¿Por qué se pelean las parejas? Las 6 principales razones por las que discuten las parejas

A pesar de que el mito del amor romántico nos ha vendido una imagen idealizada de las relaciones, las discusiones son una parte normal en la pareja y pueden aparecer de vez en cuando ante diversas situaciones cotidianas.

razones-por-las-que-discuten-parejas

En la sociedad moderna de la actualidad se ha construido un modelo del amor que nos hace comprender las relaciones románticas de una forma distorsionada. Este se conoce como el mito del amor romántico, cuya premisa central es que el amor implica un vínculo monogámico con otra persona que se mantiene estable e inquebrantable ante el tiempo y las adversidades.

Más concretamente, este concepto de lo que es amar lleva a suponer que la conexión con la otra persona debe ser espontánea, natural, perfecta, sin momentos de crisis y cambios ni desacuerdos de por medio. Así, la dinámica de la pareja debe llevar a los miembros a fundirse como una unidad indivisible, de forma que las necesidades individuales de cada uno quedan en un segundo plano. Así, se entiende que el enamoramiento implica necesariamente que las dos personas conecten y coincidan en absolutamente todo.

El mito del amor romántico

Aunque esta forma de concebir el amor está más que extendida, lo cierto es que no está en absoluto ajustada a la realidad. Este conjunto de creencias resultan, de hecho, perjudiciales, pues llevan a mantener unas expectativas imposibles de cumplir en las relaciones de pareja.

Aunque enamorarse no requiere un esfuerzo y es un proceso espontáneo, mantener una relación de pareja es algo que va mucho más allá de esos primeros momentos idílicos en los que aparecen las mariposas en el estómago. Forjar un vínculo estable con un compañero sentimental supone trabajar aspectos como la comunicación, la resolución de conflictos o la gestión de las emociones, entre otras muchas cosas.

Uno de los asuntos que más preocupan en las relaciones tiene que ver con las discusiones. Lo cierto es que, a diferencia de lo que se nos ha hecho creer desde el mito del amor romántico, las diferencias y los roces en ciertos momentos forman parte de la dinámica normal de una pareja. Discutir no siempre implica que algo vaya mal en la relación, sino que puede ser parte del ajuste entre dos personas enamoradas. En este artículo vamos a comentar algunos de los motivos más comunes por los que pueden surgir conflictos en una relación.

¿Es malo discutir con la pareja?

Lo cierto es que en Psicología nada es blanco o negro, pues todo depende de infinidad de matices. Por supuesto, las discusiones en la pareja no van a ser la excepción. Si bien es cierto que los roces en una relación romántica son normales, es evidente que discutir permanentemente es un indicador de que algo falla en la pareja.

Lo cierto es que todo depende no sólo de la frecuencia, sino también del motivo que ha impulsado el conflicto y la forma en la que dos personas discuten. No es lo mismo transmitir a nuestro pareja que algo nos ha molestado de forma asertiva que hacerlo con gritos e insultos, por ejemplo. Así, es fundamental que no confundamos las discusiones con la violencia psicológica y otros fenómenos que nada tienen que ver con las relaciones saludables.

Todas las parejas atraviesan distintas fases en su relación. Al comienzo, todas experimentan un período idílico, en el que la otra persona es percibida como alguien carente de defectos que roza la perfección. En este momento, la ilusión del comienzo es tan intensa que no hay cabida para las discusiones, pues se ensalza lo positivo del otro y se minimiza lo negativo. Además, aún no se conoce del todo a la pareja, por lo que muchos detalles de su persona pueden quedar en un segundo plano al principio.

Solo cuando esta primera etapa de enamoramiento se ha superado, es cuando los dos miembros de la pareja comienzan realmente a conocerse mutuamente. En este momento es normal que aparezcan algunas discusiones, pues ambos deben ajustarse a los defectos del otro y llegar a puntos de acuerdo sin renunciar a las necesidades y deseos individuales. Las discusiones constituyen un problema cuando la fase de ajuste nunca llega a resolverse, de forma que a pesar del paso del tiempo siguen existiendo roces y diferencias continuos.

discusiones-pareja

Los principales motivos por los que discuten las parejas.

A continuación, vamos a comentar algunas de las principales razones por las que pueden aparecer discusiones en la pareja.

1. Gestión del tiempo libre

Todos deseamos que llegue el fin de semana para poder tomarnos un descanso y desconectar del estrés y las obligaciones del trabajo. Cuando nos encontramos solteros, tenemos total libertad para organizar nuestro tiempo de ocio como nos plazca, sin pedir opinión a otras personas. Sin embargo, cuando nos encontramos en pareja esto cambia totalmente.

Cuidar el tiempo libre que se tiene con el compañero sentimental es esencial, pues es una de las claves para que la ilusión y las ganas no se apaguen por una rutina demasiado plana. Aunque se entiende que dos personas enamoradas comparten una misma idea de cómo debe emplearse el tiempo de ocio, esto no siempre es así.

Los miembros de una pareja pueden tener intereses diferentes y desear hacer un plan distinto al que prefiere el otro. Añadido a esto, hay personas que necesitan disfrutar de un mayor tiempo en soledad que otras, por lo que en una pareja uno puede requerir mayor independencia que el otro, algo que puede dar lugar a conflictos.

2. Tareas domésticas y convivencia

La convivencia es toda una prueba de fuego para una pareja, ya que compartir el día a día contribuye a que se formen roces con mucha mayor facilidad. Uno de los asuntos que más disputas genera tiene que ver con las tareas domésticas. En este sentido, no todo el mundo tiene la misma concepción de cómo debe mantenerse un hogar. Además, todos tenemos manías y formas de gestionar la casa distintas, lo que nos obliga a negociar y buscar un punto de consenso cuando estamos en pareja. Muchas personas pueden llegar a estar enamoradas y, sin embargo, tener una convivencia muy difícil debido a esta cuestión.

por-que-discuten-parejas

3. Espacio personal

No todo el mundo tiene las mismas necesidades en lo que refiere a la compañía de los otros. Hay quienes disfrutan y necesitan la soledad prácticamente a diario, mientras que otros prefieren estar en la medida de lo posible acompañados. Cuando dos personas con necesidades opuestas forman una pareja, esto puede dar lugar a discusiones y confrontaciones continuas.

Esto puede hacerse notable no sólo en la forma en la que se gestiona el tiempo libre, sino también en el ámbito sexual y de la intimidad. Por ejemplo, una persona dependiente esperará que su pareja comparta todo con ella, mientras que alguien independiente preferirá guardarse ciertos detalles o aspectos de su persona. Este choque de expectativas puede ser todo un desafío en una relación, pues uno de los dos puede sentirse sobrepasado o, por el contrario, puede percibir que la otra persona no le llena como espera.

4. Economía

Aunque el dinero y el amor parecen asuntos sin ningún tipo de relación, lo cierto es que en el mundo de la pareja estos comienzan a tener bastante que ver. Compartir la vida con una persona también requiere compartir ciertos gastos o tomar decisiones económicas conjuntas, y es en este punto donde dos personas pueden tener opiniones opuestas.

Esto se complica en aquellas parejas que han contraído matrimonio con régimen de gananciales, pues las posesiones y la economía individuales pasan a ser conjuntas. Es por ello que los asuntos relacionados con el dinero pueden suponer un gran problema para algunas parejas si se tienen puntos de vista distintos respecto a cómo se debe gestionar la economía familiar.

5. Familia política

Cuando elegimos a una persona como pareja lo hacemos porque esta nos hace sentir bien, encaja con nosotros y nos llena. Sin embargo, es posible que su familia no sea tan maravillosa como ella, y esto puede ocasionar bastantes roces en la relación. Las relaciones con la familia política van cogiendo un peso mayor a medida que una pareja se estabiliza, y es entonces cuando pueden comenzar a surgir roces con suegros, cuñados, etc.

Saber gestionar esta situación no es fácil, pues el miembro de la relación puede sentirse presionado por su propia familia por un lado y por su pareja por otro. En algunos casos ocurre que la familia política es demasiado invasiva o tiene opiniones diferentes respecto a asuntos importantes que rodean a la relación, por lo que en este punto será crucial saber establecer límites firmes.

6. Inseguridad

Cuando uno de los miembros de la pareja es muy inseguro, es posible que esto ocasione problemas en el curso de la relación. Esta inseguridad puede provocar, entre otras cosas, celos y comportamientos tóxicos. Así, quien adopta esta actitud puede volverse posesivo e impedir a su compañero sentimental desarrollarse individualmente al margen de la relación. Esta situación debe ser abordada, pues las conductas de control y los celos no son en ningún caso una señal de amor. Por el contrario, son la muestra de que algo no está bien.

discusion-pareja

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de los motivos más comunes por los cuales pueden aparecer discusiones en una pareja. Hemos crecido en una sociedad que ha forjado una idea de amor romántico que no se ajusta a la realidad. Asumir ciertos mitos sobre el amor nos lleva a concebir las discusiones y las diferencias en la pareja como algo que nunca debe suceder.

Sin embargo, los roces son en cierta medida normales. El amor en una pareja estable requiere esfuerzo e implicación, pues a diferencia de lo que se cree, no es un sentimiento incondicional ante la adversidad. Por ello, es importante comprender que situaciones cotidianas pueden generar discrepancias en nuestra relación, siempre y cuando estas no se conviertan en una dinámica continua en la pareja.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies