Los 10 tipos de Ciberacoso (y sus características)

El ciberacoso es el acechamiento que una persona realiza de forma reiterada sobre otra a través de Internet y haciendo uso de las redes sociales como mecanismo para ejercer un control sobre la víctima.

tipos-ciberacoso

En el año 2019, UNICEF realizó un estudio internacional en más de 30 países en el que participaron 170.000 jóvenes de entre 13 y 24 años para encontrar datos acerca de la incidencia del acoso a través de las redes sociales. Y los resultados fueron peores de lo que podíamos imaginar. Y es que 1 de cada 3 jóvenes ha sido víctima del ciberacoso y 1 de cada 5 afirma haberse saltado clases como consecuencia de este acechamiento que sufrían a través de Internet.

Está claro que la digitalización del mundo, la expansión de Internet y la llegada de las redes sociales ha cambiado el modo cómo nos comunicamos y ha traído muchas cosas buenas a la sociedad. Pero siempre hay una cara negativa. Y en este contexto, el ciberacoso es, seguramente, la más clara muestra de hasta qué punto puede llegar el lado oscuro de la era digital.

El acoso, por desgracia, siempre ha existido. Pero en el siglo XXI, los acosadores, que acechan a una víctima atentando contra su libertad individual para ejercer control sobre ella o por distintos motivos, han encontrado en Internet y las redes sociales un medio para acosar de una forma mucho más insidiosa, sin tener que dar la cara y pudiendo expandir el acoso por toda la red.

Por ello, el ciberacoso es una de las formas de acechamiento más destructivas a nivel emocional, tanto por la impotencia de no poder controlar qué sucede en el mundo digital como por el alcance que este acechamiento puede tener a nivel masivo. Así pues, en el artículo de hoy vamos a indagar en las bases del ciberacoso y a presentar las características de las distintas formas que puede tomar. Empecemos.

¿Qué es el ciberacoso?

El ciberacoso o acoso virtual es una forma de acechamiento sobre una víctima que se da a través del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación digital. Así pues, es aquella forma de acosar a alguien haciendo uso de Internet y de las redes sociales, sin necesidad de que el acosador establezca un contacto “real” o físico con la víctima, pues no requiere de cercanía.

Este acoso online es especialmente destructivo a nivel emocional y tiene una elevadada incidencia entre los jóvenes, con unas conductas de acechamiento que se producen principalmente a través de las redes sociales o los servicios de mensajería instantánea, con campañas de humillación, propagación de mentiras, difusión de fotos íntimas, suplantaciones de identidad, amenazas, filtración de información privada…

Pero sea cual sea el motivo del acosador y la estrategia usada, el ciberacoso implica un daño repetitivo sobre la víctima infligido a través de los medios de comunicación digital y recursos electrónicos, motivo por el que es especialmente complicado detener el acechamiento. Esto hace que la angustia emocional y la preocupación de quien es víctima de este ciberacoso sean muy graves.

Además, por el alcance de Internet y la masificación de las redes sociales, el ciberacoso puede emeger en prácticamente cualquier ámbito de la vida. Y consistiendo en cualquier forma de hostigamiento por medio digital de manera indirecta y no presencial, los sentimientos de estrés, ansiedad, impotencia e ira de la víctima pueden llevar incluso a ideas de suicidio.

Por todo ello y a pesar de que los acosadores piensen que lo que ocurre en Internet no tiene consecuencias en la vida real, el ciberacoso es un delito penal que, en el caso de España, puede acarrear condenas, las cuales, dependiendo de la gravedad y reiteración del acoso, así como de la vulnerabilidad de la víctima, pueden ser penas de prisión de 3 meses a 2 años o multa de 6 meses a 2 años.

Y es que el ciberacoso, una forma de acechamiento psicológico que se puede perpetrar desde cualquier lugar y cualquier momento sin necesidad de coincidir en el espacio y el tiempo con la víctima y ni siquiera de conocerla, no es una cuestión baladí. Es una forma de acoso muy grave y destructiva contra la que debemos luchar para que sea erradicada.

que-es-ciberacoso

¿Qué clases de ciberacoso existen?

Una vez entendidas las bases generales del acoso virtual, estamos más que preparados para indagar en la cuestión que nos ha reunido hoy aquí, que es la de descubrir las características de las distintas formas de ciberacoso. Y es que dependiendo del motivo, perfil de la víctima y herramientas usadas por el acosador para acechar, podemos definir diferentes formas de acoso online. Veámoslas.

1. Ciberacoso sexual

El ciberacoso sexual es aquel que se basa en la perpetración de conductas amenazantes y coercitivas de contenido sexual sobre una víctima mayor de edad a través de las redes sociales. Las mujeres son quienes sufren más esta forma de acoso virtual, recibiendo mensajes e incluso imágenes no deseadas de naturaleza sexual.

ciberacoso-sexual

2. Cibermobbing

El cibermobbing es una forma de acoso laboral que se da a través de Internet. De forma presencial, es posible que no exista un acechamiento como tal en el lugar de trabajo, pero sí por las redes sociales o por los chats de la empresa. Suele ser entre compañeros de trabajo, pero también se superiores a subordinados o de subordinados a superiores, con campañas de humillación que buscan que la víctima abandone su puesto.

3. Ciberbullying

El ciberbullying es, por desgracia, una de las formas de ciberacoso más comunes. Porque se une la crueldad que se puede tener durante la infancia y adolescencia con un uso totalmente indebido y precoz de las redes sociales. Es aquella forma de acoso en la que compañeros de clase de la víctima la acechan fuera del centro educativo a través de Internet.

4. Sextorsión

La sextorsión es una forma de ciberacoso en la que el acechador chantajea a la víctima para obtener algo a cambio bajo la amenaza de publicar imágenes íntimas de la misma a las cuales tiene acceso ya sea porque ella se las envió voluntariamente (puede ser un ex resentido) o porque ha hackeado sus cuentas. Es una forma de extorsión en la que se amenaza con difundir fotos o vídeos de contenido sexual si no se cumplen con las demandas del acosador.

5. Ciberviolencia de género

La ciberviolencia de género es toda aquella forma de maltrato psicológico que se da través de las redes sociales o medios de comunicación digital sobre una víctima en base de su identidad sexual, sexo o género. Cuando se amenaza, agrede verbalmente o se coacciona a una persona por Internet con motivo de estas cuestiones, se habla de ciberviolencia de género.

6. Grooming

El Grooming es una forma de ciberacoso sexual que se perpetra por parte de un adulto hacia un menor de edad. El acosador, haciendo uso de las redes sociales, contacta con menores de edad, muchas veces haciéndose pasar por otro menor de edad, con intenciones sexuales que generalmente se basan en conseguir imágenes o vídeos de la víctima. Hay veces también que, una vez se han ganado su confianza, intentan involucrar al menor en una actividad sexual en la vida real. Es una forma de engaño pederasta castigada, en España, con penas de prisión de 3 meses a 6 años.

grooming

7. Ciberacoso inmobiliario

El ciberacoso inmobiliario es aquel que se da en el contexto de una vinculación domiciliaria entre acosador y víctima. Los propietarios de una vivienda usan los medios de comunicación digital y las redes sociales para acechar a sus inquilinos con el objetivo, generalmente, de que abandonen el edificio o que rescindan el contrato de alquiler antes de lo que se había estipulado. En definitiva, es un hostigamiento online para que la persona o familia que vive ahí abandonen la casa o piso.

8. Fraping

El fraping es una forma de ciberacoso en la que una persona o bien hackea nuestras cuentas para tomar las riendas de nuestras redes sociales y así publicar contenido (siempre con el propósito de conseguir algo a cambio de devolvérnoslas) o bien crea un perfil falso en el que se hace pasar por nosotros, en cuyo caso busca humillarnos o arruinar nuestra reputación.

9. Ciberstalking

El ciberstalking es, en resumidas cuentas, el acechamiento repetitivo y reiterado de las redes sociales de una persona. El acechador controla, de una forma patológica, todos los pasos que da la víctima y que publica a través de sus redes sociales para así conocer su rutina y toda la información necesaria para, en un futuro, extorsionarla o incluso intentar un acechamiento físico.

10. Ciberacoso por denigración

El ciberacoso por denigración hace referencia a la situación en la que alguien empieza a difundir información despectiva, sea falsa o no, sobre otra persona, que se convierte en la víctima. Se trata de campañas de humillación que buscan denigrar a una persona, publicando información que la deja en mal lugar a través de chats de mensajería, redes sociales, correos electrónicos u otras plataformas y redes sociales. Por cómo pueden llegar a miles de personas, esta forma de ciberacoso es especialmente destructiva para la persona que es víctima del mismo.

ciberacoso-denigracion
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies