciéndonos sentir capaces, pese a ser conscientes de nuestras limitaciones, de lograr cualquier cosa que nos propongamos. Siempre que no se caiga en la arrogancia, es una mentalidad ganadora y enriquecedora.

10. Mentalidad codiciosa

La mentalidad codiciosa es aquella propia de las personas que siempre quieren más y más, y que para lograr sus objetivos, tienden a “pasar por encima” de otras personas. Su fin último es el de conseguir más que los demás. Esta avaricia no tiene nada de bueno, pues además de que esta mentalidad nos impide ser felices con aquello que conseguimos, resulta tóxica para las relaciones interpersonales que tengamos.

mentalidad-codiciosa

11. Mentalidad de líder

La mentalidad de líder es aquella propia de las personas que tienen un talento natural para el liderazgo. Ya sea de una forma positiva o tóxica, disponen de un carisma natural para influenciar en el pensamiento y conducta de los demás, siendo una figura a la que los demás siguen. Siempre que este “don” sea bien usado, es una mentalidad de ganador y que puede ayudar a sus seguidores a dar lo mejor de ellos mismos.

12. Mentalidad de seguidor

La mentalidad de seguidor es aquella propia de las personas que no quieren tener un liderazgo dentro de un grupo, sino seguir los pasos de un líder. Evidentemente, no tiene nada de malo, siempre y cuando valoremos nuestra individualidad y no perdamos la capacidad de cuestionar las cosas y no perdamos el control de nuestra vida.

13. Mentalidad soñadora

La mentalidad soñadora es aquella propia de las personas que tienen grandes sueños, metas y aspiraciones. Siempre y cuando estos objetivos sean viables y no nos dejemos caer en la frustración, es una mentalidad que representa el primer paso para lograr el éxito en la vida. Solo quien sueña en grande puede lograr grandes cosas.

14. Mentalidad empresarial

La mentalidad empresarial es aquella propia de las personas que tienen un talento natural para los negocios y para dirigir empresas. Disponen de dotes naturales tanto de liderazgo como de gestión de grupos, por lo que tiene todo lo que necesita para lograr el éxito emprendiendo.

15. Mentalidad envidiosa

La mentalidad envidiosa es aquella propia de las personas que viven siempre en la constante envidia. Incapaces de valorar lo que tienen, ansían tener siempre lo que pertenece a otros. Es una mentalidad tóxica ya de por sí para nuestro bienestar emocional, pero puede convertirse en patológica también para los demás cuando esta envidia nos lleva, para arrebatarle a alguien lo que tiene, a hacer daño a otra persona.

mentalidad-envidiosa

16. Mentalidad miedosa

La mentalidad miedo es aquella propia de las personas que viven en el miedo y que, precisamente por ello, no se atreven a emprender decisiones que tengan riesgo precisamente por el temor de las posibles consecuencias negativas. Es una mentalidad que nos lleva a perder muchas oportunidades.

17. Mentalidad perezosa

La mentalidad perezosa es aquella propia de las personas que tienen un “talento” natural para procrastinar. En contraposición a la productiva, es una mentalidad que nos lleva a desplegar una pereza que nos hace no aprovechar nuestro tiempo y a perderlo en cosas que suponen un placer a corto plazo pero que nos impide lograr los posibles sueños que tengamos.

18. Mentalidad ética

La mentalidad ética es aquella propia de las personas que basan su conducta primordialmente en sus valores éticos. Así pues, se trata de una mentalidad en la que los patrones comportamentales se fundamentan en principios tales como la libertad, el respeto, la lealtad, la responsabilidad y, en definitiva, todos aquellos valores que la persona despliega tras analizar los conceptos del bien y del mal.

19. Mentalidad rígida

La mentalidad rígida es aquella propia de las personas más inflexibles. No aceptan un punto de vista que no sea el suyo y van a criticar todo aquello que se desvíe de sus principios y valores, careciendo de la capacidad para ponerse en la piel de los demás. Evidentemente, es una mentalidad dañina para nuestras relaciones con los demás.

20. Mentalidad flexible

La mentalidad flexible es aquella propia de las personas que son capaces de moldear su pensamiento, siendo flexibles a la hora de adaptarse a situaciones. No traicionan a sus valores, pero sí que son capaces de dar flexibilidad a sus ideas para así entenderse mejor con personas que no piensan como ellos.

mentalidad-flexible
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies