¿Cómo lidiar con padres narcisistas? En 7 pautas

Tener un padre o madre narcisista puede constituir una enorme fuente de sufrimiento y ansiedad. Por ello, es importante que los hijos aprendan a marcar límites, priorizarse y vivir desde la aceptación.

como-lidiar-con-padres-narcisistas

El término narcisista es ampliamente utilizado en el lenguaje coloquial. En algunos casos este se emplea para hacer referencia a un trastorno psicopatológico, aunque la mayoría de veces suele usarse para hablar acerca de la forma de ser de alguien. En general, muchas personas que no sufren ningún problema de salud mental pueden mostrar ciertos comportamientos o actitudes que podrían calificarse como narcisistas. No obstante, el hecho de que no haya una psicopatología presente no resta importancia al impacto que el narcisismo puede tener en quienes rodean al individuo en cuestión.

La situación se vuelve más compleja si cabe cuando la persona narcisista es el propio padre o madre. En estos casos, el daño que su comportamiento puede producir en los hijos puede ser muy profundo, ya que la persona que debería ser cálida y protectora adopta una actitud defensiva y arrogante. Por ello, a continuación vamos a comentar algunas pautas que pueden ser de ayuda a la hora de manejar la relación con un padre/madre narcisista.

¿Qué es una persona narcisista?

Una persona narcisista es aquella que muestra un exceso de confianza y sobreestimación de su propia capacidad. Así, subestima la valía de los demás y busca continuamente su admiración, ya que detrás de su máscara de autosuficiencia hay una profunda inseguridad y dependencia emocional de los otros. Todo ello hace que la persona se muestre habitualmente irritada y resentida, con actitudes constantes de desprecio hacia el resto. En general, las características más destacadas de las personas narcisistas son las siguientes:

  • Sobreestimación de la propia valía.
  • Necesidad continua de admiración.
  • Fantasías de éxito y poder.
  • Creencias de ser especial con respecto a los demás.
  • Certeza de que se debe recibir un trato especial y más privilegiado que los demás.
  • Utilización de otras personas para su propio beneficio.
  • Ausencia de empatía.
  • Sentimientos de envidia hacia los otros o creer que los demás le envidian.
  • Actitud arrogante y prepotente.
padres-narcisistas

Cómo lidiar con un padre o madre narcisista

Tener una relación con una persona narcisista puede convertirse en una auténtica pesadilla. Su actitud genera habitualmente mucha tensión y conflicto, lo que produce un enorme desgaste con el paso del tiempo. Un individuo con este comportamiento no duda en utilizar la manipulación con los demás, incluso con sus propios hijos. Por ello, estos últimos pueden sufrir enormemente si no toman las riendas de la situación lo antes posible. A continuación, vamos a comentar algunas pautas que pueden ayudar en esta difícil tarea.

1. Prioriza tu salud

Los seres humanos nacemos programados para preservar la cercanía con nuestros progenitores, ya que estos representan nuestra primera figura de apego en la vida. En circunstancias especiales, como es el caso de tener un progenitor narcisista, esta tendencia a la proximidad puede llevar a que los hijos se esfuercen incansablemente por complacer a su padre/madre.

Sin embargo, nunca será posible complacer del todo a un familiar con este comportamiento. Por ello, una vez alcanzada la madurez de la edad adulta, es necesario que hagas el esfuerzo de cambiar las tornas y priorizar tu salud mental. Luchar continuamente por satisfacer a una persona que se muestra convencida de ser superior es una batalla perdida que te roba energía y salud, así que dar este paso es crucial para cambiar las cosas.

2. Marca límites

Cuando se trata de manejar la relación con un padre/madre narcisista, los límites son un pilar esencial. Los hijos deben tomar la iniciativa y comenzar a tomar distancia. Dependiendo de cada caso, será necesario recurrir a medidas más o menos drásticas. No obstante, en general suele ser adecuado limitar el contacto lo máximo posible.

Cuando se produce comunicación, es preferible que esta gire en torno a cuestiones poco relevantes que no den pie a conflictos. Si reduciendo el contacto la relación sigue siendo problemática, puede ser necesario adoptar una postura más radical y tener contacto cero, aunque esta decisión es difícil y puede ser necesario contar con el apoyo de un profesional para cesar un vínculo tan fuerte.

3. No entres en el juego del reproche

Tener un padre narcisista es algo realmente duro y es normal sentir rabia por haber soportado su actitud durante tanto tiempo. En este sentido, es esperable que tu primer impulso sea querer reprocharle todos sus errores a la cara. Sin embargo, entrar en este juego no es buena idea, pues el más perjudicado serás tú.

Las personas narcisistas no toleran las críticas ni reconocen sus errores, por no hablar de su ausencia total de empatía. Por este motivo, es mejor no entrar a confrontar, pues esto solo servirá para avivar el fuego y empeorar aún más la situación. Tratar de discutir con alguien narcisista es como darse de bruces contra un muro, por lo que el resultado siempre será decepcionante y te generará grandes niveles de ansiedad.

4. No te dejes llevar por la culpa

Los padres narcisistas no suelen llevar nada bien el hecho de que sus hijos tomen sus propias decisiones y hagan su vida al margen de ellos. En lugar de verlos como individuos con sus propias necesidades, consideran que estos son una prolongación de su persona. Por ello, dan por sentado que no pueden oponerse a lo que ellos consideran.

Todo ello explica por qué cuando el hijo de un padre narcisista comienza a separarse de sus direcciones explota un enorme conflicto. En este momento, el padre narcisista no duda en utilizar el chantaje y la manipulación para recuperar el status quo, lo que puede desencadenar un enorme sentimiento de culpa en el hijo.

Aunque experimentar esta emoción es normal cuando se ha vivido con padres narcisistas, es fundamental mantener la entereza y no dejarse llevar en el momento. Debes mantener firmes tus límites sin echarte atrás, pues tienes derecho a tomar tus propias decisiones y cuidar de tu propio bienestar. No le debes sumisión a ninguna otra persona y no marcar límites no te hace un mal hijo. De la misma forma, es esencial que tengas claro que nada de lo que estás sufriendo es tu culpa. No has elegido tener un padre o madre narcisista y no tienes por qué buscar el error en ti.

narcisismo-padres

5. Aprende sobre el narcisismo

Quizá te parezca algo banal, pero aprender sobre el narcisismo puede ayudarte a entender mejor la dinámica comportamental de tu padre o madre. Empezar por saber más sobre este fenómeno te ayudará a gestionarlo mejor, porque la información es poder. De esta manera, puedes informarte en libros o páginas web fiables, así como buscar testimonios de personas que hayan atravesado una situación como la tuya. Todo ello puede ayudarte a tener una guía por la que orientarte para empezar.

6. Practica la aceptación

Ante una situación familiar como esta, es recomendable que pongas en práctica la aceptación. Aceptar no implica tolerar que esa persona rompa los límites que has marcado ni dejar de reclamar tus derechos como persona. Más bien, aceptar tiene que ver con dejar de buscar la culpa en uno mismo y reconocer que tu padre o madre es narcisista, sin excusas o justificaciones.

En este sentido, aceptar la propia situación puede hacerse más fácil cuando se habla sobre ello con alguien de confianza, aunque también puedes probar a canalizar lo que sientes mediante la escritura, el dibujo, etc. Aceptar que has sufrido daño de alguien querido puede ser doloroso al principio, de ahí que muchas veces preferimos autoengañarnos para evitar darnos de frente con la realidad. Sin embargo, abrir los ojos es esencial para poder establecer límites, tomar distancia y empezar a trabajar en favor de tu salud y paz mental.

7. Nutre otras relaciones

Más allá de la relación difícil que puedas mantener con tu padre/madre narcisista, es muy recomendable que puedas enfocarte en otras relaciones que te aporten cosas positivas. Busca personas que te brinden paz y serenidad, te aprecien y te hagan sentir válida. Esto te ayudará a consolidar una red de apoyo funcional. Además, también es buena idea que puedas buscar apoyo de otras personas que han pasado una situación como la tuya. En este sentido, acudir a un grupo de apoyo puede ser terapéutico, pues podrás conocer testimonios de personas que han vivido experiencias de abuso narcisista.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de algunas medidas que pueden ayudar a gestionar la relación con un padre o madre narcisista. Las personas narcisistas suelen comportarse de manera arrogante y autoritaria, pues sobreestiman su valía y capacidad y se creen merecedoras de un trato especial frente al resto. Tienden a devaluar y despreciar a otras personas y no dudan en utilizarlas mediante el chantaje y la manipulación para su propio beneficio.

Cuando la persona narcisista es nuestro propio padre o madre, esto puede constituir una fuente de enorme sufrimiento. Se trata de una situación compleja y difícil de manejar que puede desbordar a la persona y generar altos niveles de ansiedad. Entre las pautas más recomendables destacan la necesidad de poner límites, nutrir otras relaciones, no dejarse llevar por la culpa, aprender sobre el narcisismo, no confrontar y priorizar el propio bienestar y salud.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies