Los 20 tipos de miedos (y cómo se expresan)

El miedo es una emoción básica y universal. Sin embargo, este tipo de reacción puede aparecer ante múltiples estímulos y situaciones, de manera que podemos distinguir diversos tipos de miedo.

Tipos miedo

El miedo es una reacción con la que todos nos encontramos familiarizados. A pesar de no ser una emoción especialmente agradable, resulta fundamental para la vida, ya que nos permite responder ante situaciones de peligro de forma eficiente. La versatilidad del miedo hace que este aparezca en escenarios muy diversos. Es por ello que no podemos hablar de una respuesta de miedo única, sino de varias. En este artículo veremos hasta veinte tipos de miedos diferentes y analizaremos de qué forma se expresa cada uno de ellos.

¿Qué es el miedo?

Definir qué es el miedo no resulta sencillo, ya que se trata de una respuesta que puede ser analizada desde diferentes planos. Como acabamos de comentar, a nivel biológico, el miedo es una emoción adaptativa vinculada con nuestra supervivencia. En este sentido, la respuesta de miedo está controlada por la parte de nuestro cerebro más instintiva.

Particularmente, una estructura llamada amígdala es la que se activa ante potenciales peligros, actuando como una suerte de alarma de incendios en el cerebro. Cuando la respuesta de miedo se activa, se desencadenan reacciones químicas en el organismo, que dan lugar cambios como el aumento de la presión arterial y los niveles de glucosa en sangre. Todo ello con el objetivo de dotarnos de energía suficiente para luchar o huir de la amenaza.

No obstante, el miedo también tiene una dimensión psicológica, ya que constituye un estado emocional y afectivo por el cual tratamos de adaptarnos a las situaciones que enfrentamos. A nivel cognitivo, el miedo también nos lleva a elaborar pensamientos e imágenes sobre la situación temida, generando, entre otras consecuencias, respuestas anticipatorias. Por último, si vamos más allá, el miedo también posee connotaciones culturales y sociales, pues muchos de nuestros miedos son aprendidos y adquiridos a través de la interacción con los demás.

¿Qué clases de miedo existen?

Ahora que ya nos podemos hacer una idea de qué es el miedo como respuesta a todos los niveles, indagaremos en aquellos tipos que podemos experimentar. Son los siguientes:

1. Miedo adaptativo o normal

Este tipo de miedo es el que aparece ante situaciones en las que existe un riesgo o peligro objetivo ante el cual debemos reaccionar. Es una respuesta necesaria sin la que no podríamos sobrevivir. Por ejemplo, este miedo se activaría si ocurre un incendio y debemos salir corriendo del lugar en llamas.

Miedo adaptativo

2. Fobias

Una fobia es una respuesta muy distinta del miedo normal. A diferencia del anterior, es un temor que aparece ante una situación que, objetivamente, no implica peligro para el individuo. Sin embargo, la persona vive un auténtico terror ante el estímulo temido, con una fuerte activación fisiológica y una gran sensación de incontrolabilidad. Lejos de contribuir a afrontar la situación, las fobias bloquean a la persona, que queda totalmente paralizada. Ejemplos de este tipo de respuesta son la fobia a las alturas o a las arañas.

3. Fobia social

Este tipo de miedo merece ser categorizado de forma independiente al resto de fobias, debido a que tiene un impacto mucho más serio en el bienestar y la calidad de vida de la persona. Se trata de un miedo irracional que aparece en situaciones sociales, donde la persona teme ser juzgada por los demás, hacer el ridículo o ser el centro de atención. Quienes experimentan este tipo de miedo tienden a aislarse de forma progresiva si no se realiza una intervención adecuada, aunque no todos los casos implican el mismo grado de severidad.

4. Miedo al rechazo

No sorprende que uno de los temores más extendidos en las personas sea el miedo a ser rechazado. Como seres sociales que somos, necesitamos sentirnos apreciados por los demás, por lo que nada resulta más hiriente que ser desplazado o ignorado por los iguales. El miedo al rechazo se hace especialmente acusado en la adolescencia, momento en el que el grupo de iguales cobra una enorme importancia. Este temor puede llevarnos a actuar de formas que no queremos simplemente para encajar en el grupo y ser aceptados.

5. Miedo al fracaso

En una sociedad obsesionada con la meritocracia, el éxito y la competitividad, fracasar se convierte en uno de los mayores temores de las personas. Este miedo puede resultar altamente limitante, ya que impide a las personas tomar decisiones, dar pasos en sus vidas, arriesgar y, en definitiva, crecer. El miedo al fracaso puede hacer que nos sintamos atrapados en una vida que no nos hace felices, ya que tememos que los cambios nos perjudiquen. De igual forma, la cultura del éxito nos hace creer que los logros que conseguimos son lo único que define nuestro valor como personas, algo que da pie a muchos problemas psicológicos como baja autoestima o depresión.

Miedo fracaso

6. Miedo a los cambios

Muchas personas experimentan un gran temor cuando se producen cambios más o menos sustanciales en sus vidas. Las personas inseguras suelen tener muchas dificultades para digerirlos, por muy pequeños que sean. Cuando se producen cambios perdemos sensación de estabilidad y control y aparece incertidumbre sobre lo que puede ocurrir. Los cambios suelen implicar retos, aprendizaje, adquisición de nuevas conductas y afrontamiento de escenarios desconocidos. Quienes encuentran problemas para asumir todo esto suelen adoptar numerosas conductas de evitación que persiguen mantener a toda costa una situación vital invariable.

7. Miedo al compromiso

En algunas personas se produce un temor a vincularse de forma íntima y estable con una pareja. Parte de estos casos se deben a experiencias negativas e incluso traumáticas de relaciones anteriores en las que la persona se ha sentido herida, traicionada o abandonada. Así, este miedo actúa como un mecanismo de defensa para evitar sufrir de nuevo, aunque en realidad es una estrategia desadaptativa que nos impide continuar con nuestra vida y establecer vínculos nuevos y saludables con otras personas.

8. Miedo al abandono

Sentirse abandonado es uno de los peores sentimientos que se pueden experimentar. Aunque todos podemos experimentar este temor en mayor o menor medida, es especialmente acusado en aquellas personas que han tenido experiencias tempranas negativas. Los primeros vínculos que establecemos en nuestra vida son aquellos con las figuras de cuidado, generalmente nuestra madre o padre.

Si estas primeras relaciones son negligentes, la persona crece sin haberse sentido querida o valorada, e intentará compensar este abandono en sus relaciones futuras. Esto conduce a que, por dicho temor al abandono, muchas personas se aferren a relaciones tóxicas e incluso de malos tratos, sin reclamar sus derechos y obviando las necesidades y deseos propios frente a los ajenos.

9. Miedo a la muerte

Otro miedo muy condicionado por la cultura es el temor a la muerte. Actualmente, la muerte se ha cubierto de mucho tabú, ya que las personas han dejado de fallecer en casa para hacerlo en los hospitales. Además, la esperanza de vida ha aumentado de forma espectacular, por lo que morirse es algo mucho menos frecuente que antes, lo que ha desnaturalizado algo que antes se consideraba parte de la propia vida. El vocabulario que usamos, cargado de eufemismos (“se ha ido”, “está de viaje”), camuflan lo que es la muerte en sí misma y aumenta el temor hacia ella.

10. Miedo a enfermar

Este temor también es bastante frecuente. Recibe el nombre de Trastorno de ansiedad por enfermedad (anteriormente llamado hipocrondría) y se define como una preocupación excesiva por la propia salud. Las personas hipocondríacas refieren síntomas de todo tipo que se asocian con el padecimiento de una enfermedad médica grave. Se ha planteado que muchas personas con este temor esconden muchas carencias afectivas o dificultades para expresar lo que sienten a los demás. Así, su supuesta enfermedad se convierte en un pretexto para recibir las atenciones y el cariño que no han podido obtener de otra manera.

Miedo enfermar

11. Complejo de Jonás

Este término fue acuñado por Abraham Maslow, quien lo empleó para hablar de aquellas personas que temen alcanzar el éxito. Se ha planteado que este miedo puede ser de tipo inconsciente, de tal forma que la persona lo experimenta sin darse cuenta. Aunque temer al éxito puede resultar paradójico, ascender y lograr metas implica asumir ciertas pérdidas secundarias. Por ejemplo, una mujer que asciende a un puesto directivo puede tener muchas dificultades para ser madre, si así lo desea, debido a la responsabilidad del cargo.

12. Miedo a la soledad

Este miedo guarda relación con otros temores que ya hemos comentado, por ejemplo, el miedo al rechazo. Los seres humanos necesitamos de los demás para poder sobrevivir. No obstante, resulta fundamental encontrar el equilibrio y saber disfrutar del tiempo a solas. Muchas personas temen a la soledad más que nada, ya que esta se asocia con el abandono, la tristeza, etc. Aunque este miedo está presente en cada etapa del ciclo vital, en la tercera edad este temor es muy habitual debido a que la vejez es un momento de pérdidas. Por ejemplo, enviudar y perder al compañero/a de vida tras años de convivencia.

13. Miedo a perder la libertad

Este temor también está bastante extendido en la población, y se refiere al temor a perder autonomía y capacidad de actuar libremente. De nuevo, las personas mayores sienten este miedo de forma muy intensa, ya que al envejecer la salud se deteriora, se pierde movilidad y autonomía y el individuo no puede actuar de forma independiente.

14. Síndrome del nido vacío

Este síndrome se refiere a la tristeza que sienten los padres cuando sus hijos abandonan el hogar familiar. Muchos padres sienten mucho temor por la llegada de este momento, ya que se identifican con su rol de progenitores y una gran parte de su vida ha ido destinada al cuidado de los hijos. Este temor puede llevar, en los casos más graves, a que los padres traten de postergar este momento estableciendo vínculos demasiado intrusivos con sus hijos adultos.

15. Miedo al COVID-19

No podíamos realizar esta lista sin dejar un hueco a este virus que ha cambiado nuestra vida de forma radical. El temor a contraer esta enfermedad ha sido algo generalizado en la población, debido al gran número de vidas que se ha cobrado y las secuelas que ha dejado en muchos pacientes. Este temor ha sido en muchas personas un primer paso hacia el desarrollo de fobias y trastornos de ansiedad por enfermedad.

Miedo covid19

16. Miedo a la pobreza

Otra de las grandes preocupaciones que sufrimos las personas guarda relación con el dinero. El temor a tener problemas económicos graves o a sufrir una crisis es algo que quita el sueño a una parte importante de la población debido a sus importantes consecuencias.

17. Miedo al divorcio

Este temor se relaciona íntimamente con los valores de la persona y su marco cultural. Aunque el divorcio nunca es un proceso agradable, se ha normalizado mucho en las culturas occidentales. Sin embargo, aún hay personas que perciben el divorcio como el fin de sus vidas y una desgracia irresoluble en lugar de una decisión necesaria cuando un matrimonio deja de funcionar.

18. Miedo a expresar las opiniones

Este tipo de miedo es también muy típico de personas inseguras. Por temor a lo que los demás puedan pensar, a generar conflicto u obtener rechazo, son muchos los que optan por no manifestar sus opiniones y sentimientos, adoptando un estilo de comunicación inhibido.

19. Miedo a los desconocidos

Este temor es especialmente frecuente en la infancia. En realidad, es un miedo evolutivo que se resuelve con el tiempo y que indica que el niño tiene un vínculo saludable con su figura de apego. Se trata de un mecanismo de protección de las crías humanas, que permite que los niños más pequeños de entre uno y dos años se mantengan cerca de sus cuidadores.

20. Miedo a la crítica

Este miedo aparece cuando la persona teme recibir críticas por parte de los demás. Se trata de un temor que impide a muchas personas hacer aquello que desean por miedo a ser juzgados.

Miedo críticas
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies