Los 16 tipos de personalidad (y sus características)

Dependiendo de nuestra forma de reaccionar ante los estímulos y de las preferencias a la hora de tomar decisiones, nuestra personalidad estará dentro de uno de los 16 tipos del conocido como Indicador Myers-Briggs.
Tipos de personalidad

Los seres humanos tenemos una necesidad casi innata de clasificar las cosas y de englobar todo lo que vemos en grupos muy específicos. Hay veces que esto resulta más o menos sencillo, como podría ser clasificar los seres vivos en familias, géneros y especies. Pero hay otras veces que no es fácil en absoluto, especialmente si nos adentramos en la mente humana.

La mente y el cerebro humanos siguen siendo, a pesar de los increíbles avances en su conocimiento, unos grandes desconocidos para la ciencia. Y dentro de este ámbito de estudio, uno de los conceptos más enigmáticos es el del origen de la personalidad, es decir, “¿por qué soy como soy?”.

El origen y el desarrollo de la personalidad humana, así como las conductas que derivan de ella, es algo que ha fascinado siempre a los psicólogos y otros profesionales de todo lo relacionado con la neurociencia.

Y fruto de esta fascinación surgió el test de personalidad más famoso (y controvertido) del mundo, el cual recibe el nombre de Indicador Myers-Briggs. Este test, que se basa en la correlación entre distintos parámetros sobre la conducta y la toma de decisiones, permite clasificar nuestra personalidad dentro de uno de los 16 tipos que el indicador defiende que existen. En el artículo de hoy nos adentraremos en ello.

¿Cómo se clasifican las personalidades? ¿Es útil?

El Indicador Myers-Briggs fue creado en el año 1942 por las psicólogas Katharine Cook Briggs e Isabel Briggs Myers, madre e hija, respectivamente. Estas dos psicólogas tomaron como base los estudios sobre personalidad humana desarrollados por Carl Jung, un psicólogo suizo que elaboró una teoría en la que se defendía la presencia de 8 tipos de personalidad básicas.

Tomando esta teoría como referencia, las dos psicólogas elaboraron un test más complejo que permitía obtener 16 tipos de personalidad. Esta clasificación se consigue yendo a lo más esencial de la conducta humana, es decir, buscando aquello que define a las personas de forma global, sin centrarse en aspectos concretos.

No entraremos demasiado en cómo se realiza este test, pues nos iríamos del hilo conductor del artículo. Lo importante es quedarnos con lo básico: el indicador se basa en cuatro “preguntas” distintas, habiendo para cada una de ellas dos opciones. Por lo tanto, hay 16 posibles combinaciones. Dependiendo de cuál se haya obtenido, estaremos ante una personalidad u otra.

La primera “pregunta” es cómo enfocamos nuestra energía. En este sentido, podemos ser extrovertidos (mostramos nuestros sentimientos) o introvertidos (nos los guardamos). La segunda es cómo percibimos la información, pudiendo ser intuitivos (comprender algo sin necesidad de razonar) o sensitivos (razonando). La tercera es cómo tomamos las decisiones, es decir, por pensamiento (a través de la lógica y de analizar las consecuencias) o por sentimiento (en función de lo que sintamos en ese momento). Y la cuarta es cómo organizamos nuestra vida, pudiendo ser por juicio (solemos organizar nuestro futuro) o por percepción (tenemos tendencia a improvisar).

De acuerdo a las psicólogas creadoras, esto es suficiente para clasificar a cualquier persona dentro de uno de los 16 tipos principales de personalidad. El Indicador Myers-Briggs ha sido muy utilizado (y sigue siéndolo) en campos como la pedagogía, los recursos humanos, las dinámicas de grupo, la contratación de personal, el desarrollo personal o incluso el asesoramiento matrimonial.

De todos modos, si bien hay quien lo encuentra muy útil en su vida laboral, lo cierto es que siempre ha estado rodeado de mucha controversia, en parte porque muchas veces los resultados son ambiguos y por otra parte porque carece de veracidad científica, pues no se obtuvo implementando el método científico, por lo que se considera insuficiente para definir con exactitud los patrones de personalidad.

Sea como sea e independientemente de la controversia, lo cierto es que este test es una herramienta muy atractiva e interesante de analizar.

¿Cuáles son los principales tipos de personalidad?

Como hemos dicho, dependiendo de con cuál de las dos opciones para cada una de las cuatro preguntas que presenta el test, obtendremos una combinación específica de rasgos. Y dependiendo de cuál sea, el test nos dirá cuál de las siguientes personalidades tenemos.

1. Personalidad del ejecutivo

Extroversión, sensación, pensamiento y juicio. Estas son las respuestas a las cuatro preguntas. Se trata de personas a las que les gusta tener siempre el control de las cosas, organizar actividades y dirigir equipos de personas. En este sentido, nos referimos a ella como la personalidad del ejecutivo o la del inspector.

2. Personalidad del emprendedor

Extroversión, sensación, pensamiento y percepción. Se trata de personas con tendencia a ser líderes y a demostrar dominio y mucha confianza en ellas mismas, pero sin tener la voluntad tan fuerte de controlarlo y organizarlo perfectamente todo.

Líder

3. Personalidad del proveedor

Extroversión, sensación, sentimiento y juicio. Se trata de personas que siempre están dispuestas a ayudar a los demás y que se muestran diplomáticas, evitando los conflictos pero siempre haciendo valer su opinión. Es la personalidad de la mayoría de personas cooperadoras, populares, sociables y asertivas.

4. Personalidad del animador

Extroversión, sensación, sentimiento y percepción. Se trata de personas a las que les gusta mucho divertirse pero también hacer reír a los demás, por lo que suelen ser los animadores de cualquier grupo social. Suelen ser personas alegres, espontáneas, graciosas y llenas de vitalidad.

5. Personalidad moral

Introversión, sensación, pensamiento y juicio. Se trata de personas muy confiables ya que tienen un muy alto sentido de la moralidad, de la ética y del deber. Todo lo que hacen debe ir acorde a sus valores y tienen tendencia a estructurar su vida a través de sistemas que le permitan actuar siempre de la forma que consideran justa.

6. Personalidad reservada

Introversión, sensación, pensamiento y percepción. Se trata de personas reservadas pero que tienen el don de analizar perfectamente las situaciones y dar soluciones a los problemas que ellas mismas o su grupo se pueden encontrar. Es la personalidad de aquellos que tienen lo que conocemos como “mente fría”.

7. Personalidad protectora

Introversión, sensación, sentimiento y juicio. Se trata de personas que encuentran la máxima satisfacción personal ayudando a los demás. De todos modos, suelen también olvidarse de su propio placer, pues lo que más quieren es cubrir las necesidades de los demás.

8. Personalidad tranquila

Introversión, sensación, sentimiento y percepción. Siendo la personalidad de muchos artistas, es aquella en la que la persona suele vivir en su propio mundo y dirigiendo su propio ritmo y estableciendo sus normas. No se preocupan si alguien no comparte su punto de vista y siempre buscan estimular sus sentidos.

Tranquilo

9. Personalidad de liderazgo

Extroversión, intuición, pensamiento y juicio. Se trata de personas con una gran voluntad, las ideas claras y una mentalidad muy fuerte. No se vienen abajo cuando llegan las dificultades y suelen tener el don de que otras personas les sigan allá donde van. Los líderes tienen esta personalidad.

10. Personalidad del innovador

Extroversión, intuición, pensamiento y percepción. Se trata de personas con mucha curiosidad por el mundo que las rodea, muy creativas, con mucha imaginación, una enorme agilidad mental y el don de ver el mundo con unos ojos distintos. Les gusta superar no solo los retos, sino a sí mismas. De ahí que las personas más innovadoras tengan esta personalidad.

11. Personalidad carismática

Extroversión, intuición, sentimiento y juicio. Se trata de personas que, en cuanto se ponen delante de un público, son realmente escuchadas, pues tienen el don de atraer a los demás y de resultar magnéticas. Saben comunicar bien sus ideas, son creativos y tienen la capacidad de influir en la conducta de los demás, ya sea para bien o para mal.

12. Personalidad sociable

Extroversión, intuición, sentimiento y percepción. Se trata de personas alegres y positivas, por lo que los demás quieren compartir con ellas su tiempo. Suelen tener también el deseo de cambiar la sociedad e impulsan a los demás a luchar por lo que quieren.

13. Personalidad pensativa

Introversión, intuición, pensamiento y percepción. Las grandes mentes de la historia han tenido esta personalidad. Se trata de personas con una increíble capacidad imaginativa, que ven el mundo con sus propios ojos y que tienen la voluntad de siempre aumentar su conocimiento.

Persona calmada

14. Personalidad reflexiva

Introversión, intuición, pensamiento y percepción. Igual que las anteriores, estas personas tienen una gran sed de conocimiento, aunque en este caso cogen todo lo que aprenden y reflexionan acerca de ello, con la voluntad de encontrar errores u otras formas de entender los conceptos. Les encanta crear teorías que expliquen aquello que no entendemos y suelen ser muy perfeccionistas.

15. Personalidad consejera

Introversión, intuición, sentimiento y juicio. Se trata de personas empáticas, que saben escuchar, sensibles y con la voluntad de siempre dar buenos consejos para ayudar a los demás, especialmente a sus seres queridos. Aunque a diferencia de las protectoras, estas no tienen tendencia a descuidar sus propias necesidades.

16. Personalidad altruista

Introversión, intuición, sentimiento y percepción. De forma similar a la anterior, esta es la personalidad de aquellas personas que quieren ayudar a los demás y que son perfectamente capaces de meterse en su piel, aunque en este caso su voluntad de hacer el bien está más relacionada con personas que no resultan cercanas (la consejera solía hacerlo con amigos o familiares), por lo que suelen ser personas que colaboran con ONG, hacen voluntariados, participan en campañas de recogidas de alimento…

Referencias bibliográficas

  • Vicente, R., Gioya, P. (2005) “Myers Briggs Type Indicator: ¿Qué interés tiene conocerse a sí mismo?”. Capital Humano.
  • King, S.P., Mason, B.A. (2017) “Myers Briggs Type Indicator”. Wiley Encyclopedia of Personality and Individual Differences.
  • Ahrndt, S., Albayrak, S. (2017) “Learning About Human Personalities”. Multiagent System Technologies.
  • Međedović, J. (2018) “What Can Human Personality Psychology Learn From Behavioral Ecology?”. Journal of Comparative Psychology.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.