Los 15 tipos de letras más importantes (y sus características)

El mundo de la tipografía en inmenso. Existen muchos tipos distintos de letras que pueden acompañar de forma mejor o peor a nuestro texto. Un repaso de su clasificación.
Tipos letras

Cada día leemos, por muy poco que sea. Puede que leamos algo muy breve, como un mensaje de chat o una notificación en una red social o, también puede suceder, que leamos todo un artículo científico o varias páginas de un libro. Sea como sea, la lectura está presente en nuestras vida.

Está claro que las palabras escritas nos quieren expresar algo pero, ¿qué hay con la forma en cómo nos vienen presentadas? Existen un montón de tipografías que hacen que cambie mucho el aspecto de las palabras que leemos y, consecuentemente, nos despiertan una impresión y emoción diferente.

Arial, Calibri, Times New Roman… Son muchos los tipos de letras que se pueden usar para escribir un texto y a continuación veremos las clasificaciones más famosas, además de comprender la importancia de usar una tipografía u otra en función del mensaje que queramos transmitir y la respuesta que queramos despertar en nuestro receptor.

¿Cuáles son los tipos de letras?

Cuando estamos escribiendo usando un procesador de textos podemos ver que hay una pestañita en donde podemos seleccionar el tipo de letra que queremos. No solemos darle mucha importancia a la cuestión de la fuente soliendo usar solo Times New Roman, Calibri y Aria cuando escribimos un texto, pero lo cierto es que hay todo un campo de estudio detrás, la tipografía, además de que el tipo de letra usado para transmitir un determinado mensaje está muy valorado en aspectos como la publicidad y la política.

La tipografía es al texto lo que la entonación y el volumen es al discurso oral. La estética de las letras no es una simple cuestión visual, sino que también una cuestión de adecuación que nos produce una impresión a nivel mental. En función de qué tipografía usemos para escribir algo, lo escrito nos parecerá más o menos elegante, informal, llamativo o apropiado para lo que se está diciendo de forma verbal y escrita. Aunque se usen las mismas letras, las mismas palabras y las mismas frases, el estilo usado puede cambiar por completo aquello que no se lee directamente, algo así como el lenguaje no verbal de un texto.

Por ejemplo, presentar un trabajo universitario en Times New Roman se ve como apropiado, mientras que hacerlo en Comic Sans puede hasta hacer que el trabajo no sea ni corregido. El primer estilo se ve como formal y elegante, adecuado para contextos elevados como el universitario. Times New Roman es el traje y corbata de un texto escrito. En cambio, el estilo Comic Sans es visto como poco serio, para nada apropiado para la universidad. Es vestir de ir por casa al texto o, peor, vestirlo de payaso.

Muchos son los elementos que hacen que un tipo de letra sea de una u otra forma, haciéndolo más o menos apropiado para diferentes contextos. Entre los elementos a tener en cuenta, y que de hecho se tienen en cuenta en las clasificaciones de los tipos de letras, tenemos aspectos como el grosor del trazo, si hay o no remate o serigas, lo redondeada o cuadriculada que sea la letra, su inclinación, la separación entre las letras...

En este artículo vamos a hablar principalmente de los tipos de letras del alfabeto latino, alfabeto que posee muchas tipografías y que cada una de ellas tiene unos usos más apropiados. Con el paso del tiempo han ido apareciendo un sinfín de estilos de escritura que hacen que la cuestión de la tipografía sea verdaderamente un mundo.

1. Clasificación de Thibaudeau

Los expertos en tipografías coinciden en considerar a Francis Thibaudeau como el pionero en intentar realizar una clasificación sistemática de los tipos de letras. Este tipógrafo francés clasificó los tipos de letras en dos grupos, teniendo en cuenta si la letra presentaba o no remates, denominados serifas. Después se acabaría incluyendo un tercer grupo que engloba a aquellas tipologías que no pudieran considerarse dentro de las dos anteriores.

1.1. Serifadas

Las tipologías serifadas son todas aquellas fuentes en las que las letras tienen pequeños remates a modo de ornamento, normalmente en sus extremos. Este tipo de letra suele tener un aspecto más elegante, puesto que las serifas engalanan las letras dándoles una apariencia más profesional y sofisticada. Un ejemplo clásico de tipografía serifada es la Times New Roman, muy usada en documentos legales, libros o cualquier texto con cierta seriedad y formalismo. También tenemos Garamond y Rockwell.

Dentro del grupo de las serifadas podemos mencionar brevemente a otros tres: las romanas antiguas, con pocas diferencias entre sus trazos gruesos y finos, serifas cóncavas y triangulares; las romanas modernas, donde siguen habiendo pocas diferencias entre los trazos gruesos y finos pero están más estilizadas que las romanas antiguas; y las egipcias, que tienen un aspecto de máquina, con trazos del mismo grosor y serifas rectangulares.

Rockwell

1.2. Sin serifa

Como su propio nombre indica, las letras sin serifa (también llamadas “de palo seco”) no presentan ornamentaciones en sus extremos. Es una tipografía fácil y sencilla de leer, con una apariencia limpia aunque simple e informal. Ejemplos de letra de este tipo son la fuente Arial, Akzidenz Grotesk y Univers.

1.3. Otras

En la clasificación de Thibaudeau se recoge un tercer tipo en el que se ponen todas las letras que no tienen un patrón estable y mantenido. Suelen ser letras manuscritas y decorativas que tienen como función principal expresarse a nivel de imagen más que a nivel escrito. Podríamos decir que son las letras de más tipo artístico.

2. Clasificación de Vox-ATypI

Otra de las clasificaciones más conocida es la propuesta de Maximilien Vox quien fue un historiador, periodista e ilustrador gráfico de francés. Basándose en el trabajo de Thibaudeau, Vox creó su propia clasificación el año 1954. Esta clasificación tuvo mucho éxito, tanto que de hecho es uno de las más usadas en todos los ámbitos y aceptada como norma por la Asociación Internacional de Tipografía. Con el paso del tiempo ha ido teniendo varias revisiones hasta llegar al sistema actual: la clasificación de Vox-ATypl.

2.1. Humanas

Las letras humanas, también llamadas humanísticas o venecianas, son tipografías que se asemejan a la fuente usada en los manuscritos del siglo XV de la Venecia renacentista. Estas letras tienen remates pequeños, con poca diferencia y contraste entre sus trazos amplios y finos y las letras se escriben con poca separación las unas de las otras. Algunos ejemplos de este tipo de tipografías son las Centaur, Cloister y Jenson.

2.2. Garaldas

Las garaldas, aldinas o antiguas son un tipo de letra que destacan por tener un llamativo contraste entre sus trazos más finos y más gruesos, aunque sus proporciones también son más finas y estilizadas. Su nombre es una combinación de los de Claude Garamond y Aldo Manucio, tipógrafos del siglo XVI. Ejemplos de esta tipografía son las Garamond, Bembo y Palatino.

Bembo

2.3. Reales

Las letras reales nacieron con la Imprenta Real. También se las conoce como letras de transición y se caracterizan por ser prácticamente verticales, sin inclinación, además de tener una diferencia entre trazos gruesos y finos más marcada que en los dos tipos anteriores. Reúnen características tanto de las tipografías clásicas como modernas, aunque están más identificadas con las primeras. Entre las letras reales podemos encontrar la Times New Roman, la Baskerville o la Century Schoolbook.

2.4. Didonas

Aunque perfeccionadas por el tipógrafo italiano Giambattista Bodoni, las letras didonas reciben su nombre del tipógrafo francés François-Ambroise Didot. Esta tipografía apareció alrededor del siglo XVIII y su finalidad principal era la de diferenciarse de los tipos de letras usados durante el Antiguo Régimen durante la Revolución Francesa, es decir, la creación de este tipo de letra responde a finalidades revolucionarias y propagandísticas. La diferencia entre los trazos es muy marcada y hay poca separación entre letra y letra. Algunos ejemplos de letras didonas son Century, Times New Roman y Madison.

2.5. Mecánicas

Las letras mecánicas o egipcias son tipos de letras muy usadas durante la Revolución Industrial y su aspecto trata a la par con los avances tecnológicos de la época. Prácticamente no hay diferencias entre trazos finos y gruesos y sus serifas rectangulares son del mismo tamaño que el trazo del resto de la letra, haciendo de estas tipografías unas que dan cierto aspecto de robustez y fuerza. Entre ellas podemos encontrar la Rockwell, la Egyptienne, la Memphis y la Clarendon.

2.6. Lineales

Dentro del grupo de letras lineales encontramos un gran conjunto de tipografías donde no hay serifas. Son tipos de letras limpias e informales y fueron introducidas para usos comerciales y publicitarios. Dentro de ellas hay otra clasificación con cuatro grandes grupos:

  • Grotescas: semejantes a las mecánicas pero sin remates, con aspecto cuadrado y un poco de contraste entre trazos. Ejemplos son la Franklin Gothic y la Monotype 215.
  • Neogrotescas: con menos contraste entre trazos que las grotescas y más estilizadas. Un ejemplo es la Helvetica.
  • Geométricas: tienen un aspecto monolineal y geométrico. Hay poca diferencia entre las diferentes letras del alfabeto, con formas muy parecidas. Ejemplos de geométricas son las Bauhaus, Eurostile y Futura.
  • Humanistas: toman aspectos propios de los estilos renacentistas, con cierta similitud con las letras clásicas humanas y las garaldas, aunque sin remates. Ejemplos: Gill Sans y Optima.

2.7. Incisas

Las letras incisas dan la sensación de estar talladas, con una gran amplitud y similitud en todas sus letras. Sus serifas son más bien pequeñas y compactas, casi imperceptibles. Entre ellas encontramos la letra Trajan y la Perpetua.

Trajan

2.8. Escriptas

Las escriptas pretenden emular el estilo de letra que se escribe cuando se usan instrumentos clásicos de escritura como la pluma o el pincel. Suelen escribirse en cursiva y ligada, soliendo no haber separación entre letras porque están unidas, tal y como escribiríamos en una hoja de papel con estilográfica. La Hyperion es un ejemplo de tipo de letra escripta, junto con Albertus, Copperplate Gothic y Trajan.

2.9. Manuales

Las letras manuales se asemejan a las escriptas pero tienen un poquito más de separación y son más caligráficas. Son recurrentes en los carteles publicitarios y se usan para marcar o destacar visualmente lo que se ha escrito. Dos ejemplos de este tipo de letra lo tenemos en las fuentes Klang y la Cartoon.

2.10. Fracturadas

Las letras fracturadas son un grupo en el que se engloban las letras de tipo Gothic, muy ornamentales y con formas puntiagudas. En la clasificación original de Vox estas tipografías eran englobadas dentro de las manuales, pero con el paso del tiempo acabó convirtiéndose en su propio rupo independiente. Un ejemplo de esta tipografía es la Fraktur.

2.11. Gaélicas

Las gaélicas son aquellas tipografías propias de Irlanda que se usan para la escritura del irlandés gaélico. Es una tipografía que surge como adaptación de la escritura tradicional del irlandés de la Edad Media, solo que adaptado a tiempos modernos y popularizado entre los siglos XVI y XXI. Un ejemplo de escritura gaélica es la tipografía Duibhlinn.

Aunque se añadió en la clasificación ATypl del 2010, no está exenta de polémica porque hay quienes lo consideran más como un nuevo alfabeto en vez de un estilo de escritura del alfabeto latino y, por lo tanto, debería estar dentro de las tipografías extranjeras. El motivo de ello es que hay algunas letras gaélicas que, al cambiarlas de tipografía, se convierten en otras distintas, es decir, no cambia solo el estilo sino también el propio grafema.

2.12. Extranjeras

En el sistema de Vox-ATypl se tiene un grupo especial para las fuentes usadas para alfabetos extranjeros. Como se puede comprender no es un grupo homogéneo que haga referencia al estilo particular de la letra usada, sino a los estilos que no han sido tradicionalmente usados para el alfabeto latino. Así pues, este grupo sirve como cajón de sastre para absolutamente todo tipo de grafía usado en alfabetos de todo el mundo, como el griego, el cirílico, el arábigo, el chino, el hebreo, el mongol...

La psicología de los tipos de letras

Acabamos de ver las dos clasificaciones más famosas y usadas a la hora de agrupar las tipografías. A lo largo de sus categorías hemos comentado algunas de las funciones que tienen estos estilos tipográficos que, aunque se usen exactamente las mismas palabras, la impresión que genera un texto sobre su lector puede cambiar en función de si la letra tiene remates o no, su inclinación y demás aspectos. Hay toda una psicología detrás de los tipos de letras usados, algo muy tenido en cuenta en publicidad y, también, campañas políticas.

Una de las personas que mejor sabe esto es Sarah Hyndman, autora de “Why Fonts Matter” (“Por qué importa la tipografía”) que en este libro explica la importancia de escoger la fuente más apropiada para enviar un determinado mensaje, sea cual sea. La forma en cómo aparecen las palabras, esto es, el tipo de letra, influye en la forma en cómo el lector las recibe y la idea que se genera, idea que se capta no únicamente con la palabra escrita sino de forma subliminal con la tipografía usada. Un texto no solo tiene lenguaje verbal escrito, sino también nos transmite información no verbal con la forma de sus letras.

1. Alimentación

Por sorprendente que nos pueda parecer, la letra influye en nuestra percepción del sabor y esto es algo muy tenido en cuenta en la industria de la alimentación. Hay tipos de letras que son más apetitosos que otros y son más o menos apropiados para con el alimento que pretenden vender. Por ejemplo, las fuentes redondeadas se asocian con alimentos dulces aunque, también, con aquellos con muchas calorías, mientras que las fuentes más anguladas se asocian con alimentos más agridulces.

2. Prestigio del producto

Algunos tipos de letras se asocian con productos caros y elegantes, como es el caso de la tipografía Didot, un estilo que tiene contraste entre los trazos de sus letras. Trazos gruesos y finos con remates se asocian con prestigio y glamour, motivo por el cual revistas del corazón y marcas de colonias suelen recurrir a este tipo de tipografías para vender su producto como sinónimo de elegancia, recurriendo tambén al color dorado o negro sobre fondo blanco.

3. Dificultad de la tarea

La tipografía también influye en la dificultad percibida de una tarea. Esto es debido a que el cerebro confunde el proceso de escritura con lo que está leyendo, asociando un tipo de letra complejo con uno difícil de escribir. Esto lo extrapola con el nivel de dificultad que puede implicar hacer una tarea que le han explicado en forma de instrucciones escritas. Por ejemplo, si leemos el manual de instrucciones para ensamblar un mueble que está escrito en una tipografía fácil de leer nos pensaremos que montar ese mueble va a ser sencillo.

Otro ejemplo lo tendríamos al ir a un restaurante elegante y ver que su carta está escrita en una tipografía de difícil escritura. Cuando más compleja sea la tipografía usada, más dificultad atribuiremos a la preparación de los platos que en ella vienen indicados, haciéndonos creer que el chef invierte gran empeño y esfuerzo en los platos que sirve en el restaurante.

4. Uso en política

El uso de la tipografía es crucial en las campañas políticas. En función del tipo de letra usado el candidato puede ser percibido como un conservador, un agente de cambio, una persona que no parece que cumplirá con sus promesas y cualquier otra interpretación que se pueda hacer de lo que escriban en sus carteles con propaganda. Un ejemplo de tipografía muy bien usada para ganar unas elecciones las tenemos en el caso de la campaña de Barack Obama de 2008 para ganar la presidencia.

Antes de la campaña de Obama los candidatos a la presidencia, tanto demócratas como republicanos, solían recurrir a fuentes clásicas para escribir los mensajes de sus carteles y folletos propagandísticos. ¿Qué es lo que hizo Barack Obama? Con la intención de ser visto como sinónimo del cambio usó una tipografía sin serifa y novedosa, clara, audaz y simple: la Gotham. Si bien esto no fue lo único que lo llevó al éxito, desde luego el uso de una nueva tipografía contribuyó en que Barack Obama fuera el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

Teniendo en cuenta tanto este caso en particular como los anteriormente mencionados, a partir de ahora deberíamos cuidar un poquito más la forma en cómo presentamos nuestros textos. La próxima vez que enviemos un correo electrónico, repartamos nuestro currículum vitae, entreguemos un trabajo de clase o hagamos un cartel para una manifestación deberemos pararnos un momento y reflexionar sobre cuál es el mejor estilos tipográfico que deberíamos usar.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies