¿Cuáles son las 23 claves médicas para aumentar la esperanza de vida?

Está en nuestras manos, a través de la aplicación de hábitos saludables de vida, incrementar nuestra esperanza de vida día a día. Veamos cómo podemos conseguir vivir más y mejor.
Claves médicas aumentar esperanza vida

No es ninguna sorpresa decir que el mundo es un lugar increíblemente desigual. Y la esperanza de vida, es decir, los años que, de media, viven los habitantes de una región concreta, es la muestra más evidente de esta desigualdad sanitaria, económica, política y social que está vigente en el globo.

Japón es el país con la esperanza de vida más alta. Los japoneses viven, de media, 84 años. Y en el polo opuesto tenemos a Lesoto, un pequeño país africano que, por desgracia, ostenta el título de ser el país con la esperanza de vida más baja. Sus habitantes viven, de media, 53 años. Esto nos hace ver que, por el simple hecho de nacer en un lugar u otro, nuestra vida puede ser 30 años más larga o más corta.

Pero, ya a nivel individual, ¿qué podemos hacer para incrementar nuestra esperanza de vida? Está claro que el deseo de todos y cada uno de nosotros es vivir cuantos más años mejor, siempre y cuando estos años sean de calidad. Y, evidentemente, hay una serie de claves médicas que pueden ayudarnos a conseguirlo.

En el artículo de hoy te ofrecemos, de la mano de las publicaciones científicas de las revistas más prestigiosas, las claves para incrementar nuestra esperanza de vida. Te daremos una serie de consejos de muy fácil aplicación en tu día a día para que, a través de estos sencillos hábitos saludables, logres vivir más y mejor. Vamos allá.

¿Qué hábitos saludables me ayudarán a incrementar mi esperanza de vida?

Antes de empezar, debemos recalcar que, en lo que salud se refiere, no hay magia que valga. No hay trucos infalibles que te harán vivir más y mejor. Siempre hay una parte que está en nuestras manos (que es la que veremos hoy), pero luego también hay una porción muy importante que no depende nosotros, como por ejemplo la genética o el contexto social, político, económico, sanitario y geográfico en el que nos encontramos. Habiendo dejado claro esto, empecemos. El orden de los consejos es totalmente arbitrario. Todos ellos son igual de importantes y deben aplicarse conjuntamente para maximizar nuestra vitalidad y salud.

1. Vacúnate

Vacunarse es imprescindible si queremos aumentar la esperanza de vida no solo de nosotros mismos, sino del resto de la población. Las vacunas son totalmente seguras y son nuestra única forma de protección ante el ataque de patógenos que nos pueden dejar secuelas que arrastraremos de por vida e incluso que pueden ser potencialmente mortales. Por ello, es imprescindible respetar el calendario de vacunación.

Vacúnate

2. No fumes

El tabaco contiene más de 7.000 sustancias químicas distintas, de las cuales al menos 250 son tóxicas. Y de ellas, unas 69 son cancerígenas. No es de extrañar, pues, que un fumador viva, de media, 13 años menos que una persona no fumadora. Por ello, si queremos incrementar nuestra esperanza de vida, el tabaco queda totalmente prohibido.

3. Evita el alcohol

El alcohol es responsable directo de 3 millones de muertes. Y es que, a pesar de ser una droga socialmente adaptada, su consumo excesivo abre la puerta a todo tipo de patologías físicas y mentales. Por ello, si queremos vivir más, hay que suprimir el alcohol o, como mínimo, reducir su consumo. Tomar entre 10 y 15 bebidas alcohólicas a la semana, puede suponer una reducción de la esperanza de vida de hasta dos años.

4. Realiza chequeos médicos

Los chequeos médicos, así como la inspección regular de nuestro propio cuerpo, es imprescindible para detectar de forma precoz enfermedades de todo tipo, incluido el cáncer u otras patologías graves. Un diagnóstico rápido puede marcar enormemente la diferencia en lo que a pronóstico del tratamiento se refiere.

5. Haz deporte con moderación

El sedentarismo reduce hasta 10 años la esperanza de vida. Y no es de extrañar, pues realizar actividad física es imprescindible para mantener un cuerpo y una mente sanas. Es muy importante que, si queremos vivir muchos años, incluyamos el deporte (con moderación) en nuestro estilo de vida.

Haz deporte

6. Duerme las horas necesarias

La esperanza de vida está también estrechamente ligada con nuestra salud del sueño. Por ello, es imprescindible adoptar hábitos de sueño saludables, logrando así dormir las horas necesarias y que estas sean de calidad. El insomnio puede acortar nuestra vida, así que ante su experimentación, es importante solicitar atención médica.

7. Vete a dormir y despiértate siempre a la misma hora

En relación con el punto anterior, es muy importante marcar unos horarios de sueño bien definidos. Irse a dormir y despertarse siempre a la misma hora (que no haya diferencias de varias horas entre los distintos días de la semana) es muy importante para ajustar nuestro reloj biológico, dormir mejor y, por lo tanto, aumentar nuestra esperanza de vida.

8. Huye del estrés

El estrés afecta enormemente a nuestra salud mental y, por lo tanto, también a nuestro bienestar físico. No es de extrañar, pues, que los problemas de estrés crónico y la ansiedad puedan acortar nuestra vida. Por ello, es importante trabajar para conseguir un estilo de vida que nos permita vivir relajados.

9. Sé feliz

Puede parecer un simple tópico, pero es totalmente cierto que la felicidad, entendida como la experimentación de emociones positivas, puede incrementar nuestra esperanza de vida. Una salud mental fuerte se traduce en una mejoría a nivel de todo el organismo. Por ello, es importante luchar por ser feliz.

10. Toma el sol

Tomar el sol es muy importante no solo porque incrementa nuestro bienestar emocional, sino porque permite la obtención de vitamina D, así como una correcta regulación de los niveles de melatonina que nos ayudará a conciliar mejor el sueño por la noche. Eso sí, tiene que ser con moderación y con protección.

11. Ventila tu casa todos los días

Pasamos más de 50 años de nuestra vida dentro de nuestra casa. Por ello, es evidente que mantener un hogar saludable es imprescindible para incrementar nuestra calidad de vida. Y de entre todos los consejos, uno de los más importantes es ventilar la casa unos 10 minutos cada día. De este modo, se eliminan tóxicos del aire, se expulsan gérmenes, se reduce el polvo, se regula la humedad, se rebaja la cantidad de gases nocivos, etc.

Ventila casa

12. Mantén estable la temperatura de tu hogar

Para prevenir todo tipo de enfermedades, es importante mantener estable la temperatura de nuestro hogar. A lo largo del año, la temperatura debería encontrarse entre los 17 °C y los 24 °C. Variaciones dentro de este rango incrementan el riesgo de desarrollar afecciones respiratorias potencialmente crónicas.

13. No te saltes comidas

La alimentación sana es uno de los pilares de un incremento de la esperanza de vida. Y uno de los consejos nutricionales más importantes es no saltarse comidas. Hacerlo, lo único que nos provoca es llegar con más hambre a la siguiente comida, comer más y, por lo tanto, tener tendencia al sobrepeso. Cada persona tiene suficiente con un número de comidas determinado. Encuentra el tuyo y mantenlo.

14. Come de todo

Las dietas que prohíben comer determinados alimentos no tienen por qué ser malas, pero lo que sí es cierto es que hay que vigilar mucho más los efectos en la salud. Es imprescindible que, si quieres gozar de una larga esperanza de vida, comas de todo. No solo te hará disponer de todos los nutrientes, sino que comer cosas que te gustan también te hará más feliz.

15. Lee las etiquetas de los alimentos

Un consejo muy importante. Leer las etiquetas de los alimentos nos permite seleccionar aquellos más nutritivos y menos dañinos que, a la larga, pueden ser beneficiosos para nuestra salud. Aquellos que indiquen que tienen altas cantidades de grasas saturadas, grasas trans y azúcares deberíamos tacharlos de nuestra lista.

16. Evita el sobrepeso

La obesidad no es solo un problema estético, sino una grave enfermedad. Teniendo en cuenta que está vinculada al desarrollo de todo tipo de patologías físicas y mentales, no es de extrañar que el sobrepeso se relacione directamente con una disminución de la esperanza de vida de entre 5 y 10 años. Si quieres vivir más y mejor, debes mantenerte en tu peso ideal.

17. Modera el azúcar

El azúcar es un hidrato de carbono que, en caso de no ser “quemado”, se convierte en grasa que se acumula en nuestros órganos. Su consumo excesivo, además, incrementa el riesgo de padecer trastornos metabólicos graves como la diabetes, una patología crónica que puede reducir la esperanza de vida en 12 años. Por ello, es importante que el azúcar no represente más del 10% de la ingesta calórica diaria.

Modera azúcar

18. Evita las cenas copiosas

Es muy importante evitar las cenas copiosas. Comer mucho por la noche no solo hace que sea más probable que almacenemos reservas de grasa (tendencia al sobrepeso), sino que nos cueste más dormir y que durmamos peor (afectación de la salud del sueño). Por ello, es importante cenar ligero y/o hacerlo unas dos horas antes de ir a la cama.

19. No pases hambre

Pasar hambre no solo es que no ayude a perder peso (porque cuando comamos, comeremos más), sino que puede afectar a nuestra salud física y emocional. Si quieres vivir más y mejor, come cuando tengas hambre. Mientras sean productos naturales y nutritivos, no pasa absolutamente nada. Cada persona tiene unos requerimiento calóricos propios.

20. Evita refrescos, bollería y ultraprocesados

Los refrescos, bollería industrial y comidas ultraprocesadas son fuentes de calorías vacías. Aportan grandes cantidades de azúcares y de grasas saturadas (e incluso trans) que no solo no aportan nada al organismo, sino que pueden dañarlo. Evidentemente, no pasa nada por darse caprichos, pero sí que es importante que estos productos no formen parte de tu día a día.

21. No excluyas ningún nutriente de tu dieta

Hidratos de carbono, proteínas y grasas (siempre que sean insaturadas) deben formar parte de tu alimentación. Todos ellos son absolutamente necesarios y prescindir de alguno de ellos no solo no sirve de nada, sino que puede abrir la puerta a problemas de salud potencialmente graves. Una alimentación rica y variada. Ese es el único secreto.

22. Planifica tus comidas

Uno de los peores hábitos alimenticios es improvisar cada día las comidas, pues esto nos induce a optar por los platos más sencillos que, desgraciadamente, suelen ser también los menos nutritivos. Para asegurarte de comer sano, es importante dedicar un tiempo un día a la semana a planificar los menús del resto de días.

23. Bebe mucha agua

Nuestro cuerpo es el resultado de la unión de 30 millones de millones de células. Y cada una de ellas es entre un 70% y un 80% agua. No hace falta decir la importancia de beber suficiente agua a lo largo del día. El agua es salud y, para vivir de forma saludable, tenemos que vivir diariamente entre 2 y 3 litros.

Bebe agua
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies