¿Es mejor adoptar o comprar un perro? 10 (+1) puntos que debes valorar

Es habitual que, cuando se piensa en incluir un perro en la familia, aparezcan dudas sobre cómo proceder. Con frecuencia, se plantea si es mejor adoptar o comprar, aunque muchas veces se desconocen las implicaciones de cada opción.

es-mejor-adoptar-o-comprar-perro

Tener un perro es, sin duda, una gran responsabilidad. Cuando nos planteamos por primera vez la posibilidad de traer un can a nuestro hogar, es habitual que aparezcan numerosas dudas y preguntas en nuestra mente. Una de las más típicas tiene que ver con la decisión de comprar o adoptar el animal. Muchas personas desconocen cuál puede ser la mejor alternativa en su caso particular, por lo que es interesante aclarar qué puntos nos permiten inclinarnos por una u otra opción.

Antes de realizar un balance decisional para determinar a qué vía vas a recurrir para conseguir tu peludo, es esencial que antes realices una reflexión meditada de lo que significa incluir un perro en la familia. Por supuesto, un can siempre será una fuente de amor y alegría inagotable, que te querrá de manera incondicional y se convertirá en uno más en casa.

Sin embargo, es necesario que previamente pienses en cuestiones como el gasto económico que supondrá, el tiempo disponible que posees para él y la conformidad de todos los miembros de la unidad familiar con la decisión. Si alguno de estos puntos no se cumple, es conveniente que no des el paso de llevarte un animal a casa, pues no le darás la calidad de vida que merece. Ante todo debes tener presente que un perro no es un juguete ni un objeto de entretenimiento pasajero, sino un ser vivo con sentimientos y necesidades que deben ser cubiertas.

Si ya has meditado la decisión y estás seguro de que cumples los requisitos básicos para cuidar de un perro de manera responsable, entonces es realmente el momento de valorar cómo vas a proceder. En este artículo vamos a ayudarte a tomar la mejor decisión posible, planteando algunos puntos importantes que te ayudarán a decidir qué opción es la más adecuada.

Adoptar o comprar: ¿qué es mejor?

Antes de comenzar, te adelantamos que la opción preferible es, sin duda, la adopción. Por ello, vamos a comentar algunos puntos interesantes que te pueden ayudar a entender por qué debes evitar la compra de animales.

1. Adoptando haces una gran labor social

Adoptar es una oportunidad de tener un nuevo miembro en la familia a la vez que logras realizar una acción con un impacto muy positivo. Por un lado, mejorará tu vida, ya que tener un perro te hará ser una persona más sociable y activa físicamente. Además, te proporcionará dosis de amor y cariño que, sin duda, son terapéuticas para cualquiera.

La buena noticia es que no solo notarás cambios en ti, sino que también cambiarás la vida de tu perro, que tendrá por fin un hogar donde sentirse cuidado y querido. Añadido a esto, contribuirás a liberar un espacio en la protectora o refugio, lo que permitirá acoger a otro animal que lo necesite.

adoptar-perro

2. Al adoptar también puedes escoger

Muchas personas que se inclinan por la compra lo hacen para poder elegir un perro con unas características físicas y de personalidad muy concretas. Sin embargo, lo cierto es que, cuando te animas a adoptar, puedes encontrar animales de todo tipo en cuanto a su edad, aspecto, carácter, etc. Además de ello, podrás obtener mucha más información sobre cómo es el animal, para que sólo adoptes aquel perro que encaje en tus necesidades y posibilidades.

3. Adoptando no alimentarás un negocio que usa a los animales

La venta de animales, ya sea por grandes criaderos o por particulares, constituye un negocio que tiene como objetivo la obtención de un beneficio económico a costa de los perros. Sin embargo, cuando adoptas un perro en una protectora no existe un interés monetario, pues lo único que se persigue es terminar con el abandono de los animales encontrando una familia que les dé el cariño que tanto necesitan.

4. Tu perro adoptado estará habituado a la interacción

Otro punto positivo a favor de los perros adoptados es que estos suelen estar mucho más habituados a interactuar tanto con los humanos como con otros animales. Por este motivo, es mucho más probable que su adaptación al nuevo hogar resulte más sencilla y menos costosa. Cuando compras un animal, muchas veces el cachorro es apartado de todo lo que conoce, que es su madre y hermanos. Por ello, es esperable que la llegada a una casa resulte mucho más impactante que para un animal que está deseando ser acogido y querido.

5. Los perros en adopción siempre se entregan con documentación, vacunas, chip…

Otro aspecto a favor de la adopción es que los animales son, con frecuencia, entregados ya vacunados, con su chip colocado, desparasitados y con toda la documentación pertinentes. Lejos de ser un proceso costoso, adoptar es bastante sencillo y basta con acercarte a una protectora cercana para que te orienten respecto a sus animales. Por otro lado, también es importante conocer algunos puntos negativos resaltables en relación con la compra de animales. Vamos a conocerlos.

adoptar-o-comprar-perro

6. En los criaderos, las hembras son sobreexplotadas para la reproducción

La compra de animales permite fomentar un negocio en el que las hembras son utilizadas y explotadas para parir camadas continuamente. Para una perra el embarazo y todo el proceso de amamantamiento de sus cachorros es agotador, doloroso…Todo esto valdría la pena si pudiera vincular con ellos adecuadamente, pero el problema es que en estos escenarios las crías son apartadas de sus madres lo antes posible, con el fin de ser entregadas a las familias que las compran. Este ciclo repetitivo al que la hembra es sometida continuamente es cruel y deja de lado las emociones y el bienestar no sólo de ella, sino también de sus cachorros.

7. Criar animales para su venta no es responsable

Las personas que se dedican a la cría de animales para su venta llevan a cabo un acto que en absoluto beneficia al bienestar de los animales. Esto no se debe solo a la explotación de la que ya hemos hablado, sino también a que se suman grandes cantidades de canes que se añaden a los muchos que ya existen y que no poseen un hogar. Lejos de producir cachorros en masa, el problema debería resolverse fomentando la adopción, ya que así se lograría acabar con el desamparo de muchos animales.

Además, la entrega de los animales fruto de la cría no suele exigir al comprador condiciones de idoneidad, simplemente que pueda costear el precio. En cambio, en las protectoras es frecuente que se valore la adecuación de las personas interesadas para adoptar a un perro, realizando posteriormente seguimiento para asegurarse de que el animal no está sufriendo maltrato o abandono.

8. Criar perros masivamente es negativo para la salud de los animales

Otro punto en contra de la compra tiene que ver con la salud de los animales. Cuando se realiza una cría continuada con el fin de lograr beneficio económico, los perros no se encuentran castrados, por lo que aumenta el riesgo de enfermedades mortales y contagiosas. En cambio, la esterilización permite proteger a los perros y les ayuda a vivir durante más tiempo.

Este procedimiento ayuda a eliminar el estrés y evita el malestar que experimentan las hembras en período de celo. En el caso de los machos, se reduce su tendencia a pelear o deambular, además de que se minimiza el riesgo de cáncer testicular y de próstata.

9. La cría selectiva es una forma de eugenesia

Algo bastante habitual que suele suceder es que las personas que buscan tener un perro en la familia desean que este sea de una raza en particular. Lo cierto es que el negocio de las razas es bastante más oscuro de lo que parece. Los criadores que desean mantener el pedigrí producen cachorros en masa con cruces entre miembros de la misma raza. Sin embargo, se conoce que esto puede mermar la salud y bienestar de los canes. Además, el ensalzamiento de la raza lleva implícito el mensaje de que los perros mestizos no son válidos, algo que dificulta el problema de los canes sin hogar del que ya hemos hablado.

10. Los perros de raza son más propensos a las alteraciones genéticas

La obsesión por lograr razas lo más puras posible conduce con frecuencia a la endogamia. Al igual que sucede en los humanos, la reproducción entre miembros con consanguinidad puede producir en los canes importantes problemas de salud. Veamos algunos ejemplos: El bulldog francés tiende a experimentar infecciones de oído, conjuntivitis, dermatitis en el pliegue cutáneo y síndromes respiratorios.

El pastor alemán posee mayor riesgo de sufrir dolor pélvico crónico, displasia de cadera y afecciones cardíacas. El beagle tiene mayor riesgo de sufrir glaucoma, hernia de disco y demencia. El labrador retriever tiene mayor probabilidad de experimentar alergias en la piel, dolor articular y cáncer de ojos. El golden retriever sufre mayor riesgo de cáncer de huesos, afecciones cardiacas y displasia renal mortal.

11. Un perro es un ser vivo, no un accesorio

Es fundamental que, a la hora de tener un perro, reflexiones acerca de por qué lo quieres. No olvides que no se trata de un bolso que puedes comprar y devolver, sino que es un ser sintiente que necesita amor y cuidados. Comprar perros no debería ser en ningún caso una forma de demostrar tu estatus o de darte un capricho. Por ello, la adopción es una vía más adecuada, ya que en dicho proceso el dinero, las apariencias y los deseos temporales quedan a un lado.

comprar-o-adoptar-perro
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies