¿Qué es el Síndrome del Príncipe Azul? Definición y sus 8 características

El síndrome del príncipe azul consiste en una serie de creencias relacionadas con la búsqueda de una supuesta pareja ideal, que lleva a algunas personas a asumir que su compañero sentimental debe alcanzar la absoluta perfección

sindrome-principe-azul

Buscar pareja y, además, lograr mantenerla no es una tarea sencilla. Para mantener viva una relación estable es necesario entrenar las habilidades de comunicación y la empatía, cultivar la paciencia y, sobre todo, ser flexibles.

Por supuesto, nadie es perfecto y en el plano romántico esto se hace más evidente que nunca. Los defectos y manías salen a relucir en la intimidad y por ello los miembros de una pareja deben trabajar para amoldarse a pesar de sus diferencias, siempre y cuando realmente quieran y deseen compartir sus vidas.

En este sentido, hay algunas personas que parecen ser más rígidas de lo normal en sus relaciones, con una tendencia a depositar en el otro expectativas desajustadas y alejadas de la realidad. Así, esperan que su pareja sea prácticamente perfecta, lo que indudablemente impide que se puedan formar relaciones estables y saludables.

Si bien desear encontrar pareja no es en absoluto negativo, esto puede constituir un problema cuando conseguir un compañero sentimental se torna en una obsesión que impide disfrutar la vida y merma la salud mental. Las personas que aspiran a encontrar un amor idealizado que resuelva todos sus problemas pueden caer en lo que se conoce como el Síndrome del Príncipe Azul.

Este problema psicológico lleva a quienes lo sufren a buscar en potenciales parejas un conjunto de cualidades que rozan la perfección, lo que puede resultar tóxico y dañino para la propia persona y para sus parejas. En este artículo vamos a describir qué es el Síndrome del Príncipe Azul y qué señales nos indican que alguien lo está experimentando.

¿Qué es el Síndrome del Príncipe Azul?

El síndrome del príncipe azul consiste en una serie de creencias relacionadas con la búsqueda y existencia de una supuesta pareja ideal. Las personas que experimentan este fenómeno tienden a asumir que su pareja debe alcanzar la absoluta perfección, pues en ella creen que podrán hallar la clave para resolver sus problemas vitales.

Esto hace que, cuando se encuentran solteras, estas personas busquen desesperadamente a esa persona especial y única, aunque al conocer a gente enseguida se desencantan al encontrar siempre defectos inadmisibles en los demás. Sobra decir que la perfección no existe y que es inviable encontrar a un compañero sentimental que nos agrade en absolutamente todo.

Los defectos y diferencias son, precisamente, lo que nos hace humanos, por lo que las relaciones sentimentales de verdad nada tienen que ver con esta visión idealizada de lo que una persona debería ser. Así, la característica central de este síndrome es la idealización, que nace como resultado de la inseguridad e insatisfacción que la persona tiene respecto a sí misma. Esto lleva a que el amor sea vivido de manera tóxica y perjudicial, impidiendo que las relaciones de pareja puedan sostenerse en el tiempo.

El síndrome del príncipe azul afecta tanto a hombres como mujeres, aunque es cierto que tiende a ser más habitual en la población femenina. Se estima que alrededor de 6 de cada 10 mujeres pueden llegar a interiorizar creencias relacionadas con este fenómeno, especialmente en las edades a partir de los treinta años.

Por supuesto, esta realidad está notablemente influida por la cultura, la difusión del mito del amor romántico y la creencia de que existe una supuesta media naranja. Todo ello lleva a que muchas personas asuman que deben encontrar a ese hombre o mujer ideal que les colmará de felicidad, una visión totalmente distorsionada de lo que realmente es el amor.

que-es-sindrome-principe-azul

Características del Síndrome del Príncipe Azul

Ahora que ya hemos definido de forma general qué es el Síndrome del Príncipe Azul, vamos a comentar algunas de sus características definitorias:

1. Relaciones efímeras

Las personas con este problema psicológico suelen ser extremadamente inflexibles y exigentes con sus parejas. Así, cuando comienzan a conocer a alguien en mayor profundidad enseguida localizan defectos que no son capaces de tolerar. Esto hace que pronto se desilusionen con la relación y decidan ponerle fin. En algunos casos puede ser la pareja la que opta por poner punto y final, ya que puede sentirse presionada por las elevadas expectativas que su compañero sentimental deposita en ella.

2. Exigencia

Las personas que experimentan este fenómeno suelen tener unos estándares de exigencia prácticamente inalcanzables, tanto cuando se encuentran buscando pareja como cuando ya poseen una relación.

Buscan de manera obsesiva la perfección en sus compañeros sentimentales, de forma que no admiten los defectos o diferencias más superficiales. Añadido a esto, consideran que su opinión y forma de ver la vida es la única válida, por lo que cualquier discrepancia con el otro en este sentido es percibida como inaceptable.

3. Autosabotaje

Quienes sufren este curioso síndrome tienden a llevar a cabo una curiosa estrategia de autosabotaje. Si bien manifiestan un aparente deseo casi obsesivo de encontrar pareja, no dejan de entorpecer el alcanzar esta meta con sus exigencias inalcanzables. De alguna manera, la propia persona se impide a sí misma disfrutar de una relación sentimental al imponer barreras difíciles de sortear.

caracteristicas-sindrome-principe-azul

4. Sesgo de confirmación

Cuando alguien tiene este tipo de idealizaciones respecto al amor y la pareja, es habitual que muestre una tendencia casi obsesiva que le lleva a identificar enseguida los rasgos negativos en otras personas. Se trata continuamente de encontrar el fallo, ese “algo” que indica que esa persona no es la indicada. Esta búsqueda orientada exclusivamente a confirmar lo que pensamos se conoce en psicología como sesgo de confirmación y es una de las características más típicas de este síndrome.

5. Valoración negativa del sexo que genera atracción

Las personas que sufren este síndrome tienden a mantener una creencia errónea que se basa en el resentimiento hacia el sexo por el que se sienten atraídos. Así, si una mujer heterosexual sufre una infidelidad o desengaño de su pareja masculina, puede asumir que todos los hombres son nocivos, desleales, imperfectos y no válidos para forjar una relación. Por tanto, se establece una generalización que impide a la persona abrirse a nuevas relaciones.

6. Vuelta a los referentes primarios

Las personas que experimentan este fenómeno tienden a adoptar una visión infantil de lo que es ideal y lo que no. Los padres y madres pasan a ser el referente máximo de perfección, por lo que se busca incansablemente a una persona que se asemeje a ese patrón. Lo cierto es que todos idealizamos en la infancia a nuestros progenitores, pues estos son el primer referente que conocemos en nuestra vida.

Los percibimos desde una visión inocente que nos hace verlos de manera perfecta, una percepción que suele ajustarse a medida que maduramos. Sin embargo, estas personas suelen preservar esa visión de sus padres propia de la infancia, y por ello persiguen repetir ese perfil idealizado en sus relaciones sentimentales. Esto se traduce en unas expectativas demasiado elevadas para la pareja, pues se espera que esta se involucre al nivel en que nuestros padres lo hacían con nosotros en la niñez.

7. Amores platónicos

Este curioso síndrome lleva a las personas que lo experimentan a desarrollar una particular tendencia a sentirse atraídas por amores de tipo platónico. Personas ya comprometidas, que viven lejos o que son inaccesibles.

Dado que no tienen la oportunidad de mantener una interacción real con ellas que de pie a detectar “defectos”, se forma una atracción basada en la idealización. Al no poder llegar a establecer una relación real con la persona deseada, el individuo puede sentirse continuamente angustiado o frustrado, una situación paradójica que produce enorme sufrimiento.

8. Soledad

Este fenómeno da pie a que las personas se muestren reacias a conocer gente y formar nuevas relaciones con los demás. Por ello, se puede producir un aislamiento como consecuencia de las continuas decepciones que se experimentan en las interacciones reales con el mundo. Esto puede generar un doloroso sentimiento de soledad y un profundo malestar psicológico, pues todos necesitamos de los demás para sentirnos bien.

soledad-principe-azul

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca del Síndrome del Príncipe Azul, un fenómeno psicológico por el cual algunas personas depositan expectativas desajustadas de la realidad en sus parejas o potenciales parejas. Se espera del compañero sentimental una perfección desmedida, una total ausencia de defectos o diferencias.

Esto impide a la persona establecer relaciones sentimentales saludables y estables, pues pronto detecta defectos que son considerados como inadmisibles. Aunque este problema puede darse en ambos sexos, es especialmente común en las mujeres, sobre todo en edades a partir de los 30 años. El desarrollo de esta problemática está profundamente influido por la cultura y los mitos del amor romántico que nos hacen creer en la existencia de una supuesta media naranja.

Esperar que otra persona resuelva todos nuestros problemas vitales es una idea tóxica que impide vivir el amor de una manera realista y saludable. Por ello, el síndrome del príncipe azul puede ser especialmente tóxico tanto para la propia persona afectada como para su entorno. En los casos más severos las continuas decepciones sentimentales pueden conducir al aislamiento social y un sentimiento acusado de soledad y desesperanza respecto al amor y las relaciones. En cierto modo, la persona lleva a cabo una estrategia de autosabotaje por la cual se impide a sí misma disfrutar de las relaciones de pareja y del amor.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies