Los 4 tipos de Trastornos del Aprendizaje (y sus características)

Los trastornos del aprendizaje son dificultades inesperadas, específicas y persistentes para adquirir un aprendizaje, a pesar de que el individuo cuente con un cociente intelectual, medios e instrucción adecuados.

Tipos trastorno aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje constituyen una realidad que afecta a un importante porcentaje de niños en la etapa escolar. Aunque estas siempre han existido, no ha sido hasta hace poco que han comenzado a conocerse gracias a la investigación en los ámbitos de la psicología, la pedagogía y la educación.

Los trastornos del aprendizaje se sitúan entre las causas principales detrás de los casos de bajo rendimiento y fracaso escolar. Por esta razón, cada vez se está enfatizando más la necesidad de detectar de manera precoz estas situaciones, con el fin de ofrecer a los alumnos con necesidades educativas especiales las intervenciones y recursos que necesitan para aprender y lograr éxito académico.

¿Qué son los trastornos del aprendizaje?

Con mucha frecuencia y durante demasiado tiempo, los alumnos con estas dificultades eran tachados de vagos, poco inteligentes o simplemente eran calificados como casos perdidos. Afortunadamente, los estudios que se han realizado en los últimos años han permitido indagar sobre este ámbito tan desconocido, pudiendo comprender mejor el por qué de su aparición. Lo cierto es que los trastornos del aprendizaje son considerados a día de hoy como trastornos del neurodesarrollo que se caracterizan por ser inesperados, específicos y persistentes.

¿Por qué se han definido de esta manera? Pues bien, porque aquellos alumnos con dificultades de este tipo muestran, en primer lugar, un cociente intelectual dentro de la normalidad. Por tanto, se trata de alumnos en los que, en principio, no cabría esperar observar problemas para aprender, pues no cuentan con discapacidad cognitiva o capacidades superiores a la media que requieran modos de enseñanza distintos a los estándar.

Además, los trastornos del aprendizaje tampoco se pueden achacar a la falta de recursos, estimulación o a una instrucción inadecuada, ya que el alumno que fracasa suele contar con un entorno favorable y, aun con todo, no logra aprender adecuadamente. Estos trastornos son, como venimos diciendo, específicos. Esto significa que no generan una dificultad global a la hora de aprender, sino que la problemática queda concentrada en un área delimitada, como pueden ser la lectura o el cálculo.

La persistencia es la tercera característica definitoria de los trastornos del aprendizaje, ya que tienden a mantenerse en el tiempo. Esto no significa que los alumnos estén condenados a fracasar, sino que necesitarán apoyos y estrategias especiales para poder convivir a lo largo de su vida con esta dificultad. Un ejemplo claro de ello es la dislexia. Aunque este problema no pueda revertirse, quienes reciben una intervención educativa adecuada y precoz pueden llegar a aprender exitosamente al igual que los demás gracias a la aplicación de estrategias basadas en la compensación.

Trastorno aprendizaje

Es habitual que los trastornos del aprendizaje se vinculen con malos resultados académicos y dificultades escolares. Sin embargo, la repercusión que este problema puede ocasionar en un niño va mucho más allá, especialmente cuando este no está recibiendo la intervención que necesita. Los problemas para aprender ocasionan problemas de conducta, alteraciones del estado de ánimo (como depresión o ansiedad) y grandes problemas de autoestima.

Los alumnos que viven un continuo fracaso a la hora de aprender en la escuela pueden sentirse inferiores a los demás y formar un autoconcepto negativo de sí mismos. Todo ello puede hacer que asuman que su situación es algo estable en el tiempo, que no va a cambiar y está fuera de su control. Además, algunos alumnos con dificultades se pueden enfrentar a acoso escolar, pues reciben burlas de otros por sus problemas para aprender en algunas áreas. Un ejemplo de ello puede ser exponerse a risas o burlas cuando un niño con dislexia lee en público.

Todo lo que aquí comentamos produce, en última instancia, una profunda desmotivación hacia el aprendizaje. El colegio e instituto pasan a ser un lugar donde continuamente se vive frustración al no poder lograr lo mismo que los demás a pesar del esfuerzo, por lo que pueden darse casos de abandono escolar una vez que se superan los años obligatorios de enseñanza. Todo esto genera un sufrimiento evitable en muchos niños y niñas y hace que muchos talentos queden empañados por dificultades que no se han sabido gestionar y atender como merecen.

A todo lo que exponemos, se debe añadir la problemática que los colegios encuentran por la ausencia de recursos y medios para apoyar al alumnado con necesidades educativas especiales. Esto es especialmente complicado en los centros públicos, donde el profesorado se topa con una demanda inabarcable y una responsabilidad que no pueden asumir debido, muchas veces, a la falta de formación, conocimiento o medios materiales.

Debido a la enorme importancia que este fenómeno tiene a día de hoy en el sistema educativo, en este artículo vamos a hacer un repaso de los principales tipos de dificultades que se pueden encontrar en las aulas.

¿Qué clases de trastornos del aprendizaje existen?

A continuación, vamos a repasar los diferentes tipos de trastornos del aprendizaje y sus respectivas características.

1. Dislexia

La dislexia se define como un trastorno específico del aprendizaje por el cual la persona encuentra problemas para leer. Esto se debe a que no es capaz de identificar los sonidos del habla ni comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras. Es decir, hay un fallo en el proceso de decodificación.

Quienes sufren dislexia cuentan con una inteligencia dentro de la normalidad y muestran una visión adecuada sin dificultades. El problema se localizaría pues en las áreas cerebrales encargadas de procesar el lenguaje.

En los casos de dislexia el pronóstico suele ser favorable cuando se introduce una intervención especializada precoz, pues como ya hemos mencionado es un trastorno que no se revierte. Por tanto, es importante ganar tiempo y actuar con prontitud para alcanzar los mejores resultados. No se debe dejar de lado el apoyo emocional, pues en ocasiones esta dificultad puede mermar profundamente el bienestar psicológico del niño o niña.

Hace décadas la dislexia era un problema absolutamente desconocido. Quienes sufrían esta dificultad atravesaban su infancia con mucho sufrimiento y frustración, sin recibir intervenciones adecuadas con todo lo que esto implica. Por ello, aún hay personas que reciben su diagnóstico a edades tardías. No obstante, aunque lo ideal es contar con apoyos desde el inicio, nunca deja de ser necesario el apoyo profesional, aunque sea tarde.

Dislexia trastorno

2. Discalculia

La discalculia es una dificultad permanente para el aprendizaje matemático. Las personas con este problema encuentran muchos obstáculos para poder aprender o comprender conceptos numéricos y principios aritméticos.

Esta dificultad es menos conocida que otras que comentamos en este artículo, aunque se conoce que hasta la mitad de alumnos con discalculia muestran, además, déficits a la hora de aprender a leer o sintomatología propia del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Discalculia trastorno

3. Disgrafía

La disgrafía consiste en la dificultad para escribir. Esta puede explicarse por diferentes causas. Puede aparecer como consecuencia de la dislexia, aunque también puede ocurrir debido a problemas de coordinación motora o a dificultades para interpretar el espacio.

La manifestación de la disgrafía será sutilmente distinta dependiendo de la causa que la justifique. Cuando esta es un resultado de una dislexia no tratada, el alumno escribirá las palabras de una manera inadecuada a nivel ortográfico o directamente ilegible. Cuando la causa es un déficit motor o un problema visual, se observará una caligrafía con mala letra, pero la ortografía será correcta.

Disgrafía

4. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a un importante porcentaje de niños en las aulas. Al igual que los demás trastornos que hemos comentado, se caracteriza por su persistencia en el tiempo, aunque con intervenciones adecuadas en casa y en el centro escolar puede llegar a manejarse.

Este trastorno engloba un conjunto de síntomas relacionados con la dificultad para mantener la atención, la hiperactividad y la impulsividad. Tal y como sucede en otros problemas de aprendizaje, el TDAH puede generar profundos problemas psicológicos más allá del bajo rendimiento académico, como una baja autoestima, dificultad en las habilidades sociales o problemas de conducta.

Para realizar un diagnóstico de TDAH el niño debe ser evaluado por profesionales. Generalmente, se considera que los síntomas deben aparecer antes de los 12 años. Estos pueden estar relacionados con la inatención, la impulsividad o ambos. De igual manera, se pueden dar casos de una mayor o menor severidad. Muchos adultos que en la infancia han sufrido TDAH siguen exhibiendo algunas dificultades en la madurez. No obstante, se ha observado que la sintomatología tiende a suavizarse a medida que aumenta la edad.

Este trastorno es más frecuente en varones que en mujeres. Además, el patrón observado suele variar en función del sexo, predominando los síntomas impulsivos en ellos y la inatención en ellas. El tratamiento no revierte el TDAH, aunque es fundamental para el manejo de los síntomas, previniendo la aparición de las dificultades adicionales que hemos mencionado. Cuanto más precoz es la intervención, más probabilidades de éxito se darán.

Aunque el TDAH es una realidad para muchos niños, lo cierto es que algunos expertos han planteado la posibilidad de que se esté produciendo un sobre diagnóstico. La etiqueta de TDAH se emplea, en ocasiones, en casos de niños con dificultades para concentrarse o mantenerse tranquilos, ignorando otras posibles explicaciones alternativas.

TDAH
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies