Los 20 tipos de Dolor de Espalda (causas, síntomas y tratamiento)

El dolor de espalda es toda aquella molestia fisiológica que se experimenta en la parte posterior del cuerpo desde los hombros hasta la cintura. Veamos cómo se clasifica dependiendo del origen de este malestar.

tipos-dolor-espalda

La espalda es, con mucha probabilidad, la zona del cuerpo que más expuesta está constantemente a esfuerzos físicos y malas posturas. Y es que tratándose de la región posterior del organismo que se extiende desde la base de los hombres y el cuello hasta la pelvis, siendo opuesta al pecho y conteniendo la columna vertebral, es la principal estructura de soporte del esqueleto humano, además de otros muchos músculos, tendones y ligamentos.

Y es que esta espalda cumple con importantes funciones, entre las que destacan las de proteger la columna vertebral y, por tanto, la médula espinal, mantenernos erguidos y hacer posible el desplazamiento. Pero es precisamente esta complejidad morfológica y fisiológica lo que abre la puerta a que los trastornos musculoesqueléticos en la espalda sean tan comunes.

Los traumatismos, las malas posturas continuadas, el deporte, los malos gestos, alteraciones congénitas… Son muchas las situaciones que pueden derivar en una lesión en la espalda, es decir, un daño anatómico en alguna o algunas de las estructuras óseas, musculares, tendinosas o ligamentosas que la constituyen. Y aunque cada una tenga una naturaleza clínica específica, muchas se desarrollan con un síntoma en común: el dolor de espalda.

Siendo una de las razones de consulta médica más frecuentes y afectando al 80% de los adultos en algún momento de su vida, el dolor de espalda es un síntoma asociado a distintos trastornos musculoesqueléticos en esta región del cuerpo. Por ello, es esencial conocer su clasificación, pues dependiendo de su origen, existen diferentes clases de dolores de espalda. Y esto es precisamente lo que en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a hacer.

¿Qué es el dolor de espalda?

El dolor de espalda es toda aquella molestia fisiológica de naturaleza dolorosa que se experimenta en la parte posterior del tronco. Así, se trata de un dolor localizado en la región posterior del cuerpo que se extiende desde la base del cuello y de los hombros hasta la cintura, aquello que popularmente conocemos como espalda.

Se trata de un concepto muy amplio que cubre uno de los principales síntomas de muchos trastornos musculoesqueléticos que pueden sufrirse en la espalda, tales como lumbalgia, ciática, tortícolis, hernias discales, artrosis de columna, contracturas musculares, pinzamientos cervicales… En este sentido, el dolor de espalda tiende a ser el principal signo clínico de todos aquellos daños morfológicos o fisiológicos en las estructuras óseas, musculares, ligamentosas o tendinosas de dicha espalda.

Como decimos, se trata de una de las afecciones más comunes, afectando a cerca del 80% de los adultos en algún momento de su vida, siendo uno de los problemas de salud crónicos más frecuentes en países desarrollados y representando una de las principales razones de consulta médica, absentismo laboral y discapacidad.

Por todo ello, aunque pueda parecer un trastorno simple, lo cierto es que el dolor de espalda encierra una gran complejidad fisiológica y morfológica que debe analizarse atendiendo a su clasificación, pues de esto depende el progreso de la sintomatología y la forma de abordar el problema. Veamos, pues, qué tipos de dolores de espalda existen.

¿Qué clases de dolores de espalda existen?

El dolor de espalda puede clasificarse en distintos grupos atendiendo a parámetros tales como el origen de las molestias dolorosas, la zona de la espalda donde existe el problema y la naturaleza del dolor, entre otros. Nosotros hemos recogido los principales parámetros para ofrecer la clasificación más completa posible. Así pues, vamos a ver las particularidades clínicas de las distintas clases de dolor de espalda.

1. Dolor de espalda agudo

El dolor de espalda agudo es aquel en el que la sintomatología dolorosa es autolimitante y desaparece por sí sola en menos de seis semanas. Es decir, el dolor de espalda no se prolonga más de un mes y medio.

dolor-espalda-agudo

2. Dolor de espalda subagudo

El dolor de espalda subagudo es aquel en el que la sintomatología dolorosa dura entre seis semanas y 3 meses. Es un problema de mayor duración que la aguda pero no llega a considerarse una situación crónica.

3. Dolor de espalda recurrente

Por dolor de espalda recurrente entendemos aquella situación en la que van apareciendo sucesivos episodios agudos de sintomatología separados por periodos sin sintomatología. Aproximadamente cada 3 meses, aparece un cuadro clínico de dolor.

4. Dolor de espalda crónico

El dolor de espalda crónico es aquel en el que la sintomatología se prolonga más de 3 meses. En ese momento, se considera que el dolor se ha cronificado y es importante, especialmente si la sintomatología es severa, que se apliquen pautas de tratamiento.

5. Dolor de espalda cervical

Por dolor cervical entendemos aquel que se experimenta en la parte más alta de la espalda, conformando así un cuadro clínico que se conoce como cervicalgia. La principal causa detrás de esto es la tortícolis, una lesión en la que, debido a una prolongada contracción muscular de la región cervical, se experimentan problemas, incapacidad y dolor para mover el cuello. Es el dolor de espalda en la región cervical de la columna, compuesta por 7 vértebras, desde la C-1 hasta la C-7.

dolor-espalda-cervical

6. Dolor de espalda torácico

Por dolor de espalda torácico entendemos aquel que se experimenta en la parte media de la espalda, es decir, en la mitad de la misma. Es aquel que afecta a la región dorsal, compuesta por 12 vértebras de mayor tamaño que se prolonga por toda la zona torácica de la espalda, desde la D-1 hasta la D-12.

7. Dolor de espalda lumbar

Por dolor de espalda lumbar entendemos aquel que se experimenta en la parte baja de la espalda. Es aquel que afecta a la región lumbar, como su propio nombre indica, que nace después de la zona de las costillas y que se prolonga desde la zona inferior de la espalda hasta la región sacra, estando compuesta por 5 vértebras, desde la L-1 hasta la L-5. Debido a todo el peso que deben soportar, es la región que más problemas (incluida la lumbalgia, la causa más común de dolor de espalda) suele experimentar.

8. Dolor de espalda mecánico

El dolor de espalda mecánico es aquel que aparece como consecuencia de malas posturas, malos gestos o por estar en una misma posición un tiempo demasiado prolongado.

9. Dolor de espalda reumatológico

El dolor de espalda reumatológico es aquel que, estando muy ligado al envejecimiento, emerge como consecuencia de un trastorno reumático, es decir, una patología que afecta a los huesos, músculos, tendones, ligamentos o articulaciones. La artrosis de columna vertebral es una de las causas más comunes.

10. Dolor de espalda degenerativo

El dolor de espalda degenerativo es aquel que emerge como consecuencia de trastornos musculoesqueléticos no asociados a patología, sino a un envejecimiento de mala calidad debido a la adopción, a lo largo de la vida, de hábitos poco saludables para el sistema locomotor, como puede ser un exceso de esfuerzo físico en el trabajo o precisamente una vida sedentaria.

dolor-espalda-degenerativo

11. Dolor de espalda traumático

El dolor de espalda traumático es aquel que emerge como consecuencia de un daño físico en alguna de las estructuras musculoesqueléticas tras una lesión orgánica, un golpe fuerte, una caída, un impacto severo, un accidente o, en definitiva, cualquier traumatismo.

12. Dolor de espalda somático

El dolor de espalda somático es aquel que emerge sin que haya ningún daño orgánico en la región, sino como una somatización del malestar emocional. Así, especialmente el estrés o la ansiedad pueden provocar, como consecuencia de una expresión física del malestar psicológico, síntomas de dolor de espalda sin que haya una justificación anatómica del mismo.

13. Dolor de espalda fisiológico

El dolor de espalda fisiológico es aquel que emerge como consecuencia de cambios no patológicos en el cuerpo. Así, la menstruación, la menopausia, el embarazo o el propio crecimiento del cuerpo durante la pubertad pueden provocar dolores de espalda sin que haya malestar físico ni emocional.

14. Dolor de espalda secundario

El dolor de espalda secundario es aquel que emerge como consecuencia de un trastorno fisiológico no relacionado ni con el sistema musculoesquelético ni con el malestar psicológico. Así, patologías cardiovasculares o respiratorias pueden tener, como síntoma secundario, dolores de espalda sin que haya una lesión directa en la misma.

15. Dolor de espalda inflamatorio

El dolor de espalda inflamatorio es aquel que, acompañando a este malestar doloroso, aparece una inflamación que, si bien suele reducirse con la actividad física, no cede durante el reposo y muchas veces ni siquiera durmiendo. Puede limitar la calidad de vida y tiene, en la artritis, un trastorno generalmente autoinmune, una de sus principales causas.

dolor-espalda-inflamatorio

16. Dolor de espalda neuropático

El dolor de espalda neuropático es aquel que emerge como consecuencia de daños fisiológicos en los nervios que discurren por la espalda. Así, irritaciones o compresiones de las fibras nerviosas por distintas causas pueden desencadenar sensaciones dolorosas sin que haya daños en el sistema locomotor como tal.

17. Dolor de espalda contractural

El dolor de espalda contractural es aquel que emerge como consecuencia de una contractura muscular en alguna región de dicha espalda. Así, está asociada a una dolorosa, persistente e involuntaria contracción de las fibras musculares que hace que el músculo afectado esté en constante tensión. El 90% de las veces se deben a malas posturas y tienden a desaparecer en 5-10 días por sí solas y sin mayores complicaciones.

18. Dolor de espalda por lumbalgia

El dolor de espalda por lumbalgia es aquel que emerge como síntoma de un cuadro de dicha patología, que consiste en aquella lesión en la que los músculos de la espalda sufren daños morfológicos que se traducen en dolor pero sin afectación al sistema nervioso.

19. Dolor de espalda por ciática

El dolor de espalda por ciática es aquel que emerge como síntoma de un cuadro de dicha patología, que consiste en una compresión del nervio ciático, aquel que va desde la parte inferior de la espalda hasta abajo de cada pierna. Normalmente se recurre a la medicación para aliviar la sintomatología de este trastorno que suele deberse a causas congénitas que provocan un estrechamiento de este nervio.

20. Dolor de espalda por hernia discal

El dolor de espalda por hernia discal es aquel en el que la sintomatología dolorosa aparece como consecuencia de una lesión que hace que el disco intervertebral (un cartílago que dota de movilidad a la columna ubicándose entre vértebras y actuando como ligamentos) de una vértebra se rompa, pinzando los nervios.

dolor-espalda-hernia
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies