Prevención del Suicidio en Adolescentes: ¿qué deben saber los padres?

El suicidio es un problema de gran envergadura que afecta a nuestra sociedad actual. Los adolescentes constituyen un importante grupo de riesgo, por lo que sus padres y otras personas del entorno deben saber cómo responder.

prevencion-suicidio-adolescentes

Se conoce como suicidio al acto por el cual una persona se provoca la muerte de manera intencional, como consecuencia de un enorme sufrimiento psicológico que puede resultar de múltiples circunstancias vitales.

Alrededor del suicidio existe un enorme tabú, pues vivimos en una sociedad empeñada en esconder el sufrimiento detrás de una careta de permanente felicidad. Hemos desarrollado una tolerancia cero ante las emociones negativas, pues tradicionalmente se ha transmitido el mensaje de que los estados emocionales de este tipo deben ser reprimidos. De esta forma, reacciones tan naturales como enfadarse o llorar se consideran actos inadecuados que hay que corregir.

Adolescentes, salud mental y muerte

La llegada de las redes sociales no ha hecho más que acentuar esta dictadura de la felicidad, ya que las apariencias han cobrado un valor mucho mayor que las vivencias reales. Así, se ha desarrollado una perversa competición en la que se busca demostrar quién disfruta de la vida más idílica.

La cultura de la felicidad en la que vivimos nos impide aprender a gestionar nuestras propias emociones. La dicotomía entre emociones positivas y negativas en sí misma es absurda, pues todas y cada una de nuestras emociones son necesarias y cumplen una función. Aunque algunos estados emocionales sean más agradables que otros, esto no justifica que respuestas como la rabia o la tristeza deban ser eliminadas.

En una sociedad como esta en la que no se tolera todo aquello alejado del placer, la euforia y la felicidad desbordante, no es sorprendente que un fenómeno tan grave y extendido como el suicidio no haya recibido la atención y recursos que merece. El hecho de que alguien se niegue a seguir viviendo es una realidad que rompe con los cimientos del mundo occidental actual, pues pone en peligro esas vidas ficticias repletas de felicidad y emoción que nos hemos creado.

No obstante, el suicidio ya había sido tapado en el pasado siglo, aunque en aquel entonces esto era debido al influjo de las creencias religiosas, que consideradaban este acto como algo contrario a la fe. En cualquier caso, el suicidio ha sido y es un asunto pendiente para la sociedad y afecta a muchas más personas de lo que se cree. Aunque, por desgracia, se trata de un problema presente en todas las franjas de edad, parece que la adolescencia es un momento de particular vulnerabilidad.

Las cifras son escalofriantes, hasta el punto que el suicidio se ha posicionado en España como la primera causa de muerte no natural entre los jóvenes. Por este motivo, en este artículo vamos a hablar acerca de la prevención del suicidio en adolescentes, haciendo especial hincapié en el papel de los padres.

suicidio-adolescentes

Mitos acerca del suicidio

Como venimos comentando, el suicidio es aún una cuestión pendiente para la sociedad actual. Debido al tabú en torno a él y el estigma que rodea a quienes han experimentado ideas o intentos suicidas, la información veraz acerca de este fenómeno es escasa. Por ello, son muchos los mitos acerca del suicidio que circulan entre la población. Esto puede tener grandes repercusiones en la manera de actuar ante posibles situaciones de riesgo, por lo que es esencial desmentirlos.

1. El adolescente que se quiere matar no lo dice

Está muy extendida la idea de que aquellas personas que desean quitarse la vida lo hacen sin haber compartido sus intenciones con nadie más. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La mayoría de adolescentes que se suicidan habían planteado a personas de su entorno sus ideas o planes suicidas en los días previos. Es por ello que resulta importante no descuidar esas pequeñas señales, ya que pueden suponer la pista definitiva para prevenir que un joven se quite la vida.

2. Preguntar a un adolescente acerca del suicidio puede incitarle a cometerlo

Este mito es otro de los más comunes, aunque es totalmente falso. La creencia de que hablar sobre el suicidio contribuye a un “efecto llamada” que incita a las personas a quitarse la vida no tiene ningún fundamento. Más bien, esta idea contribuye a aumentar el tabú en torno a esta cuestión. En realidad, se conoce que hablar sobre el suicidio y preguntar a los adolescentes sobre si tienen ideas suicidas es de gran ayuda para aquellos que, efectivamente, sí las tienen.

En caso de que nunca hayan pensado en suicidarse, preguntar no llevará en ningún caso a que se hagan daño. Hablar de manera abierta y natural sobre esta posibilidad puede ser el salvavidas de muchos jóvenes que se encuentran al límite y, además, se sienten avergonzados de tener este tipo de pensamientos.

3. Los adolescentes que se suicidan tienen una enfermedad mental

Siempre se ha creído que el suicidio es algo exclusivo de aquellas personas que sufren algún trastorno mental. Sin embargo, esto no es exactamente así. Aunque padecer una enfermedad mental es un factor de riesgo para la conducta suicida, lo cierto es que el suicidio también es posible en aquellos adolescentes sin problemas mentales.

Muchas veces, el suicidio aparece como respuesta ante una situación que genera una enorme desesperanza, pues no se ve otra salida posible al malestar que no sea la muerte. En otras palabras, los adolescentes no desean morir, sino dejar de sufrir.

4. Los adolescentes que se intentan suicidar sólo quieren llamar la atención de los adultos

De nuevo, esta creencia tan común es errónea tal y como se difunde. Un intento de suicidio no es una simple llamada de atención, pero si todo un grito de auxilio fruto de la desesperación. Quienes tratan de quitarse la vida lo hacen porque realmente están sufriendo y necesitan ayuda. Por ello, banalizar esto implica no atender una dolorosa realidad.

5. El suicidio de un adolescente no se puede prevenir

Siempre se ha creído que el suicidio es un acontecimiento inevitable. Sin embargo, esto no es en absoluto así. Afortunadamente, el suicidio es prevenible, y en esa tarea de prevención el entorno del adolescente juega un papel esencial. La familia, los profesores, los iguales… deben perder el miedo a hablar abiertamente del suicidio y comenzar a tomar medidas ante la más mínima sospecha.

prevenir-suicidio-adolescente

Factores de riesgo de suicidio en adolescentes

Existen algunos factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de que un adolescente decida suicidarse.

  • Una pérdida reciente: Cuando fallece una persona cercana o una mascota a la que el adolescente se encontraba muy vinculado, es posible que aparezcan ideas suicidas. Además de la muerte, también se consideran pérdidas eventos tales como el divorcio de los padres, la pérdida del empleo por parte de un progenitor o un deshaucio, por ejemplo.

  • Un trastorno psiquiátrico: problemas psicológicos como la depresión, el trauma o una fase de estrés agudo pueden acrecentar el riesgo de suicidio.

  • Intentos previos de suicidio: La existencia de intentos anteriores es uno de los factores de riesgo con mayor poder predictivo.

  • Consumo de alcohol y otras sustancias: El abuso del alcohol y otras drogas también puede aumentar el riesgo de suicidio en los adolescentes.

  • Dificultades relacionadas con la orientación sexual: Aquellos adolescentes que se encuentran en entornos donde su orientación sexual no es respetada pueden sentirse profundamente solos y devastados a nivel emocional, incrementando el riesgo de suicidio.

  • Historia familiar: Los adolescentes en cuyas familias han existido antecedentes de suicidio así como de violencia doméstica, abusos o negligencia infantil, poseen un riesgo significativamente mayor que el resto de suicidarse.

  • Falta de apoyo social: Los adolescentes que no se sienten arropados por su entorno, ya sea la familia o los iguales, tienden a encontrarse solos y aislados, lo que dispara la probabilidad de que las ideas e intentos suicidas aparezcan.

adolescente-suicidio

Cómo prevenir el suicidio

Existen algunas pautas de ayuda para aquellos padres de adolescentes que sospechen que su hijo se se encuentra en riesgo de cometer suicidio. Observa con atención los cambios en el estado anímico de tu hijo. Analiza si se encuentra más triste y apagado, si ya no habla ni se muestra comunicativo, si ha dejado de interactuar con otros adolescentes o si ha abandonado actividades que anteriormente le resultaban gratificantes.

Hazle saber que estás ahí. Si tu hijo muestra un comportamiento preocupante, encuentra un momento y lugar tranquilos para transmitirle tu preocupación. Indícale que pase lo que pase tú estarás ahí para escucharle si quiere contarte cualquier cosa. No juzgues sus preocupaciones y muéstrale tu comprensión.

Presta atención a posibles comentarios que puedan indicar que algo no va bien. Por ejemplo: “quiero dormirme y no despertarme más”, “quiero desaparecer”, “si yo desaparezco no pasaría nada”, etc. No minimices estos mensajes y dales la importancia que merecen. Indícale que estás ahí para ayudarle y que tú le apoyarás para superar estos momentos duros.

Procura realizar actividades gratificantes junto a tu hijo. Es importante tener espacios conjuntos de desahogo en el que podáis disfrutar y desconectar. Anímale a hacer esas cosas que sabes que a él le gustan y le hacen sentir bien. No dejes a tu hijo solo durante largos períodos de tiempo. En su lugar, trata de estar siempre cerca de él sin atosigar.

Retira de casa todos los objetos peligrosos que puedan servir como medio para que se haga daño: elementos cortantes (tijeras, cúter, sacapuntas…), medicamentos, etc. Acude a un profesional de salud mental. En caso de que los deseos de quitarse la vida sean muy fuertes en un momento dado o que tu hijo afirme no poder controlarlos, no dudes en llamar al teléfono de emergencias (112).

adolescencia-prevenir-suicidio
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies