¿Qué es el Calentamiento Global? Causas y consecuencias

El calentamiento global, definido como un incremento anómalo de la temperatura media de la Tierra, es la causa del cambio climático que estamos sufriendo. Un análisis exhaustivo de su origen y relación con el efecto invernadero.

calentamiento-global

Desde que empezara la era industrial, la temperatura media de la Tierra ha aumentado 1 °C. Un simple grado puede parecer un hecho anecdótico. Pero lo cierto es que este incremento de la temperatura global del planeta ha hecho que estemos sumidos en un cambio climático que ha tenido, tiene y, por desgracia, tendrá consecuencias devastadoras para la vida en nuestro mundo.

No hay ninguna duda de que los seres humanos, por nuestras actividades que atentan contra el equilibrio entre los ecosistemas de la Tierra, somos responsables del cambio climático que está sufriendo el mundo. Por ello, es nuestra obligación conocer cuáles han sido los desencadenantes de esta situación.

Y en este contexto, uno de los principales protagonistas es el calentamiento global, un término que, si bien esconde la causa detrás del cambio climático, genera mucha confusión por su relación tanto con el efecto invernadero como con el ya mencionado cambio climático. El calentamiento global hace referencia al anómalo incremento de las temperaturas del planeta.

Pero como evidentemente su naturaleza va mucho más allá de esta simplista definición, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a sumergirnos en las causas y consecuencias de este calentamiento global, comprendiendo cómo se relaciona con el cambio climático.

¿Qué es el calentamiento global?

El calentamiento global es un proceso climatológico definido como un incremento anómalo de la temperatura media del planeta a raíz de perturbaciones en el equilibrio térmico de la Tierra. Este aumento de las temperaturas es lo que conduce a un desequilibrio entre la atmósfera, la litosfera, la hidrosfera, la criosfera y la biosfera, que es lo que constituye el cambio climático.

En otras palabras, el calentamiento global es la causa del cambio climático. Todas aquellas situaciones que, ya sea por factore intrínsecos o extrínsecos, hacen que las temperaturas globales aumenten dan lugar a un calentamiento global. A lo largo de la historia de la Tierra, muchos calentamientos globales han tenido lugar (algunos de ellos derivando en extinciones masivas), motivados, por ejemplo, por periodos de intensa actividad volcánica.

El problema es que en la actualidad, el calentamiento global que estamos sufriendo se debe a la actividad humana en un 95%. Y es que con nuestras actividades estamos emitiendo a la atmósfera una excesiva cantidad de gases de efecto invernadero, los cuales incrementan su concentración y, por el proceso que veremos más adelante, se retiene más energía calorífica procedente del Sol y, por lo tanto, las temperaturas suben globalmente.

Los principales responsables de la intensificación del calentamiento global son todas aquellas actividades que aumenten la concentración de gases de efecto invernadero, especialmente la quema de combustibles fósiles (responsable de tres cuartas partes del calentamiento global antropogénico, los niveles de dióxido de carbono han aumentado un 47% desde el inicio de la era industrial), pero también el uso de fertilizantes, la ganadería (por la emisión de metano), la actividad agrícola, el uso de gases fluorados, la producción de cemento o la desforestación.

En este sentido, los seres humanos somos los directos responsables de un calentamiento global que ha sido originado por una intensificación del efecto invernadero donde se ha roto el equilibrio térmico del planeta, ocasionando todos esos efectos adversos en los ecosistemas terrestres y acuático que constituyen lo que conocemos como cambio climático.

En resumen, el calentamiento global es la consecuencia de la intensificación del efecto invernadero y, a la vez, la causa del cambio climático actual. Por ello, para comprender su origen y efectos en el planeta, debemos hablar de estos dos grandes protagonistas. Veamos, pues, su relación tanto con el efecto invernadero como con el cambio climático.

que-es-calentamiento-global

La intensificación del efecto invernadero: la causa del calentamiento global

Precisamente por esta relación con el calentamiento global (y consecuentemente con el cambio climático), el efecto invernadero ha sido demonizado. Pero esto es injusto. El efecto invernadero no es algo malo. Todo lo contrario. Es absolutamente necesario para que la Tierra sea un planeta habitable. El problema es que, como veremos, nuestra actividad está intensificándolo hasta unos niveles dañinos.

El efecto invernadero es un fenómeno natural que calienta la superficie terrestre y que ocurre a nivel atmosférico. Desencadenado por los conocidos como gases de efecto invernadero, es un proceso que hace posible que la temperatura global de la Tierra sea lo suficientemente cálida y estable como para que la vida pueda mantenerse.

Conocido más por su nombre en inglés, el greenhouse effect es un fenómeno que permite que no haya grandes diferencias térmicas entre el día y la noche. Y este efecto invernadero nace por los gases homónimos, los cuales son principalmente el dióxido de carbono, el vapor de agua, el óxido nitroso, el metano y el ozono.

Teniendo en cuenta que solo el nitrógeno y el oxígeno representan, respectivamente, el 78% y el 28% de todos los gases de la atmósfera, los gases de efecto invernadero representan menos del 1%. Pero son importantísimos para el equilibrio térmico del planeta.

Cuando la luz del Sol llega a la atmósfera, el 30% de esta radiación es reflejada de nuevo al espacio. Es decir, se pierde. El restante, el 70%, sí que atraviesa la atmósfera y llega a incidir sobre la superficie, calentando la tierra y los mares, pero después volverá a ser irradiada al espacio. Es decir, también la perderíamos y las noches serían muy frías.

Pero aquí entran en juego los gases de efecto invernadero. Por sus propiedades químicas y estructura molecular, estos gases absorben la energía calorífica solar y la emiten en todas las direcciones de la atmósfera, evitando así que toda regrese al espacio. Así consigue que un porcentaje importante regrese a zonas atmosféricas inferiores, calentando de nuevo la superficie.

En este contexto, el efecto invernadero se fundamenta en evitar que todo el calor del Sol se pierda. Es algo necesario. El problema es que con las actividades humanas ya mencionadas, estamos haciendo que la concentración de gases de efecto invernadero se incremente demasiado, intensificando el efecto invernadero, reteniendo más calor del que se debería y, por tanto, aumentando las temperaturas globales de la Tierra. De ahí que digamos que la intensificación del efecto invernadero sea la causa del calentamiento global. Y este, a su vez, es la causa del cambio climático.

que-es-el-efecto-invernadero

El cambio climático: la consecuencia del calentamiento global

El cambio climático actual es la consecuencia del calentamiento global de origen antropogénico derivado de una intensificación del efecto invernadero por la emisión a la atmósfera de cantidades excesivas de gases que lo estimulan. Esta es la idea clave. Pero, ¿qué es exactamente el cambio climático?

Por cambio climático entendemos una variación prolongada en los parámetros y valores climatológicos de la Tierra. Es decir, un cambio climático es una situación alargada en el tiempo (de décadas e incluso siglos) en la que se rompe el estado de equilibrio entre los distintos niveles del planeta, es decir, la atmósfera, la litosfera, la hidrosfera, la criosfera y la biosfera.

Este cambio climático acarrea una serie de consecuencias potencialmente graves con efectos adversos en la vida que perduran hasta que el planeta sea capaz de recuperar el equilibrio climatológico perdido. Todas aquellas circunstancias (intensa actividad volcánica, impacto de meteoritos, variaciones en la radiación solar, alteraciones en los movimientos orbitales del planeta o la intensificación del efecto invernadero, como está pasando ahora) que provoquen un aumento o una disminución bursca de la temperatura media de la Tierra puede desencadenar un cambio climático.

La Tierra ha pasado por muchos periodos de aumento o disminución de las temperaturas, por lo que ha habido muchos cambios climático más o menos graves, algunos de ellos ligados a las cinco grandes extinciones masivas. Pero el que hace al actual distinto es que, por primera vez, es un ser vivo el responsable de haber roto el equilibrio. Los seres humanos.

La intensificación del efecto invernadero y el consecuente calentamiento global de origen humano ha desencadenado un cambio climático que ha tenido, tiene y tendrá consecuencias devastadoras para la vida en el planeta: aumento del nivel del mar, más eventos climatológicos extremos, extinción masiva de especies, reducción del hielo ártico, acidificación de los océanos…

Estos son algunos de los efectos del cambio climático, es decir, las consecuencias directas del calentamiento global que, con las actividades humanas, hemos impulsado. Los humanos estamos siendo responsables del cambio climático más brusco y rápido de la historia de la Tierra, pues nunca antes había habido un incremento tan veloz de las temperaturas terrestres.

Y los expertos alertan de que, de no actuar ya, en 2035 entraremos en un punto de no retorno en el que no podemos evitar que, de cara a finales de siglo, las temperaturas medias aumenten 2 °C. Y si con un calentamiento global de 1 °C ya ha habido consecuencias devastadoras, quién sabe qué ocurrirá cuando suban todavía más.

que-es-el-cambio-climatico
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies