Los 6 tipos de Dilemas (características y ejemplos famosos)

Un dilema es una situación comprometida que nos hace elegir entre varias opciones de actuación, teniendo cada una de ellas una parte mala y otra buena. Veamos cómo se clasifican según el origen de la problemática.

tipos-dilemas

Los dilemas consisten en el planteamiento de una situación más o menos probable que presenta posibles alternativas, normalmente dos, teniendo todos ellas consecuencias buenas y malas. La valoración de las respuestas que dan los sujetos ante estas situaciones hipotéticas nos han servido para analizar su desarrollo moral, ya que en la elección también influyen los valores de cada individuo. Hay distintos tipos de dilemas según la probabilidad de que se dé la situación, si la elección ya ha tenido lugar o no y si se le plantean las distintas alternativas al individuo o se le deja a su imaginación.

En este artículo te definimos brevemente qué se entiende por dilema, cómo se definen los dilemas morales y te explicamos los distintos tipos de dilema que existen, citando también algún ejemplo de ellos.

¿Qué es un dilema?

Un dilema es una situación complicada, comprometida o difícil en la que el individuo debe escoger entre dos alternativas cuyas conclusiones o resoluciones son igual de buenas o malas. Es decir, se hace difícil decidir entre las dos opciones ya que ninguna de ellas se percibe mejor que la otra. Normalmente la decisión que se tome en el dilema afectará o podrá producir un cambio en el sujeto.

De este modo, cuando se nos presenta un dilema y debemos decidir entre las dos opciones se ven también comprometidos nuestros valores, es decir nuestra moral, así pues hablamos de dilema moral o ético. Entran en conflicto los valores del sujeto y las distintas alternativas. Asimismo no habrá una decisión mejor de otra sino que dependerá del tipo de moral que tenga cada persona o del lugar que proceda, sí que habrá una alternativa más popular teniendo en cuenta la moral más prevalente en la población donde se expone el dilema.

Uno de los autores más representativos dentro del estudio de los dilemas morales es Lawrence Kohleberg, quien planteó distintos dilemas morales a sujetos para evaluar el desarrollo de su razonamiento moral. Este desarrolla moral se produce en tres etapas: preconvencional, donde el sujeto sólo actúa para evitar el castigo o conseguir un beneficio; convencional, el individuo quiere agradar a otro o actúa para mantener el orden social y postconvencional, creación de un contrato universal, actuación en conjunto o ética universal decidir según creas que es lo mejor.

¿Cómo se clasifican los dilemas morales y éticos?

Se han planteado distintos tipos de dilemas éticos según la probabilidad de que se dé la situación, si la decisión del dilema ya está tomada o si se le plantean las distintas opciones o se dejan a su imaginación.

1. Dilema hipotético

Los dilemas hipotéticos plantean situaciones poco probables, que se alejan de lo que puede suceder en la realidad, presentándose situaciones muy generales o abstractas. No queremos decir que sean situaciones imposibles o irreales, pero la probabilidad o prevalencia del suceso es baja.

En este tipo de dilema el protagonista que se le plantea no tiene que ser siempre la propia persona, podemos exponerle el dilema que presenta otro sujeto o personaje. Dadas las características del dilema ético es muy útil en situaciones experimentales.

dilema-hipotetico

2. Dilema real

Los dilemas reales, tal como nos indica su nombre, son más cercanos a la realidad de cada sujeto, ya sea porque es una situación que ya ha acontecido anteriormente o es un acontecimiento que se puede dar con alta probabilidad en su vida cotidiana. En este caso la angustia o ansiedad que genera el dilema puede ser mayor que la que se produce en el tipo hipotético, puesto que como hemos dicho en el real la situación es percibida por el individuo como más probable de acontecer.

Tal como mencionamos en el dilema anterior no es necesario que el protagonista del dilema sea el propio sujeto sino que puede decidir planteada la situación de otra persona.

3. Dilema abierto o de solución

En el tipo de dilema abierto o de solución se le plantea al individuo una situación donde debe escoger entre dos alternativas, es decir, se le presenta un dilema sin resolver, es el propio sujeto quien decidirá qué alternativa le parece mejor. Así pues, esta clase de dilema no condiciona al sujeto ya que será él quien realice la elección según la solución prefiera. Es a priori de la decisión.

dilema-abierto

4. Dilema cerrado o de análisis

Contrariamente al tipo de dilema anterior, en este caso la solución ya está tomada cuando se le presenta el dilema al sujeto, este no debe escoger entre alternativas, sino que debe evaluar y valorar la decisión tomada por el protagonista que plantea la situación dilemática. Es a posteriori de la decisión.

5. Dilemas completos

En los dilemas completos se da toda la información posible y disponible de la situación, con esto nos referimos a que al presentarle el dilema al sujeto sobre el cual tendrá que decidir, se hacen explícitas y se le explican todos las consecuencias que pueden darse vinculadas a cada alternativa.

6. Dilemas incompletos

Hemos visto que los tipos de dilemas se presentan en parejas y en este sucede igual, se muestra opuesto al dilema anterior. En el caso del tipo incompleto, se pretende conocer mejor la capacidad de imaginar que tiene el individuo ya que no se le plantean las distintas alternativas y consecuencias sino que debe ser él mismo quien se las figure.

dilema-incompleto

Ejemplos de dilemas éticos

Ahora que ya conocemos los distintos tipo de dilemas éticos que existen, las diferentes maneras de plantearlos, veamos algunos ejemplos que nos ayudarán a terminar de comprender cómo se formula un dilema.

1. Dilema de Robin Hood

Todo el mundo conoce la historia de Robin Hodd, quien robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Pues bien, en este dilema se te plantea una situación donde tu eres testigo del robo de un banco, sabes quien es el ladrón y puedes denunciarlo a la policía, pero te enteras que el criminal entrega los bienes robados a un orfanato para que los niños puedan comer y así llevar un vida más digna. ¿Qué harías en esta situación, denunciar al ladrón o dejar que el orfanato se quede con el dinero? Se puede modificar o plantear nuevas variables en el dilema como por ejemplo saber que parte del dinero robado es de un conocido tuyo.

2. Dilema del tranvía

El dilema del tranvía es un conocido dilema planteado por Philippa Foot analizado y evaluado posteriormente por otros autores. La situación que propone el dilema es la siguiente: tu te encuentras delante de un botón que puede cambiar el curso de un tren que se aproxima de manera descontrolada sin poder frenar, si no haces nada el tren atropellará a 5 personas, en cambio si decides pulsar el botón el tren cambiará de vía y sólo matará a 1 persona, salvándose las otras 5. ¿Pulsarías el botón o no?

Del mismo modo que sucedía en el dilema anterior también podemos plantear variaciones que hagan más difícil o más personal la elección del sujeto como por ejemplo darle identidad al individuo que está solo y depende de ti que muera o no, este puede ser un niño, una embarazada o incluso un conocido o ser querido del individuo.

Es interesante equiparar la elección que da el sujeto con las zonas del cerebro que se activa. Se ha apuntado que presionar el botón y evitar el mal se vincula con el funcionamiento de la zona cerebral relacionada con las emociones, contrariamente, no pulsarlo se relaciona con la activación de las áreas más racionales del cerebro.

3. Dilema del bote salvavidas

El dilema del bote salvavidas también plantea distintas variaciones y diferencias en el modo de expresarlo. La idea base del dilema sería la siguiente: el barco se va a hundir y no hay botes para todos. ¿A quién salvas? Vemos como este sería un tipo de dilema hipotético ya que puede acontecer pero no es típico que nos suceda a todos.

Como ya hemos dicho puede haber modificación de variables o proponer de nuevas como por ejemplo la edad, el sexo de los individuos o si también hay animales.

4. Dilema de Heinz

El dilema de Heinz planteado por el antes mencionado L. Kohlberg nos propone la siguiente situación donde el sujeto debe ponerse en la piel del protagonista y decidir, la situación sería la siguiente: la mujer del señor Heinz padece una grave y rara enfermedad y necesita de un medicamento encontrado recientemente para poder salvarse.

El farmacéutico que ha descubierto el medicamento lo vende 5 veces más caro de lo que a él le cuesta, lo vende a 5.000 dólares cuando realmente tiene un coste de 1.000 dólares. El señor Heinz no tiene dinero para pagar tal cantidad y reúnen gracias a donaciones de allegados la mitad del importe, 2.500 dólares.

Al plantearle al farmacéutico que si su mujer no consigue el medicamento morirá y de permitirle pagarlo en dos plazos, este le responde que no, que quiere todo el dinero ahora ya que él hizo el descubrimiento y debe ganar dinero. Ante la crítica y desesperada situación el señor Heinz se plantea robar el medicamento. ¿Qué debe hacer?

dilema-heinz
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies