Las 20 habilidades socioemocionales más importantes (y sus características)

Las habilidades socioemocionales son el conjunto de conductas aprendidas que nacen de la relación con otras personas y que determinan cómo ajustamos la comunicación con las emociones y sentimientos.

Habilidades socioemocionales

Empatía, autocontrol, asertividad, resiliencia… Son muchas las habilidades que necesitamos los seres humanos para convivir de forma equilibrada en una sociedad. Y es que las personas somos seres sociales, por lo que es imprescindible que nuestros actos y forma de pensar no atenten contra la integridad de la sociedad.

Es precisamente por este motivo que es tan importante trabajar las conocidas como habilidades socioemocionales, que son el conjunto de conductas aprendidas a partir de la interacción con otras personas y que nos permiten ajustar la comunicación con la expresión tanto de emociones como de sentimientos.

Para vivir en sociedad, es imprescindible que, por un lado, seamos capaces de defender nuestros derechos y luchar por aquello que queremos y, por otro lado, hacerlo sin dañar el bienestar emocional de aquellas personas que están a nuestro alrededor. Por ello, una persona con unas habilidades socioemocionales trabajadas vive más feliz y hace más feliz a los demás.

Y como por sorprendente que parezca, en las escuelas no se estimula a los niños y niñas a que las desarrollen, tenemos que aprenderlas a base de la experiencia y, generalmente, de errores. En el artículo de hoy, pues, veremos cuáles son las habilidades socioemocionales más importantes para que tengas una hoja de ruta de cómo enfocarlas en tu día a día.

¿Qué son las habilidades socioemocionales?

Antes de empezar, es importante dejar claro que no hay consenso acerca de su definición. Si acudimos a la bibliografía especializada en este ámbito, veremos que cada autor da la suya propia. En el terreno científico-social, sigue siendo controvertido definir qué son las habilidades socioemocionales, pues en su desarrollo entran en juego muchos factores biológicos, psicológicos, genéticos, etc.

Aun así, la mayoría de fuentes consultadas apuntan en la línea de que las habilidades socioemocionales son el conjunto de conductas y comportamientos que desarrollamos fruto de la experiencia y de la interacción con otros seres humanos y que nos permiten interrelacionar la comunicación con la expresión de emociones y sentimientos.

En este sentido, son habilidades no-cognitivas (pues no nacen de la adquisición de conocimientos teóricos, sino de la propia experiencia emocional) que determinan nuestro modo de relacionarnos, de tomar decisiones, de perseguir metas y objetivos, de expresar a los demás cómo nos sentimos y de ser capaces de comprender los sentimientos y emociones de otros seres humanos.

Uno de los principales motivos de debate es que, si bien algunos autores consideran estas habilidades como rasgos de la personalidad de cada persona, otros creen que el peso de la educación, la cultura, las amistades y la crianza juegan un papel mucho más importante, lo que implicaría que no son rasgos fijos, sino moldeables.

Sea como sea, lo importante es que las habilidades socioemocionales son las conductas que nos permiten no basarlo todo en nuestro éxito, sino obrar también para que nuestras decisiones no afecten a las libertades de los demás. Ser inteligente a nivel emocional. En este se basan estas habilidades.

Por lo tanto, no desarrollarlas desde la infancia (que es cuando se ponen los cimientos de nuestra personalidad) puede acarrear problemas de sociabilidad en la vida adulta. Tenemos que saber expresar nuestros sentimientos sin dañar los de los demás. Y esto hay que aprenderlo desde pequeño.

En resumen, las habilidades socioemocionales son el conjunto de rasgos de la personalidad y conductas que adquirimos para que, en el camino por lograr nuestros objetivos y alcanzar nuestras metas, sepamos comunicar nuestros sentimientos y procesar los de los demás, haciendo así que nuestra vida sea mejor tanto para nosotros como para las personas con las que convivimos de forma más o menos próxima.

¿Cuáles son las principales habilidades socioemocionales?

Si ni siquiera hay consenso en lo que a definición se refiere, no es de extrañar que tampoco lo haya a la hora de clasificar las habilidades socioemocionales en grupos claramente diferenciados. Aun así, tradicionalmente se han dividido estas habilidades en función de si son simples (como por ejemplo, saber escuchar o dar las gracias) o complejas (como por ejemplo, resolver conflictos o ser capaces de ponernos en la piel de otra persona).

Sea como sea, sí es cierto que, a pesar de la falta de consenso, hay algunas habilidades socioemocionales muy importantes que son las que más determinan nuestra forma de relacionarnos con el mundo. Una persona con una personalidad óptima a nivel social es aquella que tiene desarrolladas todas las que veremos a continuación.

1. Empatía

La empatía es una de las habilidades socioemocionales más importantes y consiste en ser capaz de ponerse en la piel de los demás. Es decir, una persona empática es aquella que puede experimentar las emociones que otra persona puede estar sintiendo para obrar de tal modo que los sentimientos sigan siendo buenos y/o que los malos pasen a ser buenos.

Empatía

2. Autocontrol

Una habilidad básica para no atentar contra nuestra integridad ni la de los demás. El autocontrol es una habilidad socioemocional que, como su propio nombre indica, nos permite tener el control de nuestras emociones. No para hacer que surjan o no (eso no lo podemos controlar), pero sí para no dejar que estas determinen nuestro comportamiento. Una persona con autocontrol es capaz de guiar su comportamiento de forma racional, sin impulsividad.

3. Asertividad

La asertividad es una habilidad socioemocional que, cuando está desarrollada, nos permite comunicar nuestros sentimientos y defender nuestros derechos sin que al hacerlo dañemos los sentimientos de los demás (dentro de lo posible) o hagamos que pierdan nuestros derechos. Es la capacidad de hacernos respetar sin perder el respeto hacia los demás.

4. Autoconocimiento

El autoconocimiento es una habilidad socioemocional que nos permite conocernos en profundidad. Es decir, es la habilidad que nos permite saber qué estamos sintiendo en cada momento, analizando nuestras emociones y encontrando el motivo de ser de cada una de ellas y estudiando tanto nuestras fortalezas como debilidades.

5. Resolución de problemas

Una de las habilidades socioemocionales más importantes es la de ser capaces de resolver problemas, es decir, analizar una situación en su vertiente tanto objetiva como emocional para llegar a una solución lo más correcta posible.

6. Resiliencia

La resiliencia es la habilidad socioemocional que nos permite recuperar nuestra integridad emocional después de haber pasado por un suceso traumático o que ha puesto un obstáculo en nuestro camino. Levantarse con más fuerzas que nunca después de caerse. En esto basa la vida una persona resiliente.

7. Colaboración

La colaboración es la habilidad socioemocional que nos permite relacionarnos con otras personas que persiguen nuestro mismo objetivo para así, fruto de la sinergia, alcanzar todos la meta. Somos seres sociales. Y la unión hace la fuerza.

8. Iniciativa

La iniciativa es una habilidad socioemocional vinculada a la proactividad en cualquier ámbito de la vida. Es decir, una persona con iniciativa es aquella capaz de emprender algo nuevo sin miedo y con fuerzas, algo que se aplica tanto a lo laboral como a lo personal.

9. Perseverancia

La perseverancia, también conocida como tenacidad, es la habilidad socioemocional que nos permite seguir luchando por nuestro sueño a pesar de todos los obstáculos con los que nos podemos encontrar por el camino.

Perseverancia

10. Conciencia social

La conciencia social es la habilidad socioemocional a través de la cual comprendemos que no estamos solos en el mundo y que no solo debemos obrar por nuestro bienestar emocional, sino para hacer del mundo un lugar más justo para todos.

11. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la habilidad socioemocional que nos permite analizar y procesar los sentimientos y emociones tanto de nosotros mismos como de las otras personas. Por lo tanto, es la habilidad en la que se cimienta el autocontrol y la empatía, respectivamente.

12. Autogestión

La autogestión es la habilidad socioemocional que nos permite identificar y utilizar aquellas emociones que, en un momento dado, serán beneficiosas tanto para la consecución de un objetivo como para nuestro bienestar psicológico, así como para favorecer la integridad de los demás. Es una manera de gestionar lo que sentimos para que nuestras emociones faciliten la llegada de nuestros logros y que no interfieran.

13. Responsabilidad

La responsabilidad, aplicada en el campo de las habilidades socioemocionales, se entiende como la competencia por tomar decisiones de forma que las consecuencias de los actos vayan en pro no solo de nuestros objetivos, sino del bienestar emocional tanto nuestro como de los demás.

14. Compasión

La compasión es una habilidad socioemocional que se desprende la empatía y que consiste en que, cuando vemos a alguien sufrir, nos invade un sentimiento de tristeza que nos impulsa a remediar su dolor.

15. Liderazgo

El liderazgo es una habilidad socioemocional (o, más bien, el conjunto de competencias) que hace que una persona tenga la capacidad de influir en la forma de actuar y pensar de las personas que forman parte de su equipo. Quien usa bien este liderazgo hace uso de las anteriores habilidades socioemocionales para que mientras todos reman en la misma dirección, los integrantes de su grupo gocen de bienestar emocional.

16. Gestión del tiempo

La gestión del tiempo es una habilidad que, aplicada a lo socioemocional, se entiende como la competencia para planificar nuestras actividades diarias de tal modo que no solo sea más fácil cumplir nuestros objetivos, sino que no alteremos la planificación temporal de las personas con las que nos relacionamos.

17. Adaptabilidad

La adaptabilidad es la habilidad socioemocional a través de la cual somos capaces de ser flexibles ante los cambios. Es decir, una persona con esta competencia es aquella que, pese a que su entorno se modifica, mantiene intactas sus otras habilidades socioemocionales.

18. Organización

La organización es una competencia que, en el ámbito de las habilidades socioemocionales, se entiende como la facultad para planificar nuestra vida de tal modo que lo tengamos todo controlado, cosa que facilita no solo la consecución de objetivos, sino el bienestar emocional tanto propio como de los demás.

19. Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es la habilidad socioemocional a través de la cual somos capaces de analizar tanto nuestra realidad como la que nos rodea y transmitir formas de mejorarla. Es decir, hacer críticas que, si las otras habilidades están trabajadas, serán positivas y, sobre todo, constructivas.

20. Sensibilidad cultural

La sensibilidad cultural es la habilidad socioemocional a través de la cual somos capaces de abrir nuestros ojos al mundo. No nos encerramos en lo que conocemos y en nuestras tradiciones, sino que estamos abiertos a aprender de otras personas y, en especial, de culturas distintas a la nuestra.

Sensibilidad cultural
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies