Las 4 diferencias entre Resiliencia y Autoestima (explicadas)

La resiliencia y la autoestima son dos habilidades socioemocionales que, pese a que ambas deben ser potenciadas, apelan a aspectos distintos de nuestra personalidad. Veamos las diferencias psicológicas entre ellas.

diferencias-resiliencia-autoestima

Resiliencia y autoestima son dos conceptos que aparecen en distintos ámbitos de la psicología y en especial en el estudio de la personalidad y diferencias individuales. Tanto resiliencia como autoestima son dos habilidades o características positivas del sujeto que intentaremos desarrollar y mejorar a lo largo de la vida. Dado que hay aspectos relacionados entre los dos términos, los dos nos aportan consecuencias positivas, es habitual que observemos una relación entre ellos.

Pero pese a presentar algunas semejanzas también aparecen diferencias los componentes que los conforman, el tipo de relación que existe entre ellas o las técnicas utilizadas para aumentarlas. En este artículo conoceremos mejor cómo se definen los conceptos de autoestima y resiliencia y qué aspectos los diferencian.

¿Qué entendemos por resiliencia y por autoestima?

Antes de desarrollar las diferencias que presentan resiliencia y autoestima vemos necesario definir qué entendemos por cada término, para que así sea más fácil comprender en qué difieren. Es fácil intuir cómo se define la autoestima ya que si analizamos la palabra vemos que se compone por “auto” que hace referencia a uno mismo y “estima “, por tanto comprendemos que significa estima a uno mismo.

Esta estima o valoración que hacemos de uno mismo se refiere tanto a pensamientos, percepción, evaluación, sentimientos y tendencia de comportamiento de la propia persona. Un componente importante que influye en la autoestima es el autoconcepto que es la idea, creencia, que tenemos de nosotros.

En cambio, el término resiliencia es más difícil de deducir y no es tan utilizado en la población general. Se entiende por persona resiliente aquella que pese a las condiciones desfavorables de su entorno y de su vida sigue progresando y avanzando. Es la capacidad de adaptarse y superar las situaciones adversas y salir fortalecidos de ellas, servirnos como aprendizaje.

resiliencia-que-es

Autoestima y resiliencia: ¿en qué se diferencian?

Cuando planteamos las posibles diferencias entre autoestima y resiliencia vemos que no es tarea fácil puesto que son dos capacidades positivas en el individuo que le permiten adaptarse y ser funcional y por tanto la relación entre los dos términos será positivas. Con esto queremos decir que si tenemos una de estas habilidades bien desarrolladas la otra seguramente también muestra buenos resultados y se vea reforzada.

Esta relación positiva se ha observado, por un lado, que la capacidad para sobreponerse a situaciones difíciles ayuda y hace que su autoestima de esta persona aumente, que mejore la consideración que tiene de sí mismo y, por otro lado, que los sujetos con buena autoestima han mostrado mayor habilidad para afrontar y superar positivamente situaciones complicadas.

1. Diferencias en la definición

Hemos visto, pues, que la autoestima se entiende como la percepción, evaluación y valoración que hacemos de uno mismo tanto de aspectos físicos como intelectuales o de personalidad, por tanto hace referencia tanto a percepciones, creencias, sentimientos. En contraposición, la resiliencia se define como una capacidad de afrontar y superar las adversidades.

Vemos como el primer concepto se centra más en uno mismo, en la imagen propia que tenemos y en el caso del segundo se vincula más con el exterior, como somos capaces de superar las adversidades que se nos presentan en la vida y seguir adelante.

2. Correlación entre los términos

Como ya mencionamos anteriormente los dos conceptos están relacionados, pero es importante remarcar que se trata de una correlación y no una causalidad, es decir, podemos apuntar que tener puntuaciones altas en autoestima aumenta la probabilidad también de presentar buenos niveles en resiliencia y a la inversa, sin poder afirmar entonces que uno es el causante de la otra.

Pese a hablar siempre de correlación sí que se ha observado que es la presencia de resiliencia la que hace más probable y refuerza la autoestima, puesto que se ha comprobado que la autoestima aumenta ante éxitos reales y no solo ante refuerzos complacientes sin motivo. Pero la relación inversa no se ha visto tan clara ya que no es tan seguro que poseer una buena autoestima mejore nuestra capacidad de afrontamiento y superación.

autoestima-resiliencia

3. Componentes que forman cada concepto

Otro punto que nos ayuda a diferenciar entre autoestima y resiliencia son los componentes que forman parte de cada uno, qué elementos son necesarios e importantes para el buen desarrollo de las dos habilidades. Referente a la resiliencia hay dos elementos esenciales para que esta tenga lugar y son: primero tener la capacidad para resistir ante situaciones difíciles, proteger nuestra integridad y poder superar estas situaciones y la segunda consiste en la capacidad para construir, formar, una vida positiva pese a las circunstancias adversas.

De este modo vemos que se tienen que dar las dos capacidades para ser resiliente, no basta con resistir, también es necesario avanzar y desarrollar una vida positiva. Por su parte, la autoestima vemos que presenta mayor complejidad en cuanto a elementos que la forman y se relacionan con ella, aunque podemos señalar 4 como los componentes fundamentales que la constituyen.

Veamos pues cuáles son estos cuatro elementos: los procesos perceptivos este término se refiere a la información que obtiene el sujeto a través de los sentidos y cómo estos estímulos del exterior influyen en nuestra propia imagen; el autoconcepto es el conjunto de creencias y pensamientos que tenemos sobre nosotros que conforman nuestra autodescripción. Nuestro autoconcepto lo desarrollamos partiendo de información externa así como de nuestras propias interpretaciones que hacemos de esta información.

Por último, los otros dos componentes que nos falta por citar son: la carga emocional que son el conjunto de emociones asociadas, en el caso de la autoestima, a la idea del “yo”, es decir a nuestra imagen, estas emociones influyen en cómo nos sentimos con nosotros mismos y cómo actuamos ante este sentimiento y los referentes sociales. Como ya vimos, la autoestima se compone también por información del exterior, en este caso, por las personas de nuestro entorno con quienes nos comparamos o percibimos como objetivos a alcanzar.

4. Estrategias para aumentar cada habilidad

Actualmente sabemos que tanto la autoestima como la resiliencia se pueden entrenar y mejorar, aunque en un primer momento la resiliencia se entendió como una capacidad innata, es decir, que o naces con ella o ya no la puede desarrollar, posteriormente se rectificó y se apuntó que también influyen variables del exterior como la familia o la cultura, en definitiva las características del entorno del sujeto.

En cambio, en el caso de la autoestima es más fácil describirla como más inestable, como una cualidad que pasa por un proceso de desarrollo y que influye en gran medida el entorno. Por ejemplo, en distintos estudios se ha obtenido que la autoestima aumenta y disminuye en el transcurso de la vida del sujeto, así en la edad de parvulario y en la época adulta la autoestima se encuentra en su punto más alto, contrariamente es más probable que durante los primeros años de escolarización, en la adolescencia y en la vejez la estima propia disminuya.

Veamos pues, qué estrategias son útiles para conseguir mejorar cada característica. Estas recomendaciones las podemos realizar como trabajo propio para fortalecer y mejorar nuestro estado, pero si vemos que nuestra baja autoestima o la dificultad de afrontar situaciones complicadas nos perjudica a nuestra funcionalidad y sentimos que no es suficiente con el trabajo propio siempre puedes pedir ayuda profesional.

trabajar-resiliencia

Recomendaciones para aumentar la autoestima: contrarresta los pensamientos negativos con pensamientos positivos, no es tarea fácil disminuir los pensamientos negativos pero nos puede ayudar fortalecer los positivos, así al final del día señala y remarca tres cosas buenas que te han sucedido y valorar cómo has influido tu en su aparición; no te compares, en la sociedad actual donde las redes venden una vida perfecta, facilita que la gente se comparar con un modelo y una vida que no es realista, huye de estas comparaciones y marcate tú tus propias metas; ponte objetivos realista, en relación con el punto anterior es importante considerar objetivos posibles, alcanzables para nosotros y evitar así frustrarnos.

Con la finalidad de mejorar nuestra autoestima también nos puede ayudar dedicarnos más tiempo a nosotros mismos, para poder cuidarnos y disfrutar de las cosas que nos gustan. Este tiempo para ti te ayudará a conocerte mejor, a entender el por qué de algunas cosas y aceptar qué cosas no nos gustan de nosotros y en qué grado las podemos cambiar.

Respecto al trabajo de la resiliencia, el objetivo principal será percibir las situaciones complicadas de manera no tan catastrófica. Por ejemplo, intentaremos cambiar la visión que tenemos del problema, primero valoraremos si puede tener solución o si podemos influir en ella en caso afirmativo pasaremos a pensar qué posibilidades de actuación tengo, en caso de no tener solución trabajaremos para modificar la concepción que tenemos de él.

Del mismo modo, para mejorar nuestra capacidad de resiliencia también nos puede ayudar afrontar el problema, no evitarlo y tener confianza en nosotros mismos, establecerse objetivos y metas realistas, acordes con la situación. El éxito nos motivará a seguir trabajando por este motivo va bien fijarse al principio objetivos más sencillos y fáciles de conseguir para coger más confianza y así ir aumentando poco a poco la resiliencia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies