Los 5 efectos psicológicos negativos de las redes sociales (y cómo nos afectan)

Las redes sociales nos permiten conectarnos con otras personas de forma rápida y fácil. Sin embargo, el abuso de estas plataformas puede generar adicción y numerosos daños en nuestra salud mental.

efectos-psicologicos-redes-sociales

Las redes sociales se han colado en nuestras vidas hasta convertirse en un elemento indispensable en nuestro día a día. Revisamos nuestro teléfono móvil cientos de veces al día, comprobando incesantes notificaciones, respondiendo mensajes y comprobando con frecuencia las novedades que se exponen en Twitter, Facebook o Instagram.

Este tejido tecnológico ha atrapado a cada uno de nosotros, formando una extensa red que nos permite (y a veces, nos obliga) a mantenernos hiperconectados con los demás. La conexión rápida y fácil con otras personas ha brindado muchos beneficios a la sociedad, pues esto ha permitido construir relaciones, conocer otras realidades, expresarnos y abrirnos al mundo, etc.

Aunque internet ha supuesto una revolución, las redes también esconden un lado más dañino con diversos riesgos y efectos nocivos. Esto es particularmente importante en los más jóvenes (16 a 24 años) ya que son los más expuestos al impacto de las redes y, al mismo tiempo, los más vulnerables por encontrarse en pleno desarrollo emocional.

Son muchos los psiquiatras y psicólogos que han alertado de los efectos dañinos que las redes pueden llegar a tener sobre la salud mental de los jóvenes y adolescentes. Su potencial adictivo no debe ser subestimado, ya que el abuso de internet puede provocar importantes consecuencias tales como problemas de autocontrol o irritabilidad. En este artículo vamos a profundizar sobre los diferentes efectos negativos que las redes sociales pueden provocar a nivel psicológico.

Las (malas) consecuencias psicológicas de las redes sociales

El abuso de las redes sociales es un fenómeno más que extendido en la sociedad actual. Esto ha llevado a que muchos usuarios experimenten problemas psicológicos más o menos severos. En los casos más graves, las dosis excesivas de redes pueden generar una especie de adicción, tal y como sucede con las sustancias o el juego patológico.

Las personas que hacen un uso inadecuado de las redes pueden verse incapaces de mantenerse desconectadas, mostrando, paradójicamente, una tendencia al aislamiento social y un importante descuido de las actividades laborales, educativas y de ocio en la vida real. Por todo ello, no resulta sorprendente que el abuso de estas plataformas vaya acompañado de una merma en la calidad de vida y la salud mental.

Muchas personas pueden llegar a encaminar toda su vida hacia la búsqueda de likes a cualquier precio, una conducta que puede destrozar la vida de quien sufre este problema. Aunque es evidente que un mal uso de las redes es nocivo para nuestro bienestar psicológico, en este artículo vamos a detallar aquellos efectos negativos más habituales.

1. Ansiedad y depresión

La ansiedad es toda una epidemia que afecta a la mayoría de los jóvenes en la actualidad en mayor o menor medida. Estudios realizados al respecto han permitido conocer que, para la mayoría de ellos, las redes sociales son un potenciador del malestar psicológico. Muchos reconocen sentirse más ansiosos cuando ojean sus redes y ven a los demás disfrutar y sentirse felices con vidas aparentemente perfectas. En otras palabras, las redes son un escaparate que fomenta las continuas y odiosas comparaciones, lo que puede ser el detonante perfecto para iniciar problemas de ansiedad y depresión.

Sobra decir que las imágenes que todos publicamos en redes se alejan de la realidad en la que de verdad vivimos. Mostramos la mejor parte de nuestras vidas, dejando lo negativo para la intimidad. Este alarde de alegría y perfección al mostrar una caricatura de nosotros mismos es tremendamente dañino para la autoestima, pues enseguida entramos en ese perverso juego de competir por quién es más feliz y exitoso.

Poco a poco, las redes han pulido el mundo, lo han azucarado y esto nos ha hecho intolerantes a las dosis de realidad. La obsesión por ganar en la competición de la perfección puede llevarnos a crear una vida ficticia en la que parecemos felices aunque en realidad estemos rotos por dentro. Esta curiosa dicotomía que separa dos mundos, el real y el ideal, puede ser altamente nociva y contribuir a incrementar, más aún, los problemas de ansiedad y depresión.

ansiedad-redes-sociales

2. Descanso

La calidad de nuestro descanso está estrechamente ligada al bienestar psicológico. Esto es especialmente importante en el caso de los adolescentes, ya que aún se encuentran en proceso de desarrollo y un sueño de mala calidad puede interferir en este proceso. A nivel inmediato, no dormir bien merma el rendimiento durante la jornada, con todo lo que esto puede suponer.

Precisamente por los cambios tan fuertes que se producen en el organismo de un adolescente, estos suelen requerir una media de dos horas adicionales de sueño con respecto a los adultos. En este sentido, las redes sociales pueden reducir seriamente la calidad del sueño en los más jóvenes. Los adolescentes suelen irse a dormir acompañados de teléfonos, tabletas y ordenadores, por lo que ni siquiera en los momentos previos al sueño existe desconexión tecnológica.

Las luces artificiales de las pantallas y la recepción continua de estimulación a través de las imágenes y sonidos pueden alterar la producción natural de melatonina, la hormona que nuestro organismo libera para inducir el estado de sueño. Esto se traduce en un descanso insuficiente, ya que se duermen menos horas y de peor calidad. En los casos de mayor adicción, hay quienes llegan a consultar mensajes al despertarse durante la noche, lo que impide reponer fuerzas para el día siguiente.

3. Autoimagen

Las redes sociales son también un gran enemigo para la autoestima de la mayoría de los usuarios. Los adolescentes son especialmente vulnerables en este sentido, pues poseen un enorme deseo por encajar y sentirse aceptados por sus iguales. El continuo bombardeo de cuerpos y caras perfectos en redes distorsiona enormemente la forma en la que los más jóvenes se perciben a sí mismos.

Esto puede producir enormes problemas de imagen corporal y un profundo malestar emocional, que pueden desencadenar graves problemas psicológicos como los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). En los últimos años también se han disparado las operaciones de cirugía estética en pacientes cada vez más jóvenes, otro indicativo de que cada vez existe mayor presión por lograr un inalcanzable ideal de belleza, lo que se traduce en continua insatisfacción con el propio aspecto.

autoestima-redes-sociales

4. Ciberacoso

Otro de los grandes riesgos que implican las redes sociales tiene que ver con el acoso en línea. Si el acoso escolar en el propio centro ya constituye en sí mismo un gran problema que afecta a miles de niños, internet ha permitido a los acosadores extender aún más su poder, pudiendo continuar su intimidación fuera del centro escolar gracias a plataformas como whatsapp, ciertos videojuegos en línea o instagram.

En las aplicaciones de mensajería, la creación de grupos para acosar y la difusión de imágenes y vídeos sin el consentimiento de la víctima son solo algunos ejemplos de las formas en las que muchos menores pueden ser acosados por sus compañeros. El ciberacoso tiene unos efectos devastadores sobre quien lo sufre, produciendo graves problemas de salud mental como ansiedad, depresión, miedo, soledad, insomnio, dificultades académicas y problemas alimentarios, entre otros.

5. Temor a perderse algo

Este es, sin duda, uno de los efectos nocivos más curiosos que se pueden producir por el abuso de las redes. Muchos usuarios experimentan una especie de ansiedad que les lleva a mantenerse conectados de manera compulsiva por el miedo a perderse algo. Pasarse la vida pegado a un dispositivo que siempre tiene información nueva que ofrecer es altamente adictivo, por lo que no sorprende que muchos adolescentes encuentren problemas para estar solo unos minutos sin revisar sus pantallas.

Por supuesto, esta ansiedad es nociva para la salud no sólo por el malestar que genera, sino porque mantenerse enfocado en el móvil continuamente impide vivir la vida real. Por ello, es usual que quienes sufren este problema descuiden sus estudios, sus relaciones, su ocio, etc.

Cómo prevenir la adicción a las redes sociales

A continuación, vamos a repasar algunas pautas sencillas que pueden ser de gran ayuda para evitar caer en el abuso de redes, ya que como vemos estas son muy adictivas y un mal uso de ellas puede ocasionar daños en nuestro bienestar psicológico.

  • Márcate un tiempo mínimo entre conexiones. Comienza por intervalos de unos pocos minutos para que te resulte más fácil, y vete aumentando para evitar revisar tu móvil de continuo y distraerte en todo momento.
  • Elige ciertos momentos del día importantes en los que sí o sí te desprenderás del móvil. Pretender no mirar el móvil cuando estamos en el metro o en un rato ocioso no es realista, pero sí puede serlo en momentos como por ejemplo las comidas. Intenta comer acompañado para poder conversar y pasar un rato ameno sin pantallas de por medio.
  • Desactiva las notificaciones automáticas: Ver continuas notificaciones no es una buena idea si lo que deseas es desengancharte. Elimina esta opción de tu móvil, de forma que solo veas tus mensajes cuando entras en la aplicación.
  • Silencia el móvil y no lo uses como reloj o despertador: muchas veces utilizamos estos usos del móvil como excusa para conectarnos. En su lugar, prueba a usar un reloj de pulsera y cómprate un despertador tradicional. De esta manera reducirás notablemente el número de veces que te quedas prendado del teléfono.
  • Márcate un tiempo mínimo que debas cumplir sin conectarte para hacer determinadas actividades, como por ejemplo leer.
  • Elimina aplicaciones que no sean imprescindibles y sal de aquellos grupos de Whatsapp en los que ya no necesites estar.
adiccion-redes-sociales
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies