Los 25 tipos de educación (y sus características)

La educación es lo que permite nuestro aprendizaje y la adquisición de aptitudes que nos hacen ser miembros funcionales de la sociedad, pero no todos los tipos son iguales. Veámoslos.
Tipos de educación

La educación forma parte imprescindible de nuestras vidas. Es la formación que recibimos por parte de otras personas con el objetivo de fomentar nuestro conocimiento acerca del mundo que nos rodea, pero también el de desarrollar nuestro pensamiento crítico, fomentar nuestros valores, crecer como personas y aprender las normas de convivencia de nuestra sociedad.

Viendo esta definición nos damos cuenta de que la educación no solo incluye leer libros en la escuela. La educación es mucho más. Todo lo que nos haga crecer emocional e intelectualmente puede incluirse dentro de esta.

Por ello, en el artículo de hoy veremos los distintos tipos de educación que existen, analizándolo desde distintas perspectivas.

¿Qué tipos de educación existen?

Como hemos dicho, existen distintos tipos de educación, teniendo cada uno de ellos unas características concretas. A continuación los veremos, analizándolos desde distintos puntos de vista, es decir, en función del nivel educativo, de la regulación que sigue, del grado de obligatoriedad, de la presencialidad, del coste de los estudios y del contenido.

1. Según el nivel educativo

Esta clasificación que presentaremos a continuación depende de la edad con la que se recibe la formación académica en cuestión. A medida que avanza la edad del alumno, mayor es el nivel educativo y, por lo tanto, la exigencia.

1.1. Educación infantil

La educación infantil es la formación académica que se ofrece a los niños y niñas en etapa preescolar (menos de 3 años) y en los primeros años de escuela (de los 3 a los 5 años). Aunque prácticamente todos los padres envían a los niños a la escuela a esta edad, la educación infantil no es de carácter obligatorio.

1.2. Educación primaria

La educación primaria ya es de carácter obligatorio y es la formación que se ofrece a los niños y niñas desde los 6 hasta los 12 años.

1.3. Educación secundaria

La educación secundaria, también conocida como ESO, es el siguiente nivel educativo. Los jóvenes de 12 a 16 años reciben esta formación que les prepara para dar el salto a la educación superior. Es el último nivel educativo de carácter obligatorio.

1.4. Educación media superior

La educación media superior y los siguientes niveles educativos ya no son de carácter obligatorio. Este nivel educativo engloba tanto la formación profesional de grado medio como el bachillerato. En ambos casos la duración es de 2 años, desde los 16 hasta los 18. El bachillerato está enfocado a las personas que quieran estudiar una carrera universitaria y la formación profesional, a los que quieran aprender un oficio.

1.5. Educación superior

La educación superior es la que se recibe al entrar en la mayoría de edad y consiste tanto en los grados universitarios como la formación profesional de grado superior. En el caso de estos últimos, la formación termina en este nivel. Los universitarios tienen la opción de, al terminar la carrera con 21 años aproximadamente, acceder al siguiente nivel educativo.

1.6. Educación post-universitaria

La educación universitaria, si bien hay excepciones, suele empezar tan buen punto termina el bachillerato, es decir, con 18 años. La educación post-universitaria, en cambio, está más enfocada a personas adultas de cualquier edad que tengan un título universitario. Esta formación es mucho más especializada y es una buena opción para ganar puntos en el mercado laboral. Los másteres y los doctorados son los principales ejemplos.

2. Según la regulación

Si bien la educación en los colegios y universidades está regulada por la ley, no toda la educación que recibimos procede de los centros académicos. Y esto es lo que veremos a continuación.

2.1. Educación formal

La educación formal es toda la formación que recibimos de colegios, universidades y centros de enseñanza que aplican metodologías y que presentan contenidos de acuerdo a la legislación del país en el que se encuentran. Terminar los estudios de educación formal implica la obtención de títulos o certificados aceptados en cualquier parte.

2.2. Educación no formal

La educación formal engloba toda la formación que podemos recibir por parte de centros que, si bien pueden ser de una calidad muy buena, sus procedimientos no están regulados por la ley ni siguen unos patrones comunes a otros centros del mismo estilo. Por ejemplo, si hacemos un curso de fotografía online, estaremos en este nivel. Obtendremos un título que, aunque no tenga tanto valor como los que se obtienen en la educación formal, acredita que tenemos una buena formación y puede interesar a algunas empresas. La educación no formal debe ser entendida como un fantástico complemento a la formal.

2.3. Educación informal

La educación informal es aquella formación que no recibimos de ningún centro ni que nos ofrece ningún título ni certificado pero que sigue siendo igual de importante para crecer intelectualmente y como personas. La educación informal es, básicamente, vivir. Escuchar a nuestros padres, cometer errores y aprender de ellos, ver documentales, leer por cuenta propia… La educación en casa por parte de los padres es otro tipo de educación informal.

Escuchar

3. Según la obligatoriedad

La educación puede ser obligatoria o no obligatoria. A continuación presentamos los dos tipos y la formación que incluye cada uno de ellos.

3.1. Educación obligatoria

La educación obligatoria es aquella formación por la que deben pasar las personas. Incluye la educación primaria y la secundaria. Es decir, los jóvenes deben ir sí o sí a la escuela desde los 6 hasta los 16 años, que es lo que dura la educación obligatoria. De lo contrario, los padres o tutores legales se enfrentan a serios problemas legales.

3.2. Educación no obligatoria

La educación obligatoria es aquella opcional. La edad preescolar y especialmente la posterior a los 16 años son las que se incluyen dentro de esta. El hecho de estudiar es totalmente opcional ya que se considera que la persona ha recibido la formación suficiente como para ser miembros funcionales de la sociedad. La educación superior, es decir, a partir del bachillerato o la formación profesional, no es obligatoria, al igual que los años de guardería y los de escuela desde P3 hasta P5.

4. Según el grado de presencialidad

Las nuevas tecnologías han permitido que, si bien en los años escolares sea lo más frecuente para garantizar una buena formación, estar físicamente en una aula no sea necesario para recibir una educación de calidad. Este es otro criterio que podemos tener en cuenta.

4.1. Educación presencial

La educación presencial es la más tradicional. Es la que vemos en todos los años de escuela, los de bachillerato, formación profesional y en la mayoría de grados universitarios. Es la educación que reciben los alumnos cuando están físicamente en una aula, con el resto de sus compañeros y profesores.

4.2. Educación semipresencial

Cada vez más común en los estudios universitarios y especialmente los post-universitarios, la formación semipresencial es aquella en la que algunos contenidos se ofrecen de forma física en una aula mientras que parte de la educación es a distancia, pudiéndose realizar online. Los expertos afirman que este es el futuro de la educación.

4.3. Educación online

Menos común que las dos anteriores, la educación online es aquella formación que se ofrece íntegramente a distancia, es decir, el alumno nunca llega a estar en una aula. Muchos cursos de la educación no formal se basan en este tipo de educación. De igual modo, en los últimos años, se han formado algunas universidades online que ofrecen una muy buena educación a distancia. El alumno puede obtener el título sin tener que pisar nunca la universidad.

5. Según el coste

Dependiendo de cómo es la proporción entre lo que pagan los padres (o el propio alumno en la educación superior) y lo que sufraga el Estado, estaremos ante un tipo de educación u otra. Puede ser pública, privada o concertada.

5.1. Educación pública

La educación pública es aquella formación que está sostenida por completo por los impuestos. Los padres de los alumnos no deben pagar nada. Es educación “gratuita”, pues viene de los impuestos que todos pagamos y que permiten pagar a profesores, mantener centros, ofrecer servicios a los alumnos... Mención aparte merecen las universidades públicas, pues, a pesar de que parte viene del Estado, se debe pagar una matrícula que normalmente supera los 2.000 euros anuales. Pese a ello, sigue siendo educación pública.

5.2. Educación privada

La educación privada es la formación que se ofrece en centros de carácter privado, es decir, ajenos (al menos, parcialmente) al sistema educativo del país. Al no estar sufragado por los impuestos, los padres de los alumnos deben pagar la matrícula íntegra.

5.3. Educación concertada

La educación concertada es un mix entre los dos anteriores. Los centros que la ofrecen son de carácter privado pero también están mantenidos parcialmente por el sistema educativo nacional. Por lo tanto, si bien la educación no es gratis y los padres deben pagar parte de la matrícula, esta es de un coste significativamente menor a la de los centros puramente privados.

6. Según el contenido

Podemos formarnos y recibir educación de muchas cosas distintas. Por ello, a continuación presentamos una clasificación de la educación en función del contenido que se nos ofrece.

6.1. Educación académica

Matemáticas, biología, filosofía, lengua, química, física, literatura, historia… La educación académica es la de los contenidos puros, es decir, aprender acerca de diferentes ciencias, incluidas las sociales. Todas las materias que estudiamos, ya sea en la educación primaria o la superior, constituyen este tipo de formación. Es información objetiva.

6.2. Educación intelectual

La educación intelectual, que no debe confundirse con la académica, es aquella en la que no se ofrece conocimiento acerca de una materia concreta, sino que es la formación que busca despertar en los alumnos la creatividad, el pensamiento crítico, la razón, la lógica y todas las herramientas que puedan servir para que crezcan intelectualmente.

6.3. Educación social

La educación social es todo lo que aprendemos de humanidad y de sociabilidad, es decir, todas las herramientas que nos da la educación para que crezcamos como miembros de una sociedad concreta, adaptados a las normas y a la ética del sitio en el que vivimos.

6.3. Educación emocional

La educación emocional es todo lo que se nos enseña acerca de las emociones, de sus desencadenantes, de la manera de gestionarlas, de cómo trabajar la empatía y la inteligencia emocional, de cómo resolver conflictos con otras personas, etc. Nos ayuda a crecer como personas.

6.4. Educación en valores

La educación en valores es la formación que va destinada a que aprendamos acerca de la justicia, el respeto, la libertad de expresión y todo lo que tenga que ver con la ética y la moral. De igual modo, debe perseguir que cada persona, con el objetivo de fomentar su crecimiento, sea capaz de construir sus propios valores en función de los cuales actuará el resto de su vida.

6.5. Educación física

La educación física es la parte de la educación que fomenta los estilos de vida saludables y en la que los alumnos aprenden distintos deportes y se familiarizan con sus habilidades físicas. De igual modo, la educación física procura mentalizar, ya desde una edad temprana, de los beneficios y de la importancia de realizar actividad física.

6.6. Educación artística

La educación artística es la formación que recibimos y que nos familiariza con el mundo del arte. Procura potenciar la creatividad y la adquisición de habilidades, especialmente relacionadas con la pintura y la música.

6.7. Educación especial

La educación especial es la formación que reciben las personas con distintas necesidades educativas distintas a las del resto, especialmente centradas en jóvenes con discapacidades físicas o emocionales, como por ejemplo el autismo, parálisis cerebrales, superdotados, depresión, psicosis, etc. Los profesionales que imparten este tipo de educación saben perfectamente lo que necesitan y, siendo conscientes de sus limitaciones, les ofrecen a estas personas excepcionales la mejor formación posible.

Referencias bibliográficas

  • Muñoz Quezada, M.T. (2006) “Educación y efectividad”. Revista Iberoamericana de Educación.
  • Martínez Uribe, C.H. (2013) “La educación a distancia: sus características y necesidad en la educación actual”. Educación.
  • Shirley Benítez, N., Arroyave Giraldo, D.I., Bolívar, D.J., Bertilda Orrego, A. (2014) “La educación del siglo XXI: Una educación en y para la diversidad”. Educación, Pedagogía y Ambientes de Aprendizaje.
TÓPICOS
Aprendizaje
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.