Los 9 beneficios psicológicos que nos aportan los perros (en la salud mental)

Tener un perro en casa implica obligaciones y responsabilidad, pero también constituye una fuente de innumerables beneficios para la salud mental. Gracias a los canes nos podemos sentir más felices, activos y acompañados.

beneficios-psicologicos-perros

Tener un perro es, sin duda, una gran responsabilidad. Cuando nos planteamos por primera vez la posibilidad de traer un can a nuestro hogar, debemos pensar en diversas cuestiones básicas. Debemos valorar qué tipo de perro buscamos en cuanto a carácter y tamaño, qué tiempo tenemos libre para dedicarnos a sus cuidados, qué margen de dinero tenemos para cubrir los gastos de su salud, etc. Una vez que todo esto esté claro, ya estamos listos para acoger en la familia a un peludo.

Más allá de las cuestiones prácticas, por supuesto es evidente que debemos brindar a nuestro can todo el amor y atención del mundo. Además de paseos y alimento, un perro necesita sentirse querido y apreciado, motivo por el cual es esencial desear realmente tener un can en el hogar y hacer algunos cambios en la vida diaria para adaptarse a él.

Aunque los dueños deben dar a sus perros amor y cuidados, la relación entre los humanos y los canes no es en absoluto unidireccional. Los peludos pueden darnos mucho más de lo que pensamos, algo que se suele descubrir cuando se llega a tener uno. La ciencia es conocedora de este intercambio recíproco y es por ello que en los últimos años se ha podido saber mucho acerca de los beneficios que tener un perro en casa puede brindarnos, especialmente en cuanto a salud mental se refiere. Por ello, en este artículo vamos a hablar acerca de los distintos beneficios psicológicos que los perros nos pueden aportar.

¿Qué beneficios psicológicos nos aporta tener un perro?

A continuación, vamos a comentar algunos de los beneficios psicológicos más destacados que un perro en casa nos puede ofrecer.

1. El mejor antídoto contra la soledad

Si algo está claro es que, teniendo un peludo en casa, nunca estarás solo. Tu perro estará rondando siempre por casa y eso te ayudará a sentirte acompañado, protegido y seguro. Su cercanía física, su calor y sus gestos de cariño impedirán que te sientas solo, y es que los perros son capaces de decir mucho a sus dueños aunque no puedan emplear el lenguaje verbal. Su lealtad, su cariño y compañía son la mejor medicina contra la soledad de la sociedad actual.

beneficios-tener-perro

2. Un potente antidepresivo

Más allá del Prozac, debes saber que hay remedios sin efectos secundarios que ayudan a prevenir la depresión. Vivir en compañía de un perro ayuda a las personas a tener un anclaje aunque las cosas no vayan bien. Al margen de los sucesos que se dan en la vida, tener una mascota ayuda a tener un motivo para empezar el día y mantenernos funcionales.

No olvidemos que la depresión inicia de una manera progresiva e insidiosa, comenzando muchas veces por aislamiento social y desmotivación hacia actividades que en el pasado eran placenteras. Mantenernos activos es una excelente manera de prevenir esto y un peludo es de gran ayuda para conseguirlo, pues requiere ser alimentado, paseado, mimado, etc.

3. Más felicidad

Como venimos comentando, tener un can en casa no sólo implica cumplir con cuidados básicos y obligaciones. Una mascota también proporciona ratos de juego y diversión, y esto contribuye a incrementar los niveles de serotonina, oxitocina y dopamina, además de reducir la cantidad de cortisol, la hormona del estrés. Estos cambios hormonales en el cuerpo nos ayudan a sentirnos más relajados, tranquilos, de buen humor y, en definitiva, felices. Por ello, acariciar a nuestro peludo, jugar con él, pasearle…son la mejor estrategia para reducir el estrés y sentirnos más calmados en el día a día.

4. Nos volvemos más responsables

Tener un animal en casa que depende de nosotros nos ayuda a ser más organizados, responsables y estructurados en la rutina. El hecho de tener que brindarle cuidados diariamente nos hará adquirir un sentido de obligación y respeto al animal. Si hay niños en casa, dejarles que formen parte de los cuidados del can puede ser una manera genial de conseguir que se impliquen y aprendan a cumplir con pequeñas obligaciones. Es decir, tener un peludo en casa puede ser una ayuda excelente para educar a los más pequeños en la responsabilidad y el respeto y amor a los animales.

5. Vida social más activa

Los canes requieren paseos y salidas frecuentes a la calle para mantener un buen estado de salud. Esto es una excelente oportunidad para que socialice con otros animales, lo que implícitamente llevará al dueño a relacionarse con otras personas. De esta manera, tener un can implica aumentar de una manera sencilla y natural los contactos sociales. El hecho de interactuar con otros diariamente es muy positivo para la salud, ya que esto fomenta nuestro bienestar, nos mantiene integrados en la comunidad y nos ayuda a entrenar nuestras habilidades sociales.

que-aportan-perros

6. Una mejor autoestima

Parece que ser dueño de un peludo también es un excelente aliado de nuestra autoestima. Los perros nos hacen sentir queridos, importantes… Siempre están ahí pendientes de nosotros, nos reciben al llegar a casa y nos transmiten su amor de infinidad de maneras. Todo ello nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos y contribuye a que tengamos una autoestima más sólida. Además, los beneficios en este aspecto también parecen darse en los más pequeños de la casa. Es por ello que los canes son un apoyo terapéutico excelente para los niños y niñas con dificultades y discapacidades varias.

7. Nos volvemos más activos

Hacer deporte es todo un reto para muchas personas, y a veces vencer la pereza se nos hace cuesta arriba y optamos por quedarnos en el sofá. Sin embargo, tener un perro en casa puede ser una de las claves para acabar con el estilo de vida sedentario. Así, el hecho de tener que salir a pasear nos obliga a movernos más y sentirnos más en forma.

Además, el hecho de asociar el ejercicio con algo positivo como es pasar tiempo con tu peludo será de ayuda para reconciliarse con el deporte y vivirlo desde el disfrute y no desde la obligación. Este es uno de los puntos a favor de los perros frente a otras mascotas, pues se trata de un animal que requiere actividad física diaria para sentirse bien, a diferencia de otros como el gato.

Para añadirle más diversión a vuestros paseos puedes innovar con tus rutas, buscar nuevas zonas para caminar y aprovechar para ver diversos paisajes junto a tu can. Por supuesto, caminar con regularidad es perfecto para tu salud, pues mejora el descanso, aumenta la esperanza de vida y reduce el riesgo de enfermedades como el Alzheimer. Además, debes saber que no tienes porqué limitarte a pasear con tu perro. Hay deportes que puedes realizar junto a él, como el senderismo o el running. De esta manera, puedes ponerte en forma a la vez que pasas tiempo junto a tu querido compañero.

8. Adiós, alergias

Si eres alérgico a los perros es evidente que no está entre tus planes adoptar uno. Sin embargo, si aún no lo eres debes saber que convivir con uno es de gran ayuda para prevenir el desarrollo de este problema. Esto es especialmente cierto en los más pequeños, pues cuando crecen en hogares donde hay perros es mucho menos probable que su organismo reaccione de forma alérgica a estos animales. Este es otro punto positivo frente a los gatos, pues los mininos producen justo el efecto contrario: convivir con ellos incrementa la probabilidad de alergia.

9. Un rato de diversión

Lo cierto es que, si nunca has tenido un perro en casa, es probable que desconozcas lo divertidos que pueden llegar a ser los canes. Los canes son una fuente de alegría y momentos amenos, especialmente cuando se juntan con niños pequeños en casa. Cualquier rato libre es una excelente oportunidad para jugar con nuestro perro y practicar todo tipo de actividades junto a él.

diversion-perros

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de los beneficios psicológicos que nos pueden brindar los perros. Tener un peludo en casa es una responsabilidad, motivo por el cual debemos meditar seriamente si estamos capacitados para adoptar a un perro y garantizarle una vida de calidad. Los canes necesitan no sólo alimento y paseos, sino también amor y atención.

No obstante, cabe señalar que la relación entre un perro y su dueño es bidireccional, es decir, que ellos también pueden aportarnos infinidad de cosas positivas a nosotros, especialmente en lo que respecta a nuestra salud mental. Acoger en la familia a un can nos ayuda a sentirnos más felices y relajados, nos impulsa a socializar más y a practicar más ejercicio físico y nos permite fortalecer la autoestima.

Añadido a esto, cuidarlo nos enseña a ser más organizados y responsables, especialmente en la infancia, y reduce nuestro riesgo de alergias a los perros en general. Por último y sobre todo, tener un perro en casa nos permite pasar ratos de diversión y juegos, así como adquirir un enorme amor y respeto hacia los animales. En realidad, es importante señalar que los canes nos piden muy poco en proporción a todo lo que nos dan. Son el mejor antídoto para muchos males de la sociedad moderna, como la soledad y la depresión, y su firme lealtad nos brinda una alegría de vivir incomparable.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies