¿Qué es el Breadcrumbing? Definición y señales para detectarlo

El Breadcrumbing es un fenómeno de las redes sociales que lleva a que una persona dé pequeños incentivos a otra para hacerle creer que siente un interés romántico hacia ella.

que-es-breadcrumbing

Las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas para quedarse. Los móviles y las redes sociales han transformado profundamente nuestra manera de relacionarnos con los demás, especialmente en lo que respecta al arte del flirteo.Ligar a través de una pantalla permite utilizar estrategias bastante cuestionables que dicen mucho de quien las ejecuta. Seguramente hayas oído hablar del famoso ghosting, por el cual una persona desaparece de manera repentina después de haber coqueteado e incluso quedado personalmente con alguien.

Otra de las tristemente populares prácticas en el mundo de las relaciones en línea es el breadcrumbing. Este concepto puede traducirse al castellano como “dejar migas”, una metáfora que refiere a cómo alguien puede jugar a sembrar esperanzas intermitentes en una persona concreta. Por desgracia, este fenómeno ha sido vivido por mucha gente. La mayoría nos hemos podido sentir frustrados alguna vez, al ver cómo alguien muestra interés por nosotros de manera variable.

En otras palabras, esa persona nos da una de cal y otra de arena, nos da señales confusas y terminamos por sentirnos enganchados sin llegar a ningún resultado claro. Un día recibimos mensajes y likes suyos, pero al otro nuestras muestras de interés no reciben la misma reciprocidad. Obtenemos las migajas de la otra persona, que conforman ese hilo que nos impide cortar la conexión definitivamente, aunque tampoco hay posibilidad de llegar a más. En este artículo vamos a comentar en detalle qué es este fenómeno que conocemos breadcrumbing y qué implicaciones tiene.

¿Qué es el breadcrumbing?

Este curioso fenómeno de las redes sociales se traduce literalmente como “dejar migas”. Esta particular metáfora hace referencia a situaciones en las que una persona da pequeños incentivos a otra para hacerle creer que existe un interés romántico por ella. Sin embargo, este comportamiento de tira y afloja, donde se intercalan acercamientos y vacíos, nunca se traduce en acciones reales.

La persona que da sus migajas de afecto a otra no busca realmente una relación, pues su objetivo auténtico es el de alimentar su ego con ese juego de flirteo constante. Saber que esa persona está ahí, disponible, brinda a quienes hacen breadcrumbing una sensación de ser importantes, de sentirse valorados sin llegar a compromiso alguno.

Esta práctica tan dañina conlleva la recepción de mensajes contradictorios por parte de la víctima. Esta se siente unas veces correspondida, mientras que otras es totalmente ignorada. Recibe mensajes, comentarios o likes que se alternan con días de silencio absoluto. Esto da lugar a un enganche muy potente, ya que se trata de un tipo de reforzamiento intermitente. El recibir atención en algunas ocasiones pero no en todas hace que a la víctima le sea muy difícil alejarse, ya que alberga continuas esperanzas de llegar a tener una relación con esa persona.

Esas migas traicioneras actúan como una alerta permanente que impide a quien sufre este fenómeno continuar con su vida, ya que siempre se mantiene pendiente de posibles nuevos mensajes o acercamientos de esa persona. Todo ello hace que la víctima permanezca estancada en la fase inicial del enamoramiento. Esto resulta muy tóxico y emocionalmente agotador, pues nunca se llegan a dar acercamientos reales debido a que no existe un deseo real de compromiso por parte de quien lleva a cabo esta estrategia.

breadcrumbing

¿Qué personas llevan a cabo el breadcrumbing?

Conocer el perfil de las personas que pueden llevar a cabo este tipo de daño psicológico hacia otras es una cuestión que ha suscitado mucho interés.Se cree que quienes ejecutan esta práctica en redes son personas con una autoestima deficiente, que necesitan seducir y encandilar a los demás para sentirse valoradas y deseadas, aunque sin buscar, en realidad, ningún compromiso, relación o encuentro.

En otras palabras, esta táctica puede servir a muchos para conseguir, de manera bastante cuestionable, alimentar su ego y sentimiento de valía. Quienes son capaces de dañar a otros de esta manera tan despiadada suelen necesitar fervientemente la aprobación constante del resto, por lo que anteponen su deseo de sentirse importantes a los sentimientos de los demás.

Los expertos en psicología y sociología consideran que el breadcrumbing es un fenómeno que representa las características propias de la sociedad actual, donde el auge de las redes sociales ha tenido mucho que ver. Hoy en día hay tres palabras que podrían resumir la dinámica que solemos seguir a la hora de actuar y pensar. Por un lado, el individualismo llevado al extremo, que nos hace comportarnos de una forma extremadamente egoísta y primar nuestros intereses ante todo.

Por otro lado, la sobreestimulación, que nos hace necesitar novedad y aventura continuamente, como si hubiéramos desarrollado una especie de alergia a la estabilidad y la rutina. Finalmente, no podemos olvidar la inmediatez, lo que nos lleva a desear todo al instante, sin tolerar la más mínima espera. En el plano de las relaciones, todo esto se traduce en que mantenemos muchos vínculos superficiales con otras personas, pero profundizamos con solo unas pocas.

A diferencia de lo que puede parecer, quienes practican el breadcrumbing tienen sentimientos y pueden desear tener pareja como el resto. Sin embargo, cuando observan que tienen que dedicar tiempo y esfuerzo para construir una relación sólida, tienden a cansarse o aburrirse. Por este motivo, suelen recurrir a esta estrategia para satisfacer su necesidad de sentirse queridos y valorados, pero sin el compromiso y el esfuerzo que implica vincularse profundamente con una sola persona.

No hay nada de malo en descartar tener pareja estable y, en su lugar, optar por vivir soltero/a con libertad para conocer a varias personas. Sin embargo, esto no significa que no se deba tener responsabilidad emocional hacia los demás. Atender sólo al beneficio propio e ignorar cómo podemos estar dañando a otros es un grave error y nunca está justificado.

Ofrecer mensajes contradictorios a una persona genera, como ya mencionamos, un potente refuerzo de tipo intermitente. Esto da lugar a una especie de adicción, por la que la víctima se queda atrapada en un limbo en el que no es capaz de seguir con su vida y cortar el contacto, aunque tampoco logra construir una relación con esa persona que se acerca y aleja continuamente.

Este mecanismo de refuerzo es el mismo que se esconde detrás de fenómenos como la ludopatía, pues las máquinas tragaperras ofrecen premio solo en algunas ocasiones. Esto genera un deseo irrefrenable de seguir jugando, pues nunca se sabe cuando puede tocar el ansiado premio. De esta forma, hay personas que son cómo máquinas tragaperras, pues ofrecen esa esperanza perpetua de que el “premio” acabará llegando, aunque finalmente nunca lo hace. El resquicio de esperanza en que los mensajes intermitentes que se reciben llegarán a algún puerto es el combustible del que se nutre el breadcrumbing. Sin embargo, vivir de expectativas resulta tremendamente dañino y puede ocasionar grandes problemas a la víctima.

definicion-breadcrumbing

Cómo reaccionar al breadcrumbing

Experimentar este fenómeno no es nada fácil, aunque son muchas las personas que se encuentran en esta tesitura cuando conocen a otras personas por medio de sus redes sociales. Si crees que te encuentras ante una situación como esta, es recomendable que sigas algunas pautas básicas:

  • Reconoce lo que está sucediendo: No es fácil abrir los ojos cuando uno mismo sufre este tipo de daño emocional. No justifiques a la otra persona para sentirte mejor, ya que a largo plazo será peor para tu bienestar continuar atado a una relación basada en la incertidumbre.

  • Expresa cómo te sientes: No hay ninguna regla que diga que no puedes manifestar tus sentimientos a la otra persona. No te dejes llevar por la rabia o el malestar que sientes. En su lugar, procura indicar de forma asertiva que no te sientes cómodo con la forma en la que están yendo las cosas entre vosotros. Indica claramente que te sientes confuso y qué quieres conocer sus intenciones respecto a vosotros dos.

  • Ponla a prueba: Si tienes dudas acerca de si esa persona puede estar haciendo breadcrumbing, prueba a proponerle un encuentro en persona. Tener citas cara a cara es la mejor forma de ver cómo es el otro más allá de la pantalla y hacerte una idea de lo que busca contigo. Recuerda que las redes sociales pueden funcionar como un método muy eficaz de camuflaje y engaño, por lo que nunca asumas como verdad absoluta los mensajes que recibes, ya sean buenos o malos.

  • Marca límites: Muchas veces podemos dejar a los demás cruzar líneas rojas que deberían ser respetadas. No consientas que otra persona te menosprecie y ten claros los límites que nunca se deben sobrepasar en tus relaciones. Ante todo debes cuidar el amor propio para encontrarte bien. Aunque podemos querer a los demás a pesar de tener una baja autoestima, nuestra forma de hacerlo será indudablemente tóxica. Plantéate qué tipo de persona quieres en tu vida y si alguien que te daña deliberadamente con estrategias como esta merece tu atención.

  • Solicita ayuda a un profesional: Aunque las redes sociales forman parte de nuestra vida diaria, su daño muchas veces es mucho más profundo de lo que pensamos. Si te encuentras atravesando un momento difícil por un fenómeno como el breadcrumbing, no lo dejes pasar y evita alargar el sufrimiento más de lo necesario. Recurrir al apoyo de un profesional de la psicología puede ser de gran ayuda para ayudarte a gestionar la situación de la mejor forma posible y reconducir tu vida.

como-reaccionar-breadcrumbing
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies