7 maneras de ayudar a una persona con TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

El TOC es un trastorno psicológico que produce un enorme sufrimiento e interferencia en el funcionamiento diario de la persona que lo sufre. Además de la ayuda profesional, el apoyo de los seres queridos constituye un pilar esencial en la recuperación.

maneras-ayudar-persona-con-toc

Seguramente hayas oído hablar del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Sin embargo, es probable que tu visión de este problema psicopatológico se encuentre bastante distorsionada. Es común que en el lenguaje coloquial se banalice esta cuestión y se utilice el término TOC a la ligera e incluso en clave de humor.

Muchas veces se dice de las personas muy ordenadas o meticulosas que tienen “TOC”, pero la cuestión no es en absoluto tan sencilla. De hecho detrás de un TOC existe siempre un enorme sufrimiento que no suele ser entendido por los demás. Esto hace que los pacientes con TOC se sientan a menudo incomprendidos y muy solos ante su dolor, lo que impide que muchas veces pidan ayuda profesional por temor a ser juzgados o recibir burlas a costa de lo que les sucede.

Lejos de ser un asunto cómico, el TOC constituye un problema de salud mental que interfiere profundamente en la vida de la persona y merma su calidad de vida hasta el extremo. En este sentido, el entorno cercano es el que ve de cerca qué es realmente el TOC y todo lo que puede implicar. Por ello, los allegados de la persona cobran una especial importancia como fuente de apoyo durante el proceso de recuperación. En este artículo hablaremos acerca de algunas pautas que pueden ser de ayuda para ayudar a esa persona cercana que está sufriendo TOC.

El papel del entorno en el TOC

Aunque en los casos de TOC la ayuda profesional es imprescindible, lo cierto es que el papel de los seres queridos no debe ser nunca subestimado. La colaboración de la familia y los amigos es un aspecto esencial para que una persona con este problema pueda llegar a recuperarse.

Si en tu entorno hay alguien cercano que sufre TOC, probablemente te preguntes de qué manera puedes ayudarle en el día a día. Aunque el psicólogo es el profesional que tratará de ayudar a esa persona, eso no significa que los que conviven con ella deban, en absoluto, resignarse.

Al fin y al cabo, en el día a día quienes están cerca también sufren las consecuencias del TOC y pueden sentirse angustiadas ante una situación que no saben cómo manejar. Cuando el paciente con TOC cuenta con una buena red social de apoyo esto permite fortalecer la intervención psicológica y favorece la mejoría, pero es evidente que los familiares no tienen por qué saber de antemano qué es el TOC y cómo abordarlo. Por eso, se hace especialmente importante dar a conocer algunas pautas útiles para ayudar a esa persona que sufre TOC en la vida cotidiana.

¿Qué es el TOC?

Aunque, como venimos comentando, el término TOC se utiliza con mucha frecuencia en el lenguaje popular, la realidad es que la mayoría de veces este se emplea de forma inadecuada. Esto contribuye a que la mayoría de personas adopten una concepción distorsionada de lo que es realmente el TOC y todo lo que implica.

El TOC es un trastorno psicológico por el cual la persona experimenta pensamientos intrusivos que inducen un estado de ansiedad. Para aliviar este malestar, la persona desarrolla ciertas acciones de carácter estereotípico, que se conocen como compulsiones. Así, estas se introducen como parte de la rutina de la persona, que siente que si no las realiza todo estará fuera de control y algo malo sucederá.

En otras palabras, se consolida una especie de ritual que brinda una sensación superficial de calma al paciente. Aunque cada persona desarrolla sus propios rituales, hay algunos especialmente comunes. Destacan aquellos relacionados con el temor a la suciedad y los gérmenes, a la contaminación, a la necesidad de simetría y orden, las obsesiones religiosas o la posesión de ciertos números de la suerte. Así, para algunas personas la calma se consigue lavándose las manos repetidamente, mientras que para otra está en rezar una misma oración decenas de veces.

Por norma general, los pacientes con TOC suelen poseer un estilo de pensamiento tendente al catastrofismo, lo que les lleva a tener la continua sensación de que las cosas irán mal y un estado de ansiedad persistente. La manera de gestionar este malestar continuo es crear dichos rituales, que permiten brindar una falsa sensación de control.

Esta dinámica se consolida con mucha facilidad, pues el ritual surte un efecto inmediato de alivio que permite su mantenimiento por un mecanismo de refuerzo negativo. Las conductas compulsivas llegan a ser tan imperiosas que impiden a la persona funcionar de manera normal en su vida cotidiana. A pesar de que racionalmente sabe que no tienen lógica, esta se vuelve esclava de sus propios rituales.

que-es-toc

¿Cómo ayudar a una persona con TOC?

Ahora que ya hemos comentado qué es el TOC, es el momento de comentar algunas pautas que pueden servir para ayudar a alguien cercano que está sufriendo esta dificultad.

1. Escúchale

Aunque parezca una obviedad, lo cierto es que las personas que sufren TOC muchas veces sienten que nadie les entiende y se sienten “raras”. Están acostumbradas a que los demás invaliden cómo se sienten restando importancia a su sufrimiento, por lo que un primer paso para ayudar es escuchar y acoger con calidez cómo se sienten.

Deja que esa persona se explaye y hable sin filtro de lo que le pasa, ya que sentirse arropada le ayudará a estar más calmada. Evita frases como “podría ser peor”, “no es para tanto”, “lo que haces es absurdo”... ya que sólo contribuirán a que esa persona se sienta culpable por no encontrarse bien.

como-ayudar-persona-con-toc

2. Apóyale para que vaya a terapia

Tomar la decisión de ir a terapia nunca es fácil, ya que a menudo creemos que el profesional nos juzgará o no entenderá nuestro malestar. Es importante que apoyes a esa persona y le indiques que la psicoterapia es una ayuda muy útil para sentirse mejor.

No conviertas esto en una coacción ni la culpabilices si no está preparada para ir en este momento, ya que como adulta esta tiene derecho a decidir si desea o no recibir tratamiento. Indícale los pros de la terapia y ayúdale a despejar miedos o falsos mitos acerca de ella. También puedes ofrecerte para acompañarla a la consulta, pero si notas resistencias no insistas demasiado.

3. No te burles del TOC

La ignorancia es muy atrevida y a veces el desconocimiento puede llevarnos a burlarnos del sufrimiento ajeno. Las personas que experimentan TOC atraviesan mucho dolor y lo que menos necesitan es que las personas de su entorno hagan bromas de su malestar. En su lugar, afronta el TOC desde la seriedad, respeta a esa persona y acepta que es algo importante para ella aunque desde fuera sea difícil de comprender.

4. No interrumpas sus compulsiones

Aunque muchas veces los familiares tratan, con buena intención, de interrumpir al paciente cuando trata de realizar un ritual, esto no es recomendable. Haciendo esto sólo se conseguirá acrecentar su ansiedad y frustración, por lo que tarde o temprano volverá a realizar una nueva compulsión.

ayudar-persona-con-toc

5. Eres el coterapeuta

Como allegado de una persona con TOC, tienes el poder de colaborar con el psicólogo que le atiende. Lejos de participar en su recuperación de forma independiente, la familia y el terapeuta pueden formar una simbiosis perfecta para beneficiar a la persona afectada. Por ejemplo, puedes ayudar a que esa persona logre implementar los ejercicios indicados por el psicólogo, darle recordatorios, motivarla para que no abandone la terapia, reforzar sus éxitos…

6. Sé observador

En la línea de lo anterior, es importante que puedas prestar atención a esa persona durante todo el proceso terapéutico, con el fin de detectar tanto los cambios positivos como los negativos. En algunos casos, cesar las compulsiones puede llevar a que la persona busque otras formas desadaptativas de canalizar su ansiedad. Si esto ocurre, es fundamental que lo notifiques al terapeuta para que este redirija la terapia.

7. Respeta su espacio y libertad

Muchas veces el deseo de ayudar puede impedirnos ver que esa persona tiene derecho a tomar sus propias decisiones y tener su propio espacio. Por ello, aunque colabores y seas un gran apoyo, no cruces esa línea ni adoptes un papel controlador invasivo, pues esto, lejos de beneficiar, perjudica el proceso de recuperación.

toc-ayudar

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de cómo ayudar a una persona que sufre TOC. En el lenguaje coloquial es común oír hablar del TOC en clave de humor, banalizando e incluso haciendo burlas de este problema psicológico. Sin embargo, detrás de este fenómeno existe mucho dolor y sufrimiento, lo que hace que los pacientes con este diagnóstico se sientan a menudo solos e incomprendidos.

Si en tu círculo cercano alguien está pasando por esto, es importante que sigas algunas pautas básicas para facilitar la recuperación de esa persona. En primer lugar, lo más importante es que te muestres disponible para escuchar sin juzgar ni invalidar lo que él/ella está viviendo. Puedes apoyarle para que comience terapia psicológica si no lo hace ya, colaborando activamente con el psicólogo para favorecer la mejoría y observar los progresos y posibles recaídas. Por último, es esencial que no hagas burlas sobre el sufrimiento de esa persona, que nunca interrumpas sus compulsiones ni invadas su espacio personal.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies