Los 7 tipos de personas introvertidas (y cómo identificarlas)

La introversión es un rasgo de la personalidad que nos hace concentrarnos más en nuestro mundo interior y en nuestros sentimientos y pensamientos que en lo que sucede a nuestro alrededor. Veamos qué clases de personas introvertidas existen.

tipos-personas-introvertidas

En el mundo de la Psicología, uno de los conceptos más interesantes y a la vez enigmáticos que existen es el de la personalidad. Y es que a pesar de que podamos definir la personalidad como el conjunto de rasgos psicológicos que determinan nuestra forma de ser y de ser vistos, lo cierto es que este término esconde muchos matices debido a la enorme diversidad de personalidades que pueden desarrollar las personas.

Fruto de este interés tanto por su origen como evolución a lo largo de la vida, son muchos los psicólogos que han elaborado interesantísimas teorías acerca de la personalidad. Y sin duda, uno de los más importantes fue Carl Gustav Jung, psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo famoso por, entre otras muchas aportaciones, describir, en 1921, los que él definió como “Los 8 tipos psicológicos”.

En esta obra, donde estudió las bases de la personalidad, definió dos clases principales sobre las que se construyen las demás: extrovertidos e introvertidos. Y aunque la clasificación de las personalidades haya evolucionado mucho desde entonces, esta diferenciación sigue siendo muy interesante. Y es que la extroversión y la introversión son dos rasgos que determinan enormemente nuestra forma de ser.

Por ello, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a indagar en las bases psicológicas de la introversión, aquel rasgo que nos hace concentrarnos más en nuestro mundo interior, y, sobre todo, a explorar qué clases de personas introvertidas existen.

¿Qué es la introversión?

La introversión es un rasgo de la personalidad que nos hace concentrarnos más en nuestro mundo interior que en el mundo exterior. Es decir, es aquel pilar de la personalidad que determina cómo nuestra percepción se focaliza más en nuestras ideas y pensamientos, es decir, en todos aquellos procesos que ocurren en nuestra mente, que en lo que sucede a nuestro alrededor.

En contraposición a la extroversión, aquel rasgo de la personalidad donde la persona se focaliza más en los sucesos externos, interesándose más por su relación con los sujetos de su alrededor y estando más alerta de lo que sucede a su alrededor que en su interior, la introversión nos lleva a poner el foco de nuestra vida en nuestro mundo interno.

Por desgracia, a nivel tanto cultural como social, la extroversión está mejor vista que la introversión, de ahí que muchas personas que son introvertidas por naturaleza intenten ocultar su personalidad y forzarse a desplegar conductas propias de las personas extrovertidas, pues en ocasiones incluso son forzadas por su entorno para que dejen de vivir tanto en su mundo interior.

Pero una persona introvertida jamás debe ser obligada a cambiar su forma de ser. No hay nada de malo, siempre que pueda tener una vida plena en el plano tanto personal como profesional, en vivir más centradas en sus fantasías, pensamientos, ideas y recuerdos. Es cierto que esto puede llevar a preferir realizar actividades en solitario, pero, de nuevo, esta creencia de que todo lo debemos hacer acompañados es algo puramente social y cultural.

Del mismo modo, no debemos confundir la introversión con la timidez. Es cierto que las personas introvertidas son más propensas a ser tímidas, pero esta relación no siempre existe. La timidez es el miedo anticipado a ser el centro de atención de un grupo de personas, sintiéndose la persona insegura cuando está con gente. Pero alguien introvertido puede no tener ningún rasgo de timidez. Se siente seguro y confiado en la compañía de los demás. Simplemente prefiere vivir más en su mundo interior ya sea por decisión propia, por experiencias del pasado o simplemente por su personalidad.

introversion-que-es

Como hemos dicho, la clasificación de las personalidades ha evolucionado mucho con el tiempo. Y desde que las psicólogas Katharine Cook Briggs e Isabel Briggs Meyer, madre e hija, respectivamente, desarrollaran en 1942 y basándose en las teorías de Carl Jung el Indicador Myers-Briggs, ya no hablamos tanto de personalidad introvertida, sino que usamos esta introversión como rasgo para definir varias de las 16 personalidades propuestas por este modelo. Así, alguien introvertido suele desarrollar alguna de las siguientes personalidades:

  • Personalidad moral: Personas muy confiables que tienen un muy elevado sentido de la ética, del deber y de la moralidad. Suelen vivir en su mundo interior para conocer bien sus valores y actuar siempre de la manera que ellos consideran justa.

  • Personalidad reservada: Personas que viven especialmente “encerradas” en su mundo interior, prefiriendo analizar las situaciones que ocurren a su alrededor para interactuar solo cuando están seguras de poder ser de ayuda. Es lo que solemos asociar con personas con una mente fría.

  • Personalidad protectora: Personas que viven en su propio mundo, dirigiendo el ritmo de su vida sin influencias externas y estableciendo sus propias normas. Buscan siempre estimular sus sentidos y no se preocupan de las opiniones de los demás. Es propia de los artistas.

  • Personalidad pensativa: Personas con una increíble capacidad imaginativa, con voluntad de siempre estar aumentando sus conocimientos, con placer por aprender y con la tendencia a ver el mundo con sus propios ojos. Es la personalidad de las grandes mentes de la historia.

  • Personalidad reflexiva: Personas que tienen la voluntad de encontrar errores en el conocimiento que damos como válido sin generalmente ser cuestionado y con ser de dar con nuevas formas de entender el mundo.

  • Personalidad consejera: Personas que, pese a vivir en su mundo interior, son muy empáticas. Saben escuchar, son sensibles y siempre tienen la voluntad de dar consejos para ayudar a las personas de su entorno.

  • Personalidad altruista: Personas que, como las anteriores, tienen voluntad de ayudar a los demás, pero no solo a las personas de su entorno, sino también a desconocidos. Además, por desgracia, tienen tendencia a olvidar sus propias necesidades.

Como vemos, la introversión es un rasgo muy complejo de la personalidad que da lugar a la clasificación más aceptada de la misma. Ya ha quedado claro que existen muchos matices en los rasgos de las personas introvertidas. Pero ahora, analizando qué clases de introvertidos existen, quedará incluso más claro.

¿Qué clases de introvertidos existen?

A través tanto de los estudios de Carl Gustav Jung como de los del psicólogo Jonathan Cheek, podemos disponer de una clasificación de las personas introvertidas según sus rasgos de personalidad. Veamos, pues, qué características tienen los distintos tipos de introvertidos.

1. Introvertidos mentales

Los introvertidos mentales son aquellas personas que tienen tendencia a pasar mucho tiempo sumergidas en sus pensamientos, ensimismadas en su mundo interior, hilando ideas entre ellas, relacionando conceptos, explorando distintos temas, emanando creatividad, tratando de conocer en profundidad su “yo” y formulándose preguntas existenciales.

introvertido-mental

2. Introvertidos sentimentales

Los introvertidos sentimentales son aquellos que tienen una gran sensibilidad emocional y que suelen ver el arte como un reflejo de sus sentimientos y, a veces, como vía para expresar lo que sienten. Y es que a pesar de que se muestran inaccesibles a los demás y de dar una imagen de entereza y armonía, tienen un mundo interior emocional muy complejo.

3. Introvertidos intuitivos

Los introvertidos intuitivos son aquellos que, debido a cómo analizan las situaciones en su mundo interior pero sin dar imagen de que estén pendientes a lo que sucede a su alrededor, su tendencia a acertar con el pronóstico de las cosas hace que los demás crean que tienen el don de la intuición. Pero no es magia. Es simplemente análisis de lo que ven.

4. Introvertidos sensoriales

Los introvertidos sensoriales son aquellos que encuentran el placer en su mundo interior y, en especial, en la experimentación de las sensaciones corporales y mentales. Se perciben como callados, modestos y retraídos ya que prefieren experimentar sensaciones en su interior más que en el exterior.

5. Introvertidos asociales

Los introvertidos asociales son aquellos que, generalmente por experiencias negativas del pasado o porque se sienten juzgados por su forma de ser, tienen tendencia a aislarse socialmente. Son personas que buscan, por decisión propia o forzada, la soledad. Prefieren vivir en su mundo interior y reducen al máximo el contacto con otras personas.

6. Introvertidos ansiosos

Los introvertidos ansiosos son aquellos más asociados a la timidez, pues por el miedo a ser juzgados y ser el centro de atención, tienden a salir poco de casa y a aislarse. Y es que la idea de tener que afrontar situaciones sociales tensas para ellos les genera sentimientos profundos de ansiedad y de estrés. Suelen tener, eso sí, un círculo pequeño pero estrecho de amigos.

7. Introvertidos reservados

Los introvertidos reservados son aquellos que, por la tendencia a adoptar una postura analítica y una posición algo distante, suelen verse como personas frías. Pero no porque exista un cierto grado de personalidad asocial, sino porque simplemente expresa menos emociones y no tiene la necesidad de (o le cuesta) establecer contactos humanos estrechos.

introvertido-reservado
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies